Cuarto retiro: las frenéticas gestiones de La Moneda y el llamado de Sichel para rechazar el proyecto

20 de septiembre del 2021/SANTIAGO El Presidente de la República, Sebastián Piñera, acompañado por los ministros y parlamentarios, se toman una foto en el patio de los Naranjos del palacio de La Moneda, tras la firma del proyecto de reforma de pensiones para mejorar los ingresos de los jubilados. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Los ministros de Hacienda y la Segpres han intensificado los contactos y reuniones principalmente con diputados de Chile Podemos Más para evitar que la moción avance al Senado. En tanto, el abanderado oficialista -quien se reunió ayer con dirigentes del bloque para coordinarse en materia previsional- dijo que “espero que los parlamentarios de Chile Podemos Más prioricen mejorar las pensiones en Chile y, alguna vez, no estemos pensando en los intereses electorales de corto plazo”.


Hasta el Palacio de La Moneda llegaron ayer, a las 19.00, diputados de la Comisión de Constitución de Chile Podemos Más, para reunirse con el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, y su par de la Segpres, Juan José Ossa. ¿La razón? Abordar un tema que ha sido la preocupación del gobierno en las últimas semanas: el proyecto del cuarto retiro de pensiones, cuya votación en sala está estipulada para la próxima semana.

Así, el Ejecutivo, a través de Cerda y Ossa, juega sus últimas cartas con gestiones tanto con parlamentarios de la oposición y del oficialismo, principalmente en RN. Ambos buscan evitar que la moción -cuya discusión en particular comenzará este miércoles justamente en la Comisión de Constitución de la Cámara- se apruebe.

Esta vez la estrategia del gobierno fue juntarse individualmente con cada legislador y los jefes de bancada. Así, calculan que al menos sostuvieron unas cuarenta reuniones antes de las Fiestas Patrias, cuando aún se esperaba que la votación se concretara antes del 18. Como ello no resultó, los ministros agendaron la cita con los integrantes de la Comisión de Constitución -los UDI Jorge Alessandri, Juan Antonio Coloma; el Evópoli Luciano Cruz-Coke; y los RN, Gonzalo Fuenzalida, Camila Flores y Paulina Núñez-, para analizar la “posibilidad de tener una posicióncomún”.

El proyecto tiene un quorum de 3/5 para su aprobación, por lo que requiere 93 votos a favor para ser despachado al Senado a su segundo trámite constitucional. Hasta ahora el conteo de sufragios da cuenta que se requerirían 11 votos del oficialismo para que la moción sortee la Cámara Baja, ya que la oposición cuenta con 84 escaños, de los cuales habría -según los sondeos de los días previos- dos descolgados.

En el gobierno reconocen que el tema les preocupa porque no quieren volver a sufrir un revés como en el primer y tercer retiro. Pero esta vez -según sus cálculos- dicen tener los votos para evitar que la moción avance al Senado y no repetir el tener que acudir al Tribunal Constitucional (TC).

De hecho, Ossa afirmó el sábado que “a nuestro juicio creemos que están los votos para que sea rechazado el cuarto retiro”. Sin embargo, los dichos del ministro para algunos en el Ejecutivo fueron arriesgados porque creen que cualquier tipo de declaración puede generar un ambiente “contraproducente” que termine perjudicando. Por lo mismo, recalcan que no deben caer en triunfalismos previos.

Como sea, el titular de la Segpres ayer matizó sus declaraciones -aunque en Palacio no precisan si es que se lo pidieron o no-, y aseguró, en radio Infinita, que “no quise decir que el gobierno tuviera los votos, uno tiene la esperanza (…). En ningún caso me atrevería a asegurar un resultado de una votación”.

En este escenario, parlamentarios oficialistas admiten en privado que han recibido llamadas del gobierno, por ejemplo, del subsecretario de la Segpres, Máximo Pavez. Mientras que también legisladores de RN admiten haber sido contactados por el timonel del partido, el senador Francisco Chahuán.

Los parlamentarios explican que los argumentos utilizados por las autoridades de gobierno para fundamentar lo perjudicial que resulta este cuarto retiro se enfocan en tres aristas que permiten diferenciar el entorno entre el primer retiro y éste. Una, que el IFE está llegando a muchos hogares y se extendió hasta fin de año, por tanto hay ayuda social universal; dos, que como la pandemia se ha atenuado, la economía se ha vuelto a movilizar generando empleo; y tres, que por tanto agregar más circulante conllevaría inflación como lo han manifestado también los expertos, incluido el Banco Central.

“Ha hablado conmigo Ossa, me han llamado desde el Ministerio del Interior, varios llamados de Santiago por la votación, tratando de convencerme que vote en contra. Pero yo estoy apoyando el cuarto retiro y creo que se puede mejorar con las indicaciones”, dijo el diputado RN Hugo Rey, agregando que no ha sido fácil mantener su posición de aprobar la iniciativa. “Está claro que la salida de Curicó del delegado presidencial, y la petición de renuncia de su jefe de gabinete es una clara señal de que son pasadas de cuenta porque sucedió inmediatamente cuando les dije que votaría a favor. Ya empezaron, no sé cuándo van a terminar, lo lamento, el gobierno se vuelve a equivocar. Esas presiones reafirman mi postura”, reclamó.

Las gestiones del gobierno se han enfocado más hacia su sector porque advierten que en la oposición hay apoyo casi cerrado al proyecto. No obstante, algunas fuentes precisan que desde La Moneda han intentado convencer a los diputados exradicales Fernando Meza y Carlos Abel Jarpa, que coinciden en el comité con Pepe Auth, quien ha votado siempre en contra de los retiros. Si estos parlamentarios votaran en contra, la oposición necesitaría más que los 11 de derecha que se calculaba en Palacio para lograr el quorum de 93.

El tema del cuarto retiro, además, se tomó parte de la reunión del comité político ampliado de ayer lunes, instancia en la que se hizo una especie de balance de la situación. Según uno de los presentes, nadie quiso aventurarse con un resultado de la votación.

Contactos comando y cita con Sichel

En el oficialismo también dicen que han sido contactados por la exsubsecretaria Katherine Martorell, quien es la vocera del comando del abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel. El candidato oficialista, de hecho, ha manifestado su rechazo a la medida en múltiples ocasiones y algunos temen -en su equipo y en el oficialismo- que, si se aprueba la medida, termine significando un costo para su liderazgo por no lograr alinear al bloque.

Martorell, dicen en Chile Podemos Más, también habría transmitido la inquietud a los parlamentarios que están a favor de la iniciativa. Todo esto, en un contexto en que reconocen que es adverso porque un grupo de diputados ha ido diciendo públicamente que votará a favor de la medida, entre ellos, los RN Jorge Durán y Paulina Núñez. También votarían a favor los RN Eduardo Durán, Frank Sauerbaum, Hugo Rey, entre otros.

En el comando, en todo caso, reconocen los contactos de la vocera, pero recalcan que fueron hace días atrás. “Espero que los parlamentarios de Chile Podemos Más prioricen mejorar las pensiones en Chile y, alguna vez, no estemos pensando en los intereses electorales de corto plazo”, dijo ayer Sichel sobre el proyecto de cuarto retiro, al ser consultado en el marco del lanzamiento de una de sus propuestas programáticas. Asimismo, agregó que él no es contrario a los retiros anticipados, que los avala en ciertas circunstancias, pero que primero se debe avanzar en una reforma a las pensiones.

Ayer Sichel encabezó un encuentro en la sede de su comando, ubicado en El Bosque Central en Las Condes, con jefes de partido, secretarios generales y jefes de bancada, para abordar como tema principal “reforzar la coordinación en materia de pensiones”. Aunque los dirigentes señalaron que el cuarto retiro no fue el tema central, uno de ellos planteó que se tocó tangencialmente. Otros afirmaron que están “alineados” con el presidenciable.

“Ha resultado la persuasión por el cuarto retiro con los diputados, que de una manera se muestran a favor (...) los diputados hablan a través de su voto y nuestro trabajo ha ido orientado a hacer ver que acá tenemos que construir un país donde no prime el que cada uno se rasque con sus propias uñas, sino que lo que prime es que trabajemos por los más vulnerables”, dijo el secretario general de RN, Diego Schalper, a la salida.

El abanderado tenía previsto, hasta el cierre de esta edición, participar en una reunión en la casa de Schalper, a la que también estaban invitados los integrantes de la directiva del partido. La cita ocurrirá en medio de las tensiones que hay al interior de la colectividad por los parlamentarios que apoyan el cuarto retiro y luego de las diferencias que ha tenido RN con Sichel a raíz de su “tono confrontacional”.

El abanderado también tiene contemplado reunirse esta semana con la UDI, y el lunes siguiente se está agendando un almuerzo con Evópoli.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.