Dramática jornada para Sudamérica por el Covid-19: Argentina, Uruguay y Brasil rompen récords de contagios y muertes

Bailarines de tango protestan en demanda de nuevos protocolos para poder trabajar durante la pandemia frente al edificio del Ministerio de Cultura, en Buenos Aires, el 11 de marzo pasado. Foto: Reuters

Argentina evalúa nuevas restricciones en medio de cifras récords de contagios y muertes, mientras Uruguay registra la mayor tasa de casos diarios del mundo. Brasil, por su parte, superó por primera vez los 4.000 decesos en 24 horas.


La lucha contra el avance de la pandemia continúa en Argentina, donde este martes se confirmaron 163 muertos por coronavirus y 20.870 nuevos infectados, el máximo registrado en los 399 días que lleva el virus en el país. El lunes se contabilizaron 272 decesos, la cifra más alta en dos meses, según el Ministerio de Salud. Ahora, el recuento total llegó a los 2.428.029 infectados y a 55.858 fallecidos.

Según el diario La Nación, solo cuatro países reportaron este martes más casos que Argentina en el mundo. Hasta el momento solo es superada en números absolutos por India, Brasil, EE.UU. y Turquía.

La ciudad de Buenos Aires, en tanto, batió el lunes su récord diario de nuevos contagios por segundo día consecutivo, con 2.428 nuevos casos, y la tasa de positividad se mantiene alta en un 30%, el triple de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una mujer asiste a misa frente al santuario de Schönstatt, en Buenos Aires, durante la Semana Santa. Foto: AP

En ese contexto, el ministro del Interior argentino, Eduardo “Wado” de Pedro, anunció que al gobierno le parece bien que “las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) se hagan en septiembre” en lugar de agosto, aunque advirtió que cualquier cambio debía hacerse “con consenso político”. Ese es el mensaje que transmitirá a los legisladores el miércoles, durante el debate respecto de la realización de las primarias en medio del rápido avance de la pandemia.

Desde la Casa Rosada, De Pedro advirtió a la prensa que el 8 de agosto, fecha en que están programados los comicios, se estará transitando uno de los meses más complicados para las enfermedades respiratorias. En la misma línea, explicó que la idea es correr también la fecha de las elecciones generales (previstas para octubre) para garantizar que haya “al menos 60 días” entre ambos comicios, que es lo que recomienda la Cámara Nacional Electoral. Así, sería necesario correrlas a noviembre. Al gobierno “le preocupa la salud de los argentinos, no las PASO”, recalcó el ministro del Interior.

Personas con mascarillas esperan locomoción colectiva en Buenos Aires. Foto: Reuters

Además, desde el gobierno están evaluando nuevas restricciones para intentar contener esta segunda ola. Según el diario La Nación, una idea que se estaría discutiendo en la Casa Rosada sería implementar una “cuarentena federal”, es decir, restricciones acordadas con los 24 gobernadores argentinos.

Respecto de la segunda ola, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, señaló que necesitaban “tres semanas de un esfuerzo muy grande para vacunar a los que tienen riesgo de morir”.

Para tomar una decisión sobre las nuevas restricciones, el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, se reunió en la Casa Rosada el martes con los jefes de gabinete de la provincia y la ciudad de Buenos Aires, Carlos Bianco y Felipe Miguel, respectivamente, y con la ministra de Salud y otros funcionarios bonaerenses. Después del encuentro de una hora y media, Vizzotti dio una conferencia de prensa en la que señaló que se tomarán medidas “localizadas y transitorias, sin impactar en medidas productivas comerciales y acciones de esparcimiento que no son fuente de infección, y tratando de impactar lo menos posible en la educación y la presencialidad”.

La actual ministra de Salud argentina, Carla Vizzotti, junto a trabajadores de la salud en las afueras de Buenos Aires. Foto: Reuters

Aunque aún no hay nada oficial, algunos medios de comunicación informaron que desde la gobernación de Buenos Aires intentarán cerrar la circulación desde las 22.00 hasta las 6.00, una medida que se había tomado anteriormente para disminuir las fiestas clandestinas y las reuniones sociales.

El jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, busca reducir la circulación lo menos posible, para impactar levemente en los comercios. Otra medida en discusión es continuar con el teletrabajo para los funcionarios de la administración pública, que estuvieron en esa modalidad toda la semana pasada.

Personas con mascarillas caminan frente a la estación de trenes de Retiro, en Buenos Aires, el 31 de marzo pasado. Foto: Reuters

Pese a que no se ha confirmado nada aún, las nuevas restricciones entrarían en vigor este miércoles, debido a la urgencia frente al aumento de casos.

La triste marca de Uruguay

El vecino Uruguay, que en 2020 se convirtió en uno de los mayores casos de éxito en el manejo de la pandemia, registró en la última semana el número más alto de nuevos casos por cada millón de habitantes en el mundo. Con un promedio de 837,88 casos diarios por millón de personas en los últimos siete días, Uruguay pasó a liderar el ranking mundial, superando a Serbia (753,04), Andorra (735,87), Hungría (720,6) y Polonia (681,32).

El domingo, Uruguay superó su récord de contagios diarios con 3.853 y ayer el de muertes, con 45, según el informe diario del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae).

Mientras tanto, el país avanza con su impresionante campaña de vacunación. De hecho, alcanzó el mayor ritmo de vacunación del mundo en los primeros días de abril, según La Nación. Durante los primeros cuatro días del mes logró un ritmo de inoculación diario superior al 1%. En los últimos días –3, 4 y 5 de abril– fue el único a nivel global en ubicarse por encima de esa cifra, de acuerdo con datos del sitio Our World in Data.

Más de 4.000 muertos diarios en Brasil

La situación en Brasil, en tanto, se complica cada día más. El gigante sudamericano registró este martes por primera vez más de 4.000 muertos de Covid-19 en 24 horas, informó el Ministerio de la Salud.

En pleno agravamiento de la crisis sanitaria, el país, de 212 millones de habitantes, contabilizó 4.195 muertos, con lo cual el total se eleva a 336.947 decesos en más de 13 meses de pandemia, un balance superado solo por Estados Unidos.

Y es que en Brasil, uno de los epicentros mundiales de la pandemia junto con India, el combate al coronavirus se realiza en la mayor de las confusiones, según destaca France Presse. Cuarentenas cambiantes y mal explicadas, fallos judiciales contradictorios y previsiones erróneas en la vacunación explicarían parte del actual cuadro sanitario.

Familiares entierran a una víctima de Covid-19 en Sao Paulo, Foto: Reuters

Por su lado, el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, critica las medidas de aislamiento social, independientemente de su rigor, debido a su impacto económico negativo. “Sin coordinación nacional, con normas que emanen del Ministerio de Salud (...), existe un vacío técnico-jurídico monumental”, dijo a France Presse el infectólogo José David Urbáez, de la Cámara Técnica de Infectología del Distrito Federal de Brasilia.

“En Brasil, por ejemplo, no hay definición de lo que son las actividades esenciales. Así que en cada localidad existen entendimientos que dependen de la correlación de fuerzas político-económicas locales para mantener abiertas tales o cuales actividades, creando este caos”, agrega el especialista.

En medio de este escenario, Bolsonaro habló este martes con su par ruso, Vladimir Putin, sobre “la adquisición y fabricación de vacunas Sputnik” en el país y otros temas, informó la oficina del mandatario brasileño en un comunicado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.