Catalina Pérez, presidenta de RD: “Se perdió la oportunidad de terminar con la Concertación”

Foto: Patricio Fuentes

La diputada apunta tanto a su propio sector como al PS de cometer errores en las negociaciones para las primarias presidenciales y admite que su colectividad tuvo diferencias con la postura que adoptó el partido de Gabriel Boric. “Para RD era más importante sumar al PS que excluir a la militancia del PPD”, dice. Además, la timonel anuncia que no buscará competir en la reelección de la mesa de su colectividad.


La celebración de la victoria de las históricas elecciones del domingo no duraron más de tres días para la presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez. Lo que comenzó como una semana en la que se consolidó el Frente Amplio y su lista con el PC -Apruebo Dignidad-, terminó este miércoles con una jornada llena de recriminaciones, divisiones y tensiones internas.

El problema fueron las complejas negociaciones para las primarias presidenciales del sector, que terminaron por dividir aún más a la centroizquierda y dejaron de manifiesto las diferencias que conviven en ese nuevo bloque. En ese sentido, la diputada lamenta que el pacto que inscribieron no incluyera al PS y admite las distintas posturas que tuvo con su par de Convergencia Social, Alondra Arellano.

¿Qué fue lo que más le molestó de esa caótica jornada?

Nuestro desafío sigue siendo articular un bloque antineoliberal que se la juegue por compartir las demandas de nuestra gente. Logramos una alianza con un pacto sumamente validado por la ciudadanía y eso está lejos de ser un problema. Es cierto que existía un escenario aún mejor: hay un espacio de convergencia natural con el PS y en eso hay acuerdo en todo el FA. La piedra de tope fue la incorporación del PPD y el amarre de una lista parlamentaria en menos de 12 horas. Habrá que seguir conversando.

Pero ya no se pudo para una situación crucial...

Se buscó generar un acuerdo de primarias que todos daban por muertas. Faltó tiempo, diálogo, confianza y audacia. Contra todos los pronósticos logramos una negociación que estuvo muy cerca de tener éxito. Se cometieron errores de lado y lado, pero no hay que rendirse ante la posibilidad de buscar unidad con las fuerzas transformadoras de cara a los procesos que vienen.

¿Durante el día nunca supieron que el PPD se sumaría al acuerdo?

Para RD era más importante sumar al PS que excluir a la militancia del PPD de participar de una primaria. Perdimos esa tesis.

El resultado fue una primaria de Boric con Jadue. Usted dijo que eso no alcanzaba para gobernar. ¿Está satisfecha?

Se pudo haber hecho mucho más. Pero Jadue o Gabriel van a ser los representantes de la alianza política más exitosa en primera vuelta y la alternativa más competitiva contra la derecha, pero a la derecha vamos a tener que enfrentarla juntos. Me imagino que el PS querrá ser parte del gobierno que vamos a construir. El PS cometió un error al no sumarse a un proyecto de cambio y mantener sus lazos con sus viejos aliados.

Narváez acusó que no ofrecían gobernabilidad.

Se dijeron muchas cosas impulsivamente, pero yo cuido las declaraciones destempladas, porque a la derecha vamos a tener que enfrentarla juntos.

¿Qué responsabilidad le cabe al FA en esta pasada?

Durante la negociación tuvimos diferencias con algunos partidos de Apruebo Dignidad y eso fue lo que priorizamos. Cuando decides conducir un proceso asumes la responsabilidad sobre errores que no necesariamente son tuyos.

¿Con qué partidos?

Con la posición de Convergencia Social y del PC.

En RD eso produjo mucha molestia. ¿Se farrearon una oportunidad histórica?

Lo que se perdió fue la oportunidad de terminar con la Concertación. A la política eso le hubiese hecho bien.

¿Y quién es responsable? ¿El partido de Boric?

Hay responsabilidad por parte de todos los actores. El acuerdo ya está, ya están claras las diferencias que tuvimos y para firmar se requiere del acuerdo de todos. No íbamos a poner en duda esa primaria como tampoco el respaldo a la candidatura de Gabriel Boric.

Boric hizo gestiones para evitar ese desenlance. ¿Cómo se explica que su partido no lo apoye?

Las diferencias que tengan al interior de CS tendrán que responderlas ellos. Gabriel no participó de la negociación. A quien le correspondía la responsabilidad era a la presidenta y tendrá ella que responder a estas diferencias.

¿Puede costarle caro este episodio a Apruebo Dignidad?

Espero que no, porque ojalá que todos los partidos tengamos la responsabilidad histórica. Jadue y Boric van a ser los representantes para disputarle a la derecha en primera vuelta, vamos a tener un gobierno de transformación y espero que en ese gobierno esté también el PS.

¿El veto al PPD va a seguir?

No hubo ningún veto el día de ayer, lo que hubo fue un intento de meter a última hora un acuerdo parlamentario. No sé cuál va a ser el futuro del PPD o de la DC. Valoro los esfuerzos que el presidente del PR hizo muy coherentemente desde el inicio hasta el final, a diferencia del PPD y de la DC. Pero un gobierno de transformación no puede cerrarle las puertas a nadie que esté comprometido con dichas transformaciones

¿Esa es una postura de RD o del FA?

La superación de los límites de Apruebo Dignidad es una posición compartida del FA. Habrá que ver mañana la posición del paso de primera a segunda vuelta.

RD salió exitoso de las elecciones del fin de semana. Con los resultados en mano, ¿piensa buscar la reelección como presidenta?

Conducimos este proyecto durante la revuelta popular del 18 de octubre, con la convicción de que estábamos haciendo historia. Empujamos el proceso constituyente, sobre una hoja en blanco, con los escaños reservados, la paridad, los independientes. Enfrentamos una pandemia, organizamos un comando nacional para el plebiscito, enfrentamos la elección más grande a la que el partido se ha enfrentado y la ganamos. Ese es un esfuerzo colectivo, pero va a tener que liderar otra persona el siguiente periodo, pero no me quiero ir para la casa y espero aportar en el consejo político nacional el próximo periodo. Los dirigentes que piensan que son imprescindibles son malos dirigentes y RD es mucho más firme que un liderazgo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.