Series: siete historias intensas creadas en torno a un eje femenino

De izquierda a derecha: I may destroy you, Killing Eve y Fleabag

De izquierda a derecha: I may destroy you, Killing Eve y Fleabag

El formato audiovisual es un espacio de difusión importante para hablar de nuestras sociedades más allá de la ficción. Así, cada vez se ha vuelto más relevante no sólo visibilizar temáticas como la brecha de género, sino también relevar el rol protagónico de los personajes femeninos, que han sido históricamente relegados. En Culto, recopilamos siete series con historias abordadas desde la perspectiva de protagonistas femeninas, y en varios casos, creadas y dirigidas por mujeres.



Es un hecho que las brechas de género están presentes en todos los aspectos de la vida cotidiana, y la industria audiovisual no está exenta de aquello. Desde los salarios cobrados por actrices versus actores –un estudio realizado por las académicas españolas María Navarro y Sofía Izquierdo analizó mil 344 películas de Hollywood producidas entre 1980 y 2015 para concluir que las mujeres cobran cerca de un millón de dólares menos por filme que sus compañeros varones–, hasta la presencia menor de directoras versus directores que relega a las mujeres hacia otro tipo de trabajos, como el diseño de vestuario.

La problemática sobre la falta de equidad de género dentro del mundo audiovisual ha sido objeto de múltiples análisis. Incluso el término “mirada femenina”, propio de la teoría cinematográfica feminista, existe para referir a la perspectiva particular que las directoras, personajes y audiencias mujeres entregan a un producto audiovisual, y que suele ser distinta a la sensibilidad masculina.

Hoy en día, son varias las películas y series que han incorporado esa mirada femenina a sus historias, en su mayoría protagonizadas por personajes fuertes y complejos encarnados por mujeres, y que miran el mundo desde aquellas particularidades propias de un abordaje femenino.

Aquí, una lista de siete series -creadas, producidas y dirigidas por mujeres- que narran su historia desde una perspectiva femenina.

*I may destroy you (2020)

Escrita, producida, protagonizada y co-dirigida por la actriz, guionista y directora británica Michaela Coel, I may destroy you cuenta la historia de Arabella, una joven escritora que, entre recuerdos borrosos y un bloqueo creativo, busca reconstruir su vida luego de ser drogada y abusada sexualmente.

Sin dudas es una temática compleja de abordar. Sin embargo, el abuso sufrido por la protagonista está inspirado en la historia personal de Coel. La británica –reconocida como una de las eminencias de la televisión inglesa– se encontraba trabajando en la segunda temporada de Chewing Gum, una serie del Canal 4 del Reino Unido basada en una obra de teatro homónima, cuando fue abusada por dos hombres en situaciones similares a las de Arabella.

Así, la creación de I may destroy you (disponible en HBO+) fue una especie de catarsis para la artista, que en doce capítulos pone sobre el tapete la discusión sobre las distintas aristas que subyacen a la violencia sexual, profundizando sobre aspectos como los límites del consentimiento.

*Fleabag (2016)

Esta comedia fue creada, escrita y protagonizada por la actriz y escritora Phoebe Waller-Bridge para la BBC. Su historia está inspirada en un monólogo que la autora venía trabajando desde 2013.

Fleabag, apodo que la familia da a la protagonista de la serie, es una mujer que transita sus treinta años, experimentando el sexo sin prejuicios y lidiando con una serie de problemas personales que se suman al fallecimiento de su socia y mejor amiga.

Así, a través de un personaje que rompe constantemente con los tapujos que usualmente son otorgados a las mujeres dentro de las ficciones audiovisuales, Fleabag se estableció como uno de los programas más reveladoras de los últimos años en el Reino Unido. Con una ruptura constante de la cuarta pared y con una cuota de humor negro, los personajes y la historia surgen desde la humanidad más real, y no busca idealizar estándares de belleza ni de comportamientos.

El año de su lanzamiento ganó múltiples premios, entre ellos, el de la revista Broadcast a Mejor programa original y Mejor programa multicanal. En los premios BAFTA Waller-Bridge se hizo del galardón a Mejor interpretación femenina en un programa de comedia, además de cuatro premios Emmy, entre ellos, Mejor guion de comedia, Mejor dirección de comedia y Mejor actriz protagonista de comedia.

Cuando subió al escenario del Microsoft Theatre de Los Angeles, Waller-Brigde dijo sobre la importancia de que una serie como Fleabag que “es maravilloso y alivia saber que una mujer sucia, pervertida, enojada y desastrosa puede llegar a los Emmy”.

Además, la serie, coproducida con Amazon Studios, cuenta entre sus filas con importantes actrices como Olivia Colman y Fiona Shaw.

*Inconcebible (2019)

Su historia se centra en el personaje de Marie Adler, joven de 18 años que fue violada en su propia habitación y cuyo relato no fue creído por el departamento de policía a cargo de su caso. Entre tratos más bien misóginos, poco empáticos y revictimizantes, la joven es emplazada a “admitir” que su denuncia era falsa.

Su argumento en un reportaje publicado el 2015 por The Marshall Project y ProPublica bajo el título de La inconcebible historia de una violación, y cuya realización les valió un premio Pulitzer.

La miniserie original de Netflix –inspirada en dichos hechos reales-fue producida por Susannah Grant y protagonizada por dos actrices ganadoras de premios Emmy: Toni Collette (United States of Tara) y Merritt Wever (Nurse Jackie).

El relato sigue dos cursos. Por un lado, la historia de Marie y todos los problemas que el abuso y la posterior falta de empatía por parte de la policía producen en su vida; por el otro, la historia de dos detectives que tres años después de su denuncia investigan dos casos de violación sucedido en circunstancias similares al relato de Marie.

A pesar de que es una temática difícil de digerir, la crítica especializada reconoce que sus ocho episodios destacan por un abordaje respetuoso con la perspectiva de quienes son víctimas, evitando el peligro que significa el sensacionalismo en los relatos que surgen desde la violencia.

*Poco ortodoxa (2020)

Su lanzamiento en Netflix durante los primeros meses de la pandemia significó un éxito total para la producción basada en Poco Ortodoxa: el escandaloso rechazo de mis raíces jasídicas, el libro autobiográfico de la escritora alemana-estadounidense Deborah Feldman.

Aunque incorpora ciertos tintes de ficción, el argumento de la serie basa el grueso de su historia en el íntimo relato de Feldman, donde narra su huida de una comunidad jasídica asentada en Brooklyn, Estados Unidos, hacia Berlín. Con solo 19 años, la joven escapa de su marido, que la persigue tras enterarse de que estaba embarazada y con la intención de obligarla a regresar a la comunidad.

Su dirección estuvo a cargo de la directora alemana Maria Shrader, y el guion, encargado a Anna Winger, Alexa Karolinski y Daniel Hendler, contó con un trabajo codo a codo con Deborah Feldman.

En la serie, la protagonista, hija de padre alcohólico, termina viviendo en la colectividad jasídica a los tres años luego de ser abandonada por su madre biológica. Cabe destacar que el jasidismo es una de las vertientes del judaísmo ortodoxo, característico por sus concepciones conservadoras de la familia y la consecuente sumisión de las mujeres a dichas creencias.

De esta forma, la propuesta de Shrader y Feldman logra, en cuatro episodios, plasmar la problemática respecto al rol relegado a las mujeres dentro de circuitos religiosos tradicionales desde el punto de vista de una joven que logra escapar de una vida que no escogió.

*Insecure (2016)

Antes de ser una de las producciones más exitosas de HBO, Insecure nació como una serie web llamada Awkward black girl, escrita y protagonizada por la actriz y productora Issa Rae junto al comediante Larry Wilmore.

En 2013, Rae y Wilmore ya se encontraban trabajando en una webserie que contara las experiencias incómodas de una mujer afrodescendiente en el mundo actual, bajo la clave de la comedia. Para 2015, los productores de HBO ya tenían en su poder el capítulo piloto, y en octubre del año siguiente sería estrenada para salir al aire semanalmente a través de dicho canal.

Insecure mantiene el argumento inicial concebido por Rae y Wilmore. A lo largo de la serie, Rae interpreta a Issa Dee, la protagonista que comparte sus experiencias con Molly, su mejor amiga, también afro. Descrita como simple, divertida y auténtica por los críticos profesionales, Insecure tiene la particularidad de ser una serie creada y protagonizada por personas afrodescendientes, que abordan con total propiedad los problemas con que se enfrentan en la vida cotidiana del siglo XXI.

Con cinco temporadas, 35 episodios y cuatro años al aire, fue premiada con nueve galardones, entre los que destacan los AAFCA Awards y los American Film Institute Awards, además de una nominación a los Golden Globes para Issa Rae a Mejor actriz de serie de televisión de comedia o musical.

*Las cosas por limpiar (2021)

Aunque su debut en Netflix no fue tan mediático como otros títulos –su lanzamiento fue un par de semanas después del estreno del éxito coreano El juego del calamar-, su reputación dentro de la plataforma y en los distintos comentarios de la crítica especializada hablan de una serie que no tiene nada que envidiar a otras producciones de la plataforma.

Las cosas por limpiar es otra mini serie que se basa en una historia real. Su argumento surge de Maid: hard work, low pay, and a mother’s will to survive, las memorias de Stephanie Land como madre soltera que se transformaron en un best seller en el mundo anglosajón.

Creada y producida por Molly Smith Metzler, la serie sigue la historia de Alex (protagonizada por Margaret Qualley), una joven veinteañera de Alaska que, motivada por las actitudes cada vez más violentas perpetuadas por su esposo, abandona la casa remolque donde vivían con su hija de casi tres años.

A través de sus diez capítulos, Las cosas por limpiar grafica la experiencia de una madre soltera que debe recurrir a los sistemas públicos de protección existentes en Estados Unidos y que, a pesar de transcurrir en el país norteamericano, logró cautivar la empatía de múltiples mujeres de todo el mundo que han pasado por situaciones similares.

*Killing Eve (2018)

Es otra de las series que han sido fuertemente aclamadas por la crítica durante los últimos años. La ficción sigue los pasos de Eve, una detective del Servicio de Seguridad del Reino Unido que intenta rastrear a Villanelle, una asesina, por toda Europa.

La trama se basa en la relación que construyen ambas mujeres, que sin verse terminan obsesionándose la una con la otra, protagonizando una verdadera persecución de corte internacional. El caso llega a remecer la vida de Eve, que desde hace un tiempo se siente abrumada y aburrida de llevar una vida de escritorio más bien convencional, tanto en lo profesional como en lo personal.

Está protagonizada por Sandra Oh (Eve) y Jodie Comer (Villanelle), dos grandes actrices que han recibido múltiples elogios por su desempeño dentro de la ficción, que además destaca por la química que actoral que ambas logran traspasar, y que de paso diferencia a Killing Eve de otros dramas policiales.

La historia está inspirada en la novela Codename Villanelle del escritor británico Luke Jennings, y fue adaptada y producida por Phoebe Waller-Bridge. Con dos protagonistas femeninas y con un aura de tensión y misterio, la serie acumula al día de hoy una calificación de 8.2/10 en Imbd, basado en 106 mil opiniones de la crítica.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.