“Una mirada a nuestro sistema carcelario y penal”: Libre, la primera serie documental chilena que arriba al streaming

En ocho capítulos –dirigidos por Juan Pablo Sallato y con guión de Rodrigo Fluxá– la producción cuenta las historias de reclusos que aspiran a reinsertarse en la sociedad. “En general uno escucha de las personas privadas de libertad cuando cometen el delito, pocas veces cuando terminan su condena”, plantea a Culto su creador. Tras su estreno de este jueves en TVN, la serie ganadora del fondo CNTV se sumará al catálogo de Amazon Prime Video en octubre.



La argentina Carmel: ¿Quién mató a María Marta? transcurre en los barrios acomodados de Buenos Aires, iluminando las extrañas circunstancias alrededor del fallecimiento de María Marta García Belsunce, en octubre de 2002. Desde Estados Unidos, y a través de cuatro episodios, Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil indaga en el insólito historial de tragedias del hotel situado en Los Angeles.

La serie chilena Libre adopta una óptica distinta dentro del llamado true crime, el popular género documental sobre crímenes reales que azotan a la sociedad, pero de todos modos comparte elementos narrativos y visuales con esos títulos recientes de Netflix, bajo la óptica de su creador y creador, Juan Pablo Sallato.

“Poseen una construcción en cuanto a cómo transmitir la información que a veces está más ligada la ficción que a la no ficción y han sido referentes para hacer esta serie”, plantea el realizador al hablar de su producción, compuesta de ocho capítulos centrados en reclusos en busca de regresar a la sociedad al cumplir su condena o apelar a la libertad condicional. Su interés en ese tema, indica, residía en “que me parecía muy potente el momento en que una persona abre la puerta después de 20 o seis años, era una imagen que sólo había visto en la ficción”.

El primer capítulo de la serie ganadora del fondo CNTV en 2018 –que debutará este jueves en TVN, tras Informe especial– aborda la historia de Ricardo, un hombre con condenas de homicidio y robo que ahora se presenta a sí mismo como un enviado de Dios. El siguiente se aproxima a Jesenia, quien en 2019 asesinó a su pareja luego sufrir un largo historial de violencia y en su momento declaró: “Era él o yo”.

“Nos parece importante poner en pantalla proyectos como Libre que abordan, desde una mirada profunda y en primera persona, la realidad de aquellos que deben enfrentarse  a la sociedad tras salir de prisión. Una serie con la que buscamos promover el dialogo y la reflexión, y que nos invita a mirar de frente realidades a veces olvidadas, pero que son muy relevantes a la hora de pensar en la construcción de sociedad que estamos haciendo como país”, sostiene Isabel Rodríguez, directora de programación de TVN.

Luego de la emisión semanal en televisión abierta, la producción llegará al catálogo de Amazon Prime Video en Latinoamérica el 1 de octubre, convirtiéndose en la primera producción documental chilena en arribar al streaming. Un salto que cumple con el objetivo trazado por la productora Villano, también encabezada por Juan Ignacio Sabatini y responsable de títulos como La cacería: Las niñas de Alto Hospicio y el documental Ojos rojos.

“Desde hace mucho tiempo venimos trabajando con esta idea de lograr que historias locales, como en este caso lo son las personas privadas en libertad en Chile, puedan ser contadas de una manera narrativa y visual más universal y que eso permita llegar a audiencias que no sean solamente nacionales”, señala Sallato, quien dice que intentó cubrir un vacío con la serie. “En general uno escucha de las personas privadas de libertad cuando cometen el delito, pocas veces se escucha cuando terminan su condena y salen en libertad”.

El guionista y la cabeza del proceso de investigación fue Rodrigo Fluxá, cuyo trabajo periodístico ha inspirado series como El presidente (Amazon Prime Video) y Zamudio, perdidos en la noche (TVN). Junto a un grupo de profesionales y Sallato seleccionaron los casos de la producción, con el pie forzado de que los protagonistas debían estar ad portas de salir de la cárcel mientras el proyecto se grababa.

Uno de los capítulos que debió ser terminado durante la pandemia fue el de Luis Carrasco, quien cumple condena tras haber violado y asesinado con 72 puñaladas a una menor de 17 años en 1998 en Valparaíso. En el episodio busca por cuarta vez la libertad condicional al cumplir 22 años en prisión. A su vez, otro se enfoca en un comerciante de Puente Alto que disparó en contra de un ciudadano peruano, mientras su negocio de zapatillas era saqueado en los primeros días del estallido social.

“Nuestra impronta era acercarnos a las personas sin un juicio de parte de la realización. Buscábamos dar una mirada respecto a en qué se encuentra el sistema carcelario y penal, con casos variados, distintos delitos y distintos tipos de condenas. Y desde ahí ojalá levantar un diálogo. Pero en ningún caso esta serie va a dar una respuesta, porque es un tema mayor, un tema país”, cierra Sallato.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.