Crítica de discos de Marcelo Contreras: temporada de clásicos con Nicole, The Cure y Camilo Sesto

Clásicos inapelables entre las novedades discográficas de estos días: The Cure retorna con su último gran clásico, Nicole hace lo propio con un álbum que sirve de manual del perdón de pareja y Camilo Sesto renace en un compilado que muestra su estatura artística magistral.



*Nicole - Claroscuro

Hace nueve años Nicole (45) era una mujer feliz. Panal, el álbum de aquel periodo cargado de optimismo, sintetizó mediante música ligera bien hecha, episodios de su vida romántica y maternidad, alegrías matizadas por la muerte de su madre.

Este séptimo título a 33 años de su debut discográfico, funciona en un territorio distinto y confesional abordando su pública crisis matrimonial. El dolor y las ganas de superar las dificultades son colores distintos en la paleta emotiva de una estrella local empeñada en proyectar una imagen idílica. En vez de rabia y despecho, asoma una sensualidad envolvente y uniforme expresada en una combinación de soul y funk, acordonada con sintetizadores y suaves guitarras.

Nicole rejuvenece en Nostalgia y Quédate, husmeando en recuerdos y promesas de cambio -”te diré lo que me callé”-, en tanto Valientes demuestra que no pierde el hábito de estar al día. La balada al piano Desierto florido aborda las vicisitudes personales -”algo de ti algo de mí se quebró, viajamos sobre un huracán”-, lo mismo Claridad -”nunca es tarde para reparar, nunca es tarde para volver a confiar”-. Salto al vacío ondula un denso synth pop, que decanta en uno de los mejores estribillos de un álbum que plantea un amable manual del perdón en pareja.

*Camilo Sesto - Camilo Forever

El recopilatorio Número 1 (2004) parecía definitivo y contundente como resumen con lo mejor de Camilo Sesto, pero este lanzamiento triple en edición digital con 61 canciones, y cuádruple en cedé con 82 temas grabados entre 1972 y 1986, pretende ser la antología definitiva.

Más allá de la remasterización que no registra cambios sustanciales con la edición de 2004 en clásicos extraordinarios como Algo de mi, Amor… Amar, Getsemaní (oración del huerto) y Vivir así es morir de amor, el atractivo radica en canciones inéditas como Volarás de 1973, o singles semi olvidados como Ven o voy de 1985, con una de las temáticas favoritas del astro hispano: los amores prohibidos, en este caso, la relación de dos hombres (‘te guardo el secreto de tu otra verdad’), uno de ellos casado, relato basado en una historia real. Entre las curiosidades, asoma la faceta políglota de Camilo cantando en inglés, practicando rock (Now is my time), disco (Don’t tell, sobre un amor con una menor de edad que hoy le costaría cancelación) y soul (Too deep in love). El despliegue de idiomas continúa con versiones de algunos de sus más grandes éxitos en alemán (Ayudadme), italiano (Todo por nada) y portugués (¿Quieres ser mi amante?).

*The Cure - Wish (30th anniversary deluxe edition)

El noveno álbum de The Cure es el último título inapelable de su discografía con grandes clásicos como Friday I’m in love y High, más ligados al instinto pop de Robert Smith a mediados de los 80 en The Top (1984), y especialmente A Head on the door (1985), una reacción al espíritu fúnebre y depresivo impuesto por Pornography (1982).

Wish fue una respuesta luminosa a la espectacular melancolía de Disintegration (1989), la obra maestra que el líder anhelaba componer antes de cumplir 30 años. El disco envejece bien aunque en desventaja con su predecesor. Suena increíble y atemporal, en tanto la versión aniversario es generosa en demos mucho mejor grabados y resueltos que en títulos anteriores, y material inédito incluyendo varias piezas instrumentales. La maqueta de A letter to Elise por ejemplo, resulta impecable, una demostración del trabajo de Boris Williams probando un arreglo distinto en batería. El demo de Apart es una enésima prueba del aporte vital de Simon Gallup desde el bajo, como protagonista de la arquitectura sónica y melódica del grupo. Los mixes ofrecen afortunadas deconstrucciones del álbum, para cerrar con una apabullante versión de End grabada en París en 1992.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.