“Ha pasado tres décadas beneficiándose de su fama”: la respuesta de Nirvana a la demanda del “niño Nevermind”

En agosto pasado, Spencer Elden, quien al mes de vida fue fotografiado para la carátula del célebre disco de 1991, demandó a los sobrevivientes y representantes del trío de Seattle por explotación sexual y pornografía infantil.



Cuatro meses después de que se conociera que Spencer Elden, el niño que fue fotografiado al mes de vida para la carátula de Nevermind, decidió demandar a los sobrevivientes y representantes de Nirvana por explotación sexual y pornografía infantil -además de haber usado su imagen sin su consentimiento ni el de sus padres-, los voceros del extinto trío de Seattle presentaron una respuesta oficial a la acción judicial.

En una declaración que en las últimas horas ha sido reproducida por medios especializados del Hemisferio Norte, como NME y Billboard, los representantes de Nirvana refutan las afirmaciones de Elden, quien en su demanda asegura que su imagen usada en la portada del célebre disco de 1991, donde se le ve desnudo bajo el agua de una piscina persiguiendo un billete de un dólar, le significó “daños de por vida”.

Así, en agosto pasado, Elden y su abogado pidieron una indemnización de cerca de 150 mil dólares a cada uno de los acusados, incluyendo al baterista Dave Grohl, el bajista Krist Novoselic, los administradores de la propiedad de Kurt Cobain y el fotógrafo Kirk Weddle, entre otros, además de ejecutivos de Universal Music y Geffen Records.

“Elden ha pasado tres décadas beneficiándose de su fama como el autoproclamado ‘bebé Nirvana’”, afirman ahora los voceros de la banda del fallecido Kurt Cobain, quienes además aseguran que el demandante, hoy de 30 años, ha recreado la foto “en más de una ocasión”, ha dado entrevistas al respecto a incluso tiene tatuado “Nevermind” en su pecho.

De paso, declaran que la demanda fue presentada fuera de tiempo. Según ellos, la acción sólo aplicaría dentro de los 10 años posteriores a que Elden descubriera que él era el bebé de la portada del álbum, y descartan el supuesto de que este haya descubierto lo anterior durante la última década.

“La fotografía de portada de Nevermind fue tomada en 1991″, se lee en el comunicado. “Fue mundialmente famosa a más tardar en 1992. Mucho antes de 2011, como ha dicho Elden. Elden conocía la fotografía y sabía que él (y no otra persona) el bebé de la fotografía. Ha sido plenamente consciente de los hechos tanto de la supuesta ‘violación’ como de la ‘lesión’ durante décadas”.

Photo of NIRVANA

En respuesta a las afirmaciones del demandante de que la foto es equivalente a pornografía infantil, la banda dijo que “no es grave”. “Un breve examen de la fotografía, o de la propia conducta de Elden (sin mencionar la presencia de la fotografía en los hogares de millones de estadounidenses que, según la teoría de Elden, son culpables de posesión de pornografía infantil) lo deja en claro”, escribieron.

En noviembre Elden hizo enmiendas a la demanda, y además de los daños, el ex “Nirvana baby” pidió que se modifique la carátula del álbum para futuras reediciones del disco. “Si hay un relanzamiento del 30 aniversario, él quiere que el mundo entero no vea sus genitales”, dijo su abogada Maggie Mabie. Eso sí, en noviembre se lanzó una reedición del 30 aniversario, utilizando la portada original.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.