Crítica de discos/singles: Tom Morello pierde rabia, Myriam Hernández gana modernidad y J Balvin sale airoso con Metallica

El guitarrista de Rage Against the Machine lanza un trabajo junto al proyecto The Bloody Beetroots; en tanto, la chilena publica su mejor sencillo en años y el colombiano impregna de música urbana un clásico del Álbum negro de Metallica.



Tom Morello y The Bloody beetroots - The Catastrophists EP

Este es un trabajo a distancia en pandemia entre el guitarrista de Rage against the machine y The Bloody beetroots, proyecto del italiano Sir Bob Cornelius Rifo, un artista criado en el punk que vio la luz con Fat of the land (1997) de Prodigy. Rifo oculta la identidad con máscaras y suele emplear voces distintas, regla dominante en esta colaboración donde figuran Pussy Riot y Ana Tijoux, estrellas con fama beligerante.

A casi 30 años del debut de Rage, donde Morello marcó punto aparte en la guitarra eléctrica, el músico moderniza el sonido de sus riffs diseñados para cabecear, montados sobre bases electrónicas de efecto bombástico. A pesar de la intervención de Ana Tijoux con su fraseo genuino e inimitable en Lightning over Mexico, y el espectacular festival de guitarra contenido en Field of tigers, el resto es música con pose transgresora y demasiados clichés a cuestas. El resultado final provoca algo parecido al descorche de una champaña que rápidamente pierde burbujas, producto de una producción tan pulida como poco espontánea. Las canciones maridan perfecto para una campaña de telefonía móvil, protagonizada por jóvenes de pasarela en actitud desafiante.

Myriam Hernández - Hasta aquí

Como todas las grandes divas, Myriam Hernández suma temporadas en otras actividades artísticas -la televisión en su caso-, junto con administrar su catálogo de clásicos de la balada en espaciadas giras. La estrella romántica chilena no registra nuevas canciones desde Seducción (2011), pero planea un nuevo disco titulado Sinergia para el próximo año con la producción de Jacobo Calderón, hijo del legendario Juan Carlos Calderón (Mocedades, Luis Miguel), responsable tras éxitos de Myriam como Se me fue y Un hombre secreto. Jacobo tiene méritos propios con amplio currículo -Raphael y David Bisbal, entre varios-, y una magnífica carta de presentación en este single de adelanto, el mejor sencillo de Myriam Hernández en décadas.

Con una letra ad hoc a los tiempos -”aquí te presento / una nueva mujer / que se ha empoderado / y que ya no se amolda”- expresada con renovada energía, la canción ofrece constantes giros pivotados por una fenomenal guitarra acústica que va coqueteando con adornos de ranchera y diversos acentos rítmicos enmarcados en un tiempo envalentonado, la proclama de una nueva etapa que la cantante empuja rejuvenecida y melódica como siempre, con extraordinaria frescura.

J Balvin - Wherever I may roam (feat. Metallica)

Adelanto de un proyecto mastodóntico como The Metallica Blacklist fechado para el 10 de septiembre, con 53 artistas versionando el Álbum negro de Metallica por las tres décadas del título que cambió para siempre su estatus. Si hasta 1991 eran los reyes del thrash, a partir de entonces y la titánica gira promocional -224 fechas en 16 meses-, se convirtieron en la banda más famosa del heavy metal. J Balvin, uno de los nombres que provocó más muecas en una fanaticada reacia a los cambios, reelabora Wherever I may roam, una de las canciones centrales de aquel título.

Mientras la letra original describe la vida nómade de un músico (“libre de decir lo que pienso donde sea”), la estrella colombiana adapta ese espíritu a un relato suscrito a la tradición urbana donde el éxito se enrostra -”Balvin no tiene relevo, me sobra el dinero, el respeto y los huevos”-, y se utiliza para minimizar a un difuso rival -”tú sonaste, te apagaste y no lleva’ ni la mita’ ‘e lo que llevo”-. Musicalmente la adaptación se refugia en la intro de guitarra como un mantra de contornos hindúes cubiertos de base electrónica. El empalme con el estribillo original es abrupto y forzado. Hasta ese minuto, J Balvin sale airoso de un maridaje no apto para metaleros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.