Beto Cuevas apuesta por el optimismo con su versión de un clásico de Raphael: “Era una gran oportunidad para pasar un mensaje”

Digan lo que digan, el himno al vaso medio lleno que el español lanzó en 1968, reaparece en voz del excantante de La Ley. Reconoce que inicialmente fue un encargo, pero que se lo tomó con la idea de hacer una versión que tuviera su propio sello. Además, en charla con Culto, habla de sus planes musicales futuros y de su próxima participación como jurado en el programa The covers, de Mega.



Golpes de tambor y toms y un riff de guitarra distorsionada dan inicio al tema, a diferencia de la original donde son unos bronces los que tocan la reconocida melodía que le da el “vamos” a una de las canciones emblemáticas de Raphael. La idea no fue azarosa: fue la manera en que Beto Cuevas quiso darle un sello propio a uno de los clásicos del cantante español.

“Originalmente hicimos una versión con cuerdas y bronces, pero se asemejaba demasiado a la original y había que darle una vuelta a esto”, cuenta el músico chileno a Culto, a propósito del cover de Digan lo que digan que hoy lanza en las plataformas musicales de streaming, original de “Er niño” de 1968.

El excantante de La Ley siempre tuvo claro que no quería imitar la operística cantada del oriundo de Jaén. “Yo tengo identidad vocal, entonces la gente va a saber que soy yo, pero ¿cómo la hacemos actual?, ¿cómo la hacemos 2021 en mi estilo? Así nos metimos a grabar”, cuenta al teléfono.

En clave rockera, el tema fue coproducido por él y el reconocido productor francés Jean-Yves Ducornet, quien trabaja con Cuevas desde su primer disco solista, Miedo escénico (2008). De hecho, él también produjo Adaptación (2016), el último disco de su banda madre. “La canción la sacamos bastante rápido, después vino el proceso de mezcla y todo eso, fue un lindo trabajo, me encanta trabajar con Yves”, agrega el cantante.

Una decisión suya fue hacer Digan lo que digan sin cambiarle la estructura. “Porque es una canción muy conocida, que la gente tiene en su subconsciente metida”, dice Cuevas.

“Más dicha que dolor hay en el mundo”

La idea del cover, reconoce Cuevas, no fue suya. “Se contactó conmigo la gente de una marca de vinos, con quienes he estado haciendo publicidad, y el concepto de su campaña va muy de la mano con mi filosofía, que es la confianza propia, creer en uno mismo. En este caso, el slogan es ‘El poder de creer en uno mismo’, entonces, ellos propusieron que yo cantara un pedazo de esta canción, muy sencilla, casi a cappella”.

Pero Cuevas no estaba para cantar un trozo. “Al final grabamos la canción entera, evidentemente, ellos usaron un pedazo. Me pareció que era una gran oportunidad para pasar un mensaje justamente en un momento que está pasando el mundo, donde se necesita mucho ese mensaje. Entonces decidimos sacarla como single”.

Además del single, que sale con su propio sello Blackelbow music, también se estrena un video dirigido por Nacho Rojas. “Tiene un poquito de mi arte también, animaciones y cosas por el estilo. Ha estado bien entretenido este trabajo de colaboración”, comenta sobre un clip en blanco y negro que incluye a gente muy diversa, “para no entrar en el cliché de que todas las personas que salen en los videos tienen que ser modelos perfectos”, explica.

¿Qué relación tienes con la música de Raphael?

Tuve el honor de que me haya invitado en el 2010 a cantar con él para su show en el Festival de Viña. Fue dos días antes de que yo me presentara por primera vez como solista, que finalmente no se pudo dar porque en la madrugada de ese día fue el terremoto (el del 27 de febrero de aquel año). Me junté con él a ensayar la canción en un salón del hotel donde se estaba quedando, con una radio y la fuimos cantando. Él su pedazo, yo el mío. Estuve aprendiéndomela hasta el último minuto. Estuve horas repitiendo y repitiendo todo. Cantar con Rapahel fue un verdadero honor porque mi padre tenía todos sus discos, fue un momento muy especial para mí.

Sobre sus planes musicales venideros, Cuevas adelanta que tiene una serie de canciones “ya listas”, mezcladas y masterizadas, pero que irá sacando de manera de singles, como se hace en la música urbana. “Me gusta la idea de ir sacando canciones unitarias, para eventualmente reunirlas todas en un concepto discográfico. Pero yo vengo del mundo de los discos y tengo la experiencia de que muchas veces cuando sacas un álbum se desarrollan 2,3 sencillos y hay muchas canciones que se pierden. Ahora soy independiente y tengo mi propio sello, todo lo que aprendí durante más de 30 años trabajando con casas disqueras lo estoy aplicando acá directamente”.

The Covers

Por estos días Beto Cuevas se encuentra en Chile, participando de las grabaciones del programa The Covers, de Mega, donde es uno de los miembros del jurado. La idea es que diferentes famosos imiten a algún cantante y luego pasan por los comentarios.

“Lo que me gusta de este programa es que no es la versión chilena de una franquicia, esto es un programa chileno. No solo tienen que imitar el timbre vocal sino que todo. Se tienen que parecer, tienen que actuar, lograr el timbre de voz. Es un desafío muy grande pero hay muchos que me han sorprendido sobremanera”, cuenta sobre el espacio que debuta en los próximos días en el canal privado.

¿Y ha llegado alguien a imitarte a ti?

No, ya las vimos todas y comenzamos a hacer eliminaciones. En este programa nadie me ha imitado, pero he visto otros donde he visto que me imitan. Sería raro experimentar eso, porque yo me conozco mucho, entonces, sería demasiado exigente. Cuando veo los imitadores míos en otros programas rara vez logro reconocer la similitud, hay uno que tiene el timbre, pero a nivel de proyección vocal veo la diferencia abismal. Creo que sería muy severo como juez cuando se trata de mi personaje (ríe).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.