“Ir al cine es una experiencia muy elitista, es caro”: hablan los directores de El Hombre Gris

Ryan Gosling en la cinta. Foto: Stanislav Honzik/Netflix © 2022

Los hermanos Russo se declaran “fanáticos de todos los aspectos de la realización y distribución de películas”, pero su posición se ajusta a que su último largometraje es de Netflix y el proyecto cinematográfico más caro de la historia de la plataforma. En conversación con Culto, los realizadores de Avengers: Endgame hablan de su regreso al thriller, de darle a Chris Evans el papel del villano y de construir una franquicia para el streaming.



Hasta que las dos partes se reencuentren, los hermanos Anthony y Joe Russo no tienen nuevos proyectos en el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU, por sus siglas en inglés). Terminada su etapa, la dupla oriunda de Cleveland se quedó con la experiencia de haber montado enormes superproducciones de la talla de Capitán América: Civil War (2016) y Avengers: Endgame (2019) –tras haber llegado sin mayores créditos en el cine palomitero– y también con las conexiones con los astros de la saga más exitosa de Hollywood.

“(Chris) Evans nos dijo, mientras trabajábamos con él en Marvel, que estaba en un lugar cómodo y que con su equipo querían correr riesgos. Entonces inmediatamente pensamos en él para la parte del villano. De hecho, fue escrito para él”, afirma Joe Russo a Culto, días antes del lanzamiento de El Hombre Gris, el último fenómeno de Netflix.

Foto: Dana Fineman © Netflix Inc 2022

Si el mismísimo Capitán América no iba a encarnar al héroe, la búsqueda del personaje principal se condujo hacia un intérprete con poca o nada de experiencia en la acción pura y dura: Ryan Gosling, quien encarna a Sierra Six, el asesino de una unidad secreta de la CIA que de pronto se transforma en el blanco del personaje de Evans.

El actor de La la land, “es un actor increíblemente dotado, muy minimalista, interpreta al personaje mientras entra y sale de las sombras sin ser visto”. Joe agrega: “Él es muy peculiar, divertido y atractivo, se adapta perfectamente para interpretar al Hombre Gris”.

Con ambas estrellas al frente de la historia (en compañía de Ana de Armas, Jessica Henwick, Regé-Jean Page y Billy Bob Thornton), los Russo orquestan un espectáculo heredero de James Bond, Jason Bourne y John Wick, con pirotécnicas secuencias por Europa y un héroe que probablemente tiene más corazón que cualquiera de los citados.

Una apuesta que parece haber funcionado en términos de convocatoria: cuatro días después de su arribo a Netflix (una semana antes estuvo en algunos cines del mundo, ninguno en Chile), el servicio de streaming confirmó una secuela que tendrá de regreso a Gosling y además anunció un spin-off que seguirá expandiendo el mundo del filme.

Con la misma compañía los cineastas trabajan en la segunda parte de Misión rescate (de la que son productores) y en una cinta protagonizada por Millie Bobby Brown, por lo que sus lazos con el streaming están más firmes que nunca.

Foto: Netflix

-Ocho años después de Capitán América y el Soldado del Invierno (2014), vuelven con una historia sobre agentes, mercenarios y asesinos. ¿Qué nuevas áreas del thriller como género pudieron explorar en El Hombre Gris?

Joe: Bueno, el mundo cambió mucho desde Capitán América y el Soldado del Invierno. Hay mucho extremismo en el mundo ahora mismo. Está muy alborotado. Sentimos que El Hombre Gris era la parábola perfecta de lo que está pasando en el mundo de hoy. El Hombre Gris se apega a la humanidad, tiene un alma, tiene un código y hace lo que puede para proteger a las personas. Y luego tienes a Lloyd, que se aleja de la humanidad. Él es un agente del caos, es un sociópata, todos son sólo un obstáculo a ser eliminados. Y parece que el mundo en muchos sentidos ha caído en un camino similar, donde las personas se apegan hacia la humanidad o se alejan de la humanidad y se relacionan consigo mismos. Eso es lo que sentimos que era único acerca de esta película: se sentía contemporánea. Bond tiene 60 años, Bourne tiene 20 años. Y queríamos crear una película de género para este momento, para el público de hoy.

-La cinta tiene una escala enorme y cuenta con un gran elenco. ¿Cuál fue la lección más importante que aprendieron en las películas de Marvel cuando se trata de hacer filmes de esta envergadura?

Anthony: Cuando estás haciendo películas de este tamaño, la principal diferencia es el tamaño del equipo y la cantidad de colaboradores que tienes. Si haces una película pequeña, puedes hacerlo con una o dos docenas de personas. Si haces una película como esta, la estás haciendo con cientos. Y a veces las personas que contribuyen en la película están repartidas por todo el mundo. Entonces lo que aprendimos al principio es la comunicación, es realmente importante. Asegurarnos de que todos permanezcan conectados, asegurarnos de que la idea de lo que estamos trabajando se comunique muy claramente a las personas, a través de secuencias animadas, a través de la comunicación verbal, etc., para mantener a todos en el mismo equipo, haciendo la misma película, avanzando hacia las mismas ideas.

Los Russo en el set con Chris Evans. Foto: Netflix

-Netflix busca construir sus propias franquicias cinematográficas, y quiere convertir El Hombre Gris en una de ellas. A partir de sus experiencias, ¿cuál creen que sería la clave para lograr eso?

Anthony: A Joe y a mí nos encantan los universos narrativos. Crecimos como cinéfilos mucho antes de ser cineastas. Entonces, cuando eres fanático encuentras tus cosas favoritas y solo quieres navegar en ellas. Las incorporas en tu propia imaginación y comienzas a hacerlas tuyas, y piensas en diferentes iteraciones de ellas, diferentes experiencias que puedes tener con los personajes de esas historias, etc. Como cineastas, tratamos de aplicar la misma pasión que tenemos como fanáticos. No hacemos simplemente una película de dos horas, y que eso sea todo. Nos gusta la idea de poder seguir navegando en este mundo narrativo y encontrar diferentes iteraciones, ya sean otras películas o series o cualquier forma en que podamos explorar la película y los personajes a un nivel creativo. Eso es muy atractivo para nosotros. Y así es como vemos a El Hombre Gris. La razón por la que esta película pertenece a Netflix es porque la entendieron y la apreciaron de la misma manera.

-A pesar de los análisis más pesimistas, los cines no se han extinguido. ¿Pero cuán responsables se sienten de mantener un balance entre proyectos para el streaming y otros para las salas?

Joe: La proyección de cine tiene cien años, es una tecnología muy antigua. No puedes imaginar que durante la segunda mitad de este siglo las proyecciones bidimensionales será la forma dominante de narración. Simplemente no creo que ese vaya a ser el caso. La generación Z es experta en tecnología, estoy seguro de que encontrarán nuevas formas de contar historias muy emocionantes. Anthony y yo amamos el cine, crecimos con él. Pero también estamos abiertos a lo que sigue, y nuestro trabajo como artistas es ayudar a garantizar lo que podría ser lo próximo para la siguiente generación. Y luego hacernos a un lado y permitirles tomar las decisiones que quieran tomar.

Foto: Netflix

“La distribución digital democratiza la narración. Hay muchas personas en todo el mundo que no pueden permitirse ir a una sala de cine. Es una experiencia muy elitista en ese sentido. Es caro. La distribución digital tiene un mayor alcance socioeconómico. Entonces, somos fanáticos de todos los aspectos de la realización y distribución de películas. Si quieres ver El hombre gris en el cine, tendrás la oportunidad de verla en el cine, o tendrás la oportunidad de verla en Netflix. Dependerá de ti”.

-¿Piensan que habría funcionado bien como una película de verano, con un lanzamiento global en cines?

Joe: Creo que sí, esa era la intención. Consistía en hacer una película de verano divertida que fuera muy entretenida, que pudieras ver con tus amigos y pasar un buen rato viéndola. Crecimos como fanáticos del cine y nos gusta brindar ese tipo de experiencias al público. Tendrás la oportunidad de hacerlo durante una semana. Y luego puedes verla en casa una y otra vez, si quieres.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.