Arquitecta y nieta del fundador: Cecilia Puga es la nueva directora del Museo Chileno de Arte Precolombino

Cecilia Puga, arquitecta y nueva directora del Museo Chileno de Arte Precolombino.

Responsable de la recuperación del Palacio Pereira, la profesional asumió la dirección del espacio ubicado en calle Bandera y fundado por su abuelo, el arquitecto Sergio Larraín García-Moreno. Cecilia Puga sucede en el cargo a Carlos Aldunate, quien renunció ayer.



Poco se conoce de su vida familiar, pero sí de su destacada trayectoria como arquitecta y docente. Sin embargo, Cecilia Puga (1961) tuvo un vínculo importante con Sergio Larraín García-Moreno, Premio Nacional de Arquitectura y fundador del Museo Chileno de Arte Precolombino, quien fue su abuelo.

Ahora la arquitecta se conecta más de cerca con la obra que él comenzó en 1981 con la fundación del espacio de calle Bandera, y asume como nueva directora del museo. Cecilia Puga sucede a Carlos Aldunate, quien ayer presentó su renuncia luego de 39 años en el cargo. Desde 1999, Puga era parte del comité ejecutivo de la Fundación Familia Larraín Echenique, que canalizó las primeras donaciones a la colección.

Formada en la Universidad Católica y actual docente en la misma institución, Cecilia Puga ha participado de proyectos públicos y privados de distinta naturaleza. En 1995 junto a los arquitectos Teodoro Fernández y Smiljan Radic se adjudicaron el proyecto para el auditorio y biblioteca de la Facultad de Arquitectura de la UC en el campus Lo Contador. Entre sus trabajos en vivienda, destacan la Casa en Bahía Azul, en Los Vilos; la Casa en Marbella, en Puchuncaví, y la Casa de Campo en Los Ángeles.

Sin embargo, uno de sus obras de mayor envergadura fue la recuperación y restauración del Palacio Pereira, edificio neoclásico de 1873, que fue entregado en septiembre del año pasado. El proyecto liderado por Puga, en el que participaron los arquitectos Paula Velasco y Alberto Moletto, fue elegido ganador en 2011 a través concurso internacional del MOP para restaurar el inmueble y monumento nacional.

“No queríamos un edificio recreado en el siglo XXI, porque además había tenido varias intervenciones posteriores, entonces ¿A dónde vuelves? ¿A 1873, a 1906 o a 1909? Definimos que todo lo que quedó quedaría al final de nuestra obra y que eso mostraría cómo el edificio fue sobreviviendo. La idea es que se pudiesen identificar todas las intervenciones y que todo lo contemporáneo se haría en hormigón”, comentó Puga a La Tercera en 2019.

Aun con el temprano contacto que Cecilia Puga tuvo con la arquitectura gracias a su abuelo Sergio Larraín García-Moreno, primero estudió historia en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. La influencia de sus padres Bárbara Larraín y Gonzalo Puga, socióloga y economista espectivamente, la llevaron por otro camino.

“Por mis padres, las conversaciones siempre tuvieron como tema el mundo social, no la arquitectura”, comentó hace dos años en una entrevista con la Radio Usach. “Nos suspendieron el semestre por temas políticos”, recordó sobre aquella época. “Eran las primeras manifestaciones públicas y el Pedagógico tenía un control muy severo en ese sentido. Hacíamos manifestaciones que hoy parecerían un chiste, nos sentábamos en las escaleras sin decir nada”, añadió sobre esos años donde además fue dirigenta estudiantil.

Cecilia Puga llega a la dirección del Museo Chileno de Arte Precolombino en medio de la crisis que ha afectado a las instituciones culturales debido a la pandemia y tras el anuncio de una rebaja de un 8% para el presupuesto 2021.

Tras conocerse la salida de Carlos Aldunate y el nombramiento de Cecilia Puga, el mundo de la cultura ha tenido palabras de apoyo para ambos.

“Reconocimiento y gratitud a las notables 4 décadas de Carlos Aldunate a la cabeza del equipo del @precolombinocl y el mayor de los éxitos a la gran Cecilia Puga en esta hermosa tarea que emprende como nueva Directora”, escribió en Twitter el subsecretario de Patrimonio y consejero del museo, Emilio de la Cerda.

El arquitecto Fernando Pérez Oyarzún, director del Museo Nacional de Bellas Artes, también valora a Puga: “Cecilia es una arquitecta brillante, de inteligencia lúcida y capacidad ejecutiva. Tiene amplia experiencia académica nacional e internacional incluyendo la administración universitaria. Desde el directorio ha estado largamente en contacto con el museo y es consciente del nivel que ha alcanzado y debe mantener una de las empresas culturales de Chile en las últimas décadas. Le deseo la mejor de las suertes en estos difíciles momentos para las instituciones culturales”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.