“¡Si lo vuelvo a ver, estás jodido y despedido!”: el monólogo furioso de Tom Cruise en el rodaje de Misión Imposible 7

Tom Cruise en el set de Mission Impossible 7

No ha sido fácil grabar la séptima entrega de la saga, y eso lo sabe el actor protagónico y co-productor de la película. Cuando vio que dos integrantes del equipo no estaban respetando la distancia de dos metros que indica el protocolo, estalló en un discurso sobre la responsabilidad social y el futuro de la industria del cine.



Tom Cruise perdió la paciencia, según un audio filtrado al medio británico The Sun. El actor y algunos integrantes del equipo de rodaje estaban reunidos viendo la pantalla de una computadora en el set de los estudios Warner Brothers en Leavesden, Londres. Fue ahí cuando vio a dos miembros del equipo que no estaban respetando la distancia de dos metros que indica el protocolo sanitario:

—No quiero volver a verlo nunca más —disparó Cruise—. ¡Nunca! Si no lo hacen, están despedidos, y si los vuelvo a ver haciéndolo, están fuera, si alguien en este personal lo hace. Eso es todo.

Este momento se encontraba en el contexto de una “segunda ola” de contagios por COVID-19 en Inglaterra y la aparición de una mutación del virus en el país.

El rodaje de Misión Imposible 7 no ha sido fácil. Ya tuvo que ser suspendido en marzo producto de la pandemia y, en septiembre, cuando Cruise desembolsó quinientos mil dólares para alquilar un crucero y retomar las grabaciones, hubo un contagio en octubre que obligó a paralizar nuevamente el proyecto.

El actor protagónico de la película también está trabajando como productor, por lo que su responsabilidad es doble.

—Están allá en Hollywood haciendo películas ahora mismo gracias a nosotros —gritó el actor—. Porque creen en nosotros y en lo que estamos haciendo. Hablo por teléfono con todos los malditos estudios por la noche, las compañías de seguros, los productores... Estamos creando miles de puestos de trabajo, hijos de puta.

Fueron dos minutos de un monólogo enfurecido de Cruise, quien interpretó el comportamiento de sus compañeros como una amenaza para el futuro fílmico: “Sin disculpas. Se lo pueden decir a la gente que está perdiendo sus malditos hogares porque la industria está parada. No les va a poner comida en la mesa o pagar por la colegiatura de la universidad. Eso es con lo que me duermo todas las noches, el futuro de esta maldita industria”.

Durante el rodaje, el propio actor y productor ha tenido un rol protagónico —junto al departamento de salud— en la elaboración de un protocolo sanitario para el rodaje y montaje. No hay claridad de si fue solo ese momento el que molestó a Cruise, o un cúmulo de situaciones anteriores que desencadenó su enojo.

—Así que lo siento, estoy más allá de sus disculpas, lo he dicho y ahora lo quiero, y si no lo hacen, están fuera —gritó—. ¡No vamos a cerrar esta maldita película! ¿Se entiende? Si lo vuelvo a ver, estás jodido y despedido, y también tú. Así que le vas a costar el trabajo ¿Estoy siendo claro? ¿Se entiende lo que quiero? ¿Entienden la responsabilidad que tienen?

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.