De sus orígenes en la escritura al exilio: la miniserie sobre Isabel Allende en la voz de sus protagonistas

Este viernes 4 Amazon Prime Video lanza la ficción de Mega sobre la novelista chilena, con Daniela Ramírez en el rol principal y Néstor Cantillana en el papel de su primer esposo. La actriz compartió en más de una oportunidad con la escritora mientras se preparaba, pero no durante el rodaje. “Después uno tiene que soltar al mentor y empezar a entregar lo suyo”, define a Culto.



La historia arranca con una Isabel Allende casada, con dos hijos y dueña de casa. Es quien a mediados de sus 20 se uniría a la revista Paula y se ganaría un nombre al escribir sobre una mujer infiel o madres solteras, y sería autora de una serie de columnas de opinión que incomodarían al hombre chileno conservador de la época.

Si bien el principal detonante de la historia de la miniserie Isabel es la grave enfermedad de su hija Paula a comienzos de los años 90 en España, y hay otro segmento de la trama dedicado a flashbacks que abordan su infancia, el grueso del primer capítulo se mueve entre los 60 e inicios de los 70, hasta rematar en el golpe de Estado y su exilio.

“Sus comienzos eran súper desconocidos para mí”, reconoce Daniela Ramírez, la actriz que interpreta a la escritora en la producción que este viernes 4 lanza Amazon Prime Video y Mega estrena esta noche. “Cuando su energía la domina y dice, ‘no puedo quedarme así, no puedo quedarme acá, tengo hambre de conocer, de ver el mundo’, eso a mí me fascinó y me entretuvo mucho. Conocerla desde ese aspecto nos puede ayudar a muchas mujeres a impulsarnos a ciertas ideas y ganas que a veces no sabemos que tenemos, pero que están”.

Sobre aspectos específicos y otros más ligeros, la actriz pudo conversar con la novelista en más de una instancia. Incluso este año Allende le escribió un correo electrónico en que le expresó cuánto le había gustado la ficción. Pero Ramírez evitó establecer cualquier tipo de contacto durante las grabaciones de la miniserie dirigida por Rodrigo Bazaes y con guiones de Jonathan Cuchacovich.

“Uno tiene ciertas coordenadas y una estructura, pero después uno tiene que soltar al mentor y empezar a entregar lo suyo. Todo lo otro fue una construcción entre dirección y también el aporte que tengo, que es desde dónde la miro y cómo puedo habitarla. Entremedio del rodaje no hablé con ella, porque hubiera sido una forma de quizás confundirme un poco”, señala Ramírez.

Néstor Cantillana, por su parte, dice que comprendió al instante cuál era su rol en la trama, el del primer esposo de la novelista, Miguel Frías, de quien se divorció en 1987 luego de dos décadas de estar en pareja. “El guión estaba tan bien escrito, tan redondido y era tan clara mi participación, que no fue necesario (conocer al personaje real). Es una relación muy especial, compleja, bonita, profunda, la que tenían ellos dos”, apunta.

“Es una relación muy de amigos, lo pasan muy bien. Él es más conservador, más serio, más formal, pero le encanta Isabel. Le encanta su locura, su desparpajo, que sea atrevida”, añade Cantillana. “La enfermedad de su hija los vuelve a encontrar. Ahí te das cuenta que es una relación que siempre fue una relación muy profunda”.

La miniserie se abre en los siguientes capítulos a explorar el quiebre en el matrimonio, al tiempo que se indaga en la fuerte conexión personal de la escritora con la creación de su primera novela, La casa de los espíritus. “La serie retrata muy bien el imaginario de Isabel, cuya epifanía con la escritura se dio cuando era muy niña. Empezar desde el origen es todo. En todo orden de cosas”, advierte la actriz.

La intérprete de Los archivos del cardenal anticipa que se acentuará la percepción que existe en torno a la escritora chilena tras el estreno de la miniserie, también disponible desde marzo en la plataforma HBO Max en Estados Unidos. “Es una mujer que siempre se ha visto abierta a comentar sus fragilidades, a ridiculizarse también. Esa transparencia que ella ha tenido en toda su carrera la podemos ver reflejada en la serie”, sostiene.

Aunque Mega –canal que desarrolló el proyecto– por ahora no ha entregado luces sobre una continuación, Ramírez dice que estaría encantada con la posibilidad de seguir interpretando a Isabel Allende en capítulos que aborden su vida a partir de los 90.

“Ella hasta el día de hoy se reinventa, se ha casado tres veces, vive la vida a concho, es una persona que no se limita, que lo que sí sabe es vivir”, indica. “En general dicen que retratar tiempos paralelos no funciona mucho, que hay que tener un poco de distancia para mirar la historia, pero puede ser, por qué no”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.