De Don DeLillo a Paul Auster: novelas y no ficción para sumergirse en el 11-S

De izquierda a derecha: Don DeLillo, Paul Auster y Lawrence Wright.

A 20 años este fin de semana del ataque terrorista contra la Torres Gemelas, en Culto revisamos algunos volúmenes que han tocado el hecho que cambió la historia del siglo XXI.



El hombre del salto, de Don DeLillo

El afamado escritor estadounidense Don DeLillo, oriundo de Nueva York, publicó en 2007 esta novela donde en voz de Keith Neudecker, un superviviente del ataque terrorista, y de Hammad, un mártir, reconstruye de algún modo el shock que causó el atentado en el corazón mismo de la gran manzana. En medio de la confusión, el pánico y la nube de polvo, Neudecker llega sin darse cuenta a la casa donde viven su hijo y su exmujer. Un relato de la tragedia en una dimensión íntima. En castellano se encuentra vía Seix Barral.

Terrorista, de John Updike

Publicado en 2006, vía Tusquets, el fallecido autor oriundo de Pensylvania, se sumergió en la vida de un adolescente, Ahmad, hijo de un egipcio y una irlandesa, y quien vive con su madre en los suburbios de Nueva York. A los 11 años decide convertirse al islam, lo cual desencadena una serie de preguntas, en una edad en que las hormonas están desatadas y Ahmad se encuentra tironeado por un riguoso guía islámico. De repente, se ve manejando una furgoneta cargada de explosivos camino de volar por los aires uno de los túneles de acceso a la Gran Manzana.

Brooklyn Follies, de Paul Auster

Publicada en 2005, vía Anagrama en idioma castellano, trata sobre Nathan Glass, un hombre de 60 años que vuelve a Brooklyn después de que su esposa lo haya abandonado. Su idea es buscar un lugar para morir tranquilo, tras haber pasado un devastador cáncer de pulmón. Se encuentra con su sobrino, Tom, desencantado de la vida. Hacia el final de la novela aparece el atentado. Posteriormente, el autor reconoció que el libro “fue escrito para rendir homenaje a una forma de vida rota abruptamente en 2001 y a la necesidad de reconocer la felicidad en lo cotidiano”.

La torre elevada, de Lawrence Wright

Dentro del terreno de la no ficción, este libro del periodista Lawrence Wright, del The New Yorker se sumerge a profundidad en la historia de ese día. Para ello, realizó cerca de 500 entrevistas a lo largo de cinco años para escribir este ineludible libro. La historia de Al Qaeda, sus líderes Osama bin Laden y Ayman al-Zawahiri, y un personaje poco nombrado, pero resonante: John O’Neil, el jefe de la sección de contraterrorismo del FBI. Fue publicado en castellano el 2006 vía DeBolsillo.

Un trastorno propio de este país, de Ken Kalfus

Publicada en 2006, por Tusquets en el tono de comedia negra, nunca más oscura, el neoyorkino Ken Kalfus narra las vivencias de Marshall y Joyce, quienes están enfrascados en un proceso de divorcio. Aún así, igual se preocupan el uno del otro, ya que ambos viven el atentado desde distintos puntos de Nueva York. A Marshall casi le cae encima una de las torres y Joyce perdió uno de los vuelos secuestrados solo por minutos.

El informe 11 S, de Sid Jacobson y Ernie Colón

También en el plano de la no ficción, reúne a la dupla confirmada por un guionista, Jacobson, y un dibujante, Colón, quienes tomaron las 600 páginas del informe oficial de la comisión del 11S y lo llevaron a un formato más accesible, el de la caricatura. Publicado por Panini en 2007, permite entender la investigación desde un punto más amable para los lectores.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.