Muere Abbas, el fotógrafo de la revolución iraní

Imagen (FILES) In this file photo taken on (41504460)

En 2013, el iraní exhibió sus imágenes en París.

El profesional dejó registro de la violenta revolución islámica conducida por el ayatolá Jomeini en 1979 en su libro Irán: la revolución confiscada.




El retrato de un religioso musulmán de rostro adusto que apunta con un arma a la cámara desde el asiento de su automóvil, fue la imagen de portada de su libro Irán: la revolución confiscada. En este el fotógrafo iraní Abbas Attar dejó registro de la violenta revolución islámica conducida por el ayatolá Jomeini en su país en 1979.

Autoexiliado en París en 1980, su libro fue prohibido en Irán, pero le dio renombre en el mundo. Un año después se integró a la prestigiosa agencia Magnum.

Nacido en 1944, Abbas -como se hizo conocido- falleció hoy en París, a los 74 años, convertido en un referente del fotoperiodismo. "Fue padrino de toda una generación de jóvenes fotoperiodistas", expresó el presidente de Magnum, Thomas Dworzak, en la web de la agencia. "Abbas fue un ciudadano de un mundo que necesitaba documentar, con sus guerras, sus desastres, sus revoluciones y levantamientos", agregó.

Abbas comenzó en el frente de distintos conflictos bélicos a principios de los 70 y se mantuvo en actividad durante cuatro décadas. Estuvo en Vietnam, Irlanda del Norte, el apartheid en Sudáfrica. En 1983, pasó por Santiago de Chile y retrató la parada militar que celebró 10 años del régimen de Augusto Pinochet.

Durante su viaje por 29 países en 4 continentes, entre 1987 y 1994, cambió su enfoque hacia la religión, centrándose en el aumento global del islamismo. Luego, se embarcó en un proyecto de largo aliento sobre el choque cultural y político que provocan las grandes religiones.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.