Foo Fighters reabre el Madison Square Garden en nuevo show sólo para fanáticos vacunados

Una foto del show de este domingo en Nueva York. Foto: Instagram de Foo Fighters.

El conjunto dio anoche un emotivo concierto que devolvió al lugar a los espectáculos en vivo tras más de un año. Eso sí, en las afueras aparecieron grupos antivacunas alegando discriminación y lanzando fuertes acusaciones contra los músicos comandados por Dave Grohl.



La miramos y anhelamos que ojalá sea una imagen del futuro próximo. Aunque en rigor se parece más al pasado. Pero no: es del presente. Sucedió la noche del último domingo en el sitio más emblemático para conciertos a nivel mundial, el Madison Square Garden de Nueva York, el que reabrió sus puertas a la música en vivo luego de estar cerrado por la pandemia del Covid-19 durante más de un año.

El 10 de marzo de 2020 fue la última presentación y ayer domingo 20 de junio el recinto volvió a vibrar con su aforo repleto, entregado a la música de Foo Fighters, los responsables de un hito inesperado cuyas imágenes recorrieron el planeta: las graderías del anfiteatro repletas y la banda tocando emocionada con todas sus posibilidades a tope, con el encierro y el confinamiento como una brutal y lejana pesadilla.

“El rock vuelve esta noche al Madison Square Garden”, era el elocuente título que aparecía en la marquesina exterior del lugar, anunciando el reimpulso de su nueva era.

Y, según los reportes, así fue: 24 canciones que repasaron toda su discografía, con esacalas en covers como Somebody to love (Queen), You should be dancing (Bee Gees) y Creep (Radiohead), interpretada a dúo con el cómico Dave Chappelle. Además, soltaron hits como This is a call, Best of you, My hero y Learn to fly. En todo momento se vio al cantante Dave Grohl emocionado ante el hecho, incluso con la voz tambaleando frente un suceso esperado por sus seguidores en todo el orbe.

La imagen en las afueras del luger: expectativas y reclamos de los antivacunas en partes iguales. REUTERS/Andrew Kelly TPX IMAGES OF THE DAY
REUTERS/Andrew Kelly TPX IMAGES OF THE DAY
REUTERS/Andrew Kelly

Además, el conjunto dedicó su concierto a su difunto director de escena, Andy Pollard, quien murió la semana pasada. Pollard trabajó con la banda durante más de 12 años.

Pero si lo que sucedió dentro del Madison Square Garden resultó atractivo y explosivo, en las afueras también hubo una trama insoslayable. Foo Fighters sólo dejó ingresar a los fanáticos que estuvieran vacunados 100% contra el Covid-19, lo que hizo que un grupo de militantes antivacunas llegaran al reducto para montar una pequeña protesta, acusando discriminación a través de lienzos, carteles y megáfonos.

“Yo elijo la inmunidad natural”; “Madison Square y Foo Fighters: cómplices en crímenes contra la humanidad; “No somos tus cerdos para experimentación”, eran algunas de las frases en las afueras del sitio, las que contaron con las rechiflas de personas que sí se vacunaron y que resaltaban los beneficios de la ciencia ante la crisis sanitaria que aún golpea al mundo.

REUTERS/Andrew Kelly
REUTERS/Andrew Kelly
REUTERS/Andrew Kelly

La pasada semana el grupo anunció el lanzamiento de Hail Satin, álbum debut del proyecto Dee Gees, grupo alternativo integrado por los mismos miembros de Foo Fighters. El LP, creado claramente como una parodia/homenaje, presentará tanto versiones de temas clásicos de Bee Gees (You Should Be Dancing y More Than A Woman, ente otros) como interpretaciones en vivo de cortes incluidos en Medicine At Midnight (2021), último álbum de los estadounidenses. Hail Satin saldrá a la venta el 17 de julio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.