Secretario de Cultura británico solicita que Netflix catalogue The Crown como “ficción”

The Crown, temporada 4.

El Miembro del Parlamento del Partido Conservador, Oliver Dowden, expresó en una entrevista con Daily Mail su intención para comunicarse con el servicio de streaming con el objetivo de evitar que "las generaciones jóvenes confundan sucesos ficticios por hechos reales". A sus dichos se sumó Charles Spencer, hermano de Diana, quien dijo que debe quedar claro que "es drama por hacer drama".



El secretario de Cultura del Reino Unido, Oliver Dowden, exigió que Netflix catalogue The Crown como “ficción”, para así dejar en claro que ciertos eventos mostrados en la serie, en realidad, no ocurrieron.

Fue en conversación con Daily Mail que el parlamentario del Partido Conservador dijo: “Es una obra de ficción bellamente producida, así que al igual que con otras producciones de televisión, Netflix debería dejar muy claro -al principio- que es solo eso. Sin esto, me temo que una generación de espectadores que no vivió estos eventos puede confundir la ficción con la realidad”.

El Secretario de Cultura dijo que escribirá una carta al servicio de streaming, solicitando formalmente que se agregue esa suerte de etiqueta al comienzo de cada episodio.

Según asegura Variety, el reclamo de Dowden responde a la preocupación por el daño que podría causar la producción a la imagen de la monarquía británica. Desde Netflix no se han referido al respecto.

Qué dice la familia Spencer

Charles Spencer, hermano de Lady Di, el pasado miércoles dijo a ITV que cree que es necesaria una “exención de responsabilidad” o aclaración previo a cada capítulo.

“Ayudaría enormemente a The Crown si al comienzo de cada episodio dijera que, ‘Esto no es cierto, pero se basa en algunos eventos reales’”, dijo Spencer a ITV. “Así todos entenderían que es drama por hacer drama”.

Diana Spencer es uno de los personajes principales durante la cuarta temporada de The Crown, retrato que se ve marcado por sus conflictos matrimoniales con el Príncipe Charles, los sentimientos de soledad que la embargan al interior de la familia real, y la bulimia que la aqueja.

“Esas fueron escenas difíciles de filmar y también siento que llevarla a ese lugar fue algo bueno”, dijo Emma Corrin en conversación con Variety.

“Me dio un lugar para ir con ella, pero estaba muy agotada esos días cuando salía del set porque, si bien estás interpretando a alguien que es ficticio y obviamente no estás sintiendo o pensando esas cosas, es tu trabajo hacer que te sientas de esa manera“, expresó la actriz.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.