La actriz detrás de Aretha Franklin: “Estoy vinculada a la mística de esta mujer que amamos pero que realmente no conocemos”

Cynthia Erivo caracterizada como Aretha Franklin. Foto: National Geographic/Kwaku Alston

La británica Cynthia Erivo interpreta a la Reina del Soul en la serie Genius: Aretha, que se estrena el martes 31 en Chile. Aquí, revela cómo encarnó a la cantante y dio forma a una actuación que la tiene en carrera por los Emmy.



Siendo una niña de entre nueve y diez años, Cynthia Erivo (34) iba sentada en el auto de su madre camino hacia al colegio. De pronto, su rutina de niña en Londres se interrumpió cuando en la radio sonó Think (1968), parte de las cumbres creativas de Aretha Franklin, a quien no conocía hasta ese momento. “Me enamoré de su sonido, de la forma en que me hizo sentir”, dice la actriz y cantante sobre esa anécdota de fines de los años 90.

Minutos más tarde, según rememora, se escuchó otro tema que expone una faceta diferente de la Reina del Soul: Sisters are doin’ it for themselves, el imponente himno feminista que la unió con Eurythmics en 1985. “Solo recuerdo el sentimiento de no entender cómo esta persona podía hacer estos dos tipos de música y que ambos se conectaban conmigo, ambos se sentían muy bien de escuchar”, añade.

Desde su casa y fuera de personaje, Erivo habla con un grupo de medios del mundo -incluido Culto- sobre su transformación en Genius: Aretha, la serie antológica de National Geographic que finalmente se estrena en Chile a través de la plataforma Star+ el martes 31 y que por primera vez gira en torno una figura musical, luego de retratar en sus anteriores temporadas a Albert Einstein (Geoffrey Rush) y Pablo Picasso (Antonio Banderas).

my-way-aretha-franklin-blog

Actriz de teatro y musicales hasta su salto al cine en 2018 -ganó un Tony y un Grammy por su protagónico en la versión de Broadway de El color púrpura-, la artista ahonda en su proceso creativo describiéndose a sí misma como una persona que aprende con facilidad a través de lo visual y lo sonoro.

“Tuve suerte porque hay muchos videos de Aretha actuando en el escenario. Lo que noté de ella es que no es una mujer que tenga muchas rutinas. Ella se mueve al ritmo de la música si es necesario, a veces es menos vigorosa que en otras, y a veces es realmente simple, solo un par de pasos. Y disfruté viendo cómo se mete en la música, la escuché una y otra y otra vez”, explica la intérprete, candidata a los Emmy que se entregarán en septiembre por su encarnación de la autora fallecida en 2018. “Espero que haya resultado bien”, agrega.

Aunque se basó en el material audiovisual que existe en torno a su vida y obra, explica que el gran reto era justamente lo contrario: profundizar en el personaje más allá del ícono. “Que conectes con las cosas que le están sucediendo a ella como persona, no solo a ella como una imagen en un video que ves de vez en cuando”, afirma.

Erivo es cantante -en septiembre lanzará su segundo disco- e incluso obtuvo una nominación a los Oscar a Mejor canción original hace un par de años, pero ¿cómo acercarse al imposible registro vocal de Aretha? “Cantar su música siempre es una prueba para la voz, porque ella es una música increíble, es una genio. Hace muchas cosas diferentes, puede cambiar de voz dependiendo de la canción”, dice, para luego tararear algunos versos de Rockteady, You send me y Day dreaming, ilustrando cuán dúctil y precisa puede ser. Y da pistas sobre su estrategia para abordar ese reto: “Consiste en encontrar el atributo que cada canción necesita, y tienes que solo ser paciente contigo mismo. De lo contrario, te confundes”.

La actriz en una escena en Fame Studios. Foto: National Geographic/Richard DuCree

Los ocho capítulos de la producción abarcan desde los años 50 hasta fines de los 80, con constantes viajes a la infancia de la cantautora. Aparece su éxito musical y su rol en las luchas sociales, pero también los personajes dañinos que la rodearon y el alcoholismo. “Esas escenas nunca son fáciles de filmar, esas escenas nunca son divertidas, pero son importantes, porque puedes mostrar y expresar los momentos duros por los que ella tuvo que moverse para llegar hasta donde llegó”, indica, afirmando que “queríamos estar seguros que todo estuviera hecho con delicadeza y cuidado”.

Erivo desliza su opinión sobre su preponderancia fuera del campo artístico, que la termina de convertir en una figura gigantesca hasta nuestros días. “Aretha no solo era una música, era activista y usaba su música para hablar acerca del momento que estaba viviendo. Y creo que sea lo que sea que apoyemos como mujeres, hagamos lo que hagamos, sea cual sea nuestro talento, hay una forma en que podemos expresar la época que estamos atravesando y hay una forma en que podemos contribuir al mundo en general, utilizando los dones que todos tenemos para compartir. A menudo tenemos miedo de mostrar esos dones y talentos, así que, como mujeres, creo que podemos aprender de Aretha lo único que realmente sabía, que era que ella era una música talentosa y especial”.

La intérprete británica sólo lleva unos años en televisión y cine, pero ya acumula una nominación a los Emmy y dos a los Oscar. Estas dos últimas fueron por Harriet, la película biográfica sobre la reconocida abolicionista Harriet Tubman, que ahora relaciona con su versión de Aretha Franklin.

“Conocemos a Aretha, conocemos la música que hizo, sabemos que era increíble. Pero realmente no sabemos sobre ella. Realmente nunca llegamos a aprender y a conocerla. Y creo que estoy vinculada al misterio o la mística de estas mujeres que amamos y adoramos, pero que realmente no conocemos”, señala la actriz. Su búsqueda final, dice, no es otra que “un sentido de responsabilidad para tratar de que la historia sea lo más veraz posible”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.