¿No lo previeron? Show de Daddy Yankee organizado por Bizarro en Bolivia sufrió el mismo caos

En la escala anterior a Santiago también hubo desórdenes al ingresar al estadio Ramón Tahuichi Aguilera de Santa Cruz. En el lugar, la seguridad tampoco alcanzó para los graves desmanes que también tuvieron a gente forzando los accesos e ingresando sin ticket.



Una fiesta eclipsada por el caos. Así se podría titular la situación vivida la noche de este martes en el Estadio Nacional, con el show de Daddy Yankee en Chile -el primero de tres que siguen miércoles y jueves-, con una turba de personas ingresando sin boletos y generando graves incidentes tanto dentro como fuera del recinto.

Carabineros cifró en 4 mil el número de asistentes que entraron sin tickets al sitio.

En la noche del martes, la productora Bizarro, los encargados de la organización, difundieron un comunicado donde se desligan de cualquier responsabilidad en torno a la situación que rodeó el show.

“Bizarro Live Entertainment declara que cumplió con todo y en mayor cantidad a lo exigido por la autoridad, por tal motivo la delegación presidencial fiscalizó y aprobó el evento a través de la conformidad emitida bajo la circular 28 que regula los eventos masivos, no existiendo ninguna incapacidad de quien está organizando, sino más bien de quienes son responsables de lo que sucede con los delitos en las calles y alrededores de los recintos donde éstos se desarrollan”, dice el texto.

La misma productora Bizarro enfrentó una situación parecida en el anterior concierto de esta gira, previo en su escala en Santiago, el 24 de septiembre en Santa Cruz, Bolivia. Ellos también organizaron esa cita.

Ahí, en la previa, cientos de fanáticos rompieron las vallas de seguridad, según videos que circularon en las redes sociales. En las grabaciones se ve cómo muchos jóvenes levantan un alambrado e ingresan corriendo a unos de los sectores del concierto.

Según reportaron medios locales, muchos jóvenes treparon las paredes y los techos de la parte de adelante de la infraestructura del estadio para ingresar al espectáculo, en una situación muy similar a la acontecida en Santiago.

El personal de seguridad también se vio sobrepasado y no logró cubrir la demanda de público que legó hasta la cita en Santa Cruz. En síntesis, la seguridad no fue suficiente ni había profesionales capacitados para controlar la turba.

La prensa boliviana también se hizo eco de duras críticas difundidas en redes sociales a quienes provocaron el caos. “Por eso los cantantes no quieren venir acá”, comentó Marianne Paz en uno de los videos publicados en la plataforma Tik Tok, en una queja que se repitió ante compleja experiencia en Santa Cruz.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.