Salud “levantó la barrera” a 300 familias que arribaron a Chile por demoras en la habilitación de hoteles

Los pasajeros que llegan desde el extranjero son trasladados por personal de la Seremi de Salud a hoteles sanitarios.

Casi 6 mil personas provenientes del extranjero han ingresado al país desde el 31 de marzo, cuando debutaron las nuevas medidas de aislamiento que persiguen evitar el ingreso de nuevas cepas de coronavirus. De ellas, casi el 90% fueron trasladadas a hoteles, mientras que el resto, familias con y sin hijos, fueron enviados a sus domicilios, donde serán fiscalizados por la autoridad sanitaria.


El pasado miércoles comenzaron a regir las disposiciones que decretó el gobierno para evitar la proliferación de nuevas cepas del coronavirus en el país. Se trata de una estricta vigilancia a quienes ingresen al territorio nacional a través del aeropuerto Arturo Merino Benítez, y que aplican tanto a chilenos que retornan como a extranjeros.

Las medidas contemplan la presentación de un test PCR negativo, permanecer al menos cinco días en un hotel de tránsito y completar una cuarentena obligatoria de 10 días.

Sin embargo, la alta afluencia de pasajeros y las demoras en la habilitación de hoteles obligó a “levantar la barrera” a casi 300 familias que ingresaban al país y que fueron derivadas directamente a sus hogares, sin pasar por un hotel transitorio.

Según explicaron desde la Seremi de Salud Metropolitana, a contar del miércoles han ingresado 5.820 viajeros al país, de los cuales casi el 90% fue trasladado hasta distintos hoteles de tránsito.

Desde la autoridad sanitaria comentan a La Tercera que el porcentaje restante son padres con hijos -que están exceptuados de la medida- y familias que no pudieron ser ubicadas en los establecimientos de estadía, por lo que deberán cumplir la cuarentena en sus domicilios.

“Fueron enviadas aquellas personas que venían en vuelos con mayor ocupación y a quienes, para evitar largas esperas, se de les derivó a sus hogares con exigencia de cuarentena de diez días y toma de PCR en suelo nacional”, explican desde la autoridad sanitaria.

La decisión se adoptó tras constatarse que no había disponibilidad de hoteles para albergarlos. “En el momento que llegaron al país no se encontraban habilitadas las habitaciones por demoras en el proceso de preparación, que se refiere a la higienización y sanitización de las piezas. Por lo que tendrían que esperar por muchas horas en el aeropuerto”, aclararon desde la autoridad sanitaria.

La fiscalización, sin embargo, aseguran que será estricta. Se vigilará que las personas estén en sus domicilios informadas “para garantizar que cumplen con el aislamiento de 10 días indicados”. Además, se les exigirá toma de un test PCR en el territorio nacional. En esa línea, quienes no sean hallados en sus hogares, se arriesgan a multas que pueden llegar hasta las 1.000 UTM.

Para evitar que se repita esta situación en los próximos días, y avizorando un retorno de viajeros a propósito de las restricciones de viaje que rigen desde ayer -con restricción de entrada y salida por al menos un mes- la Seremi de Salud asegura que durante esta jornada ya cuenta con los cupos suficientes para derivar a los viajeros a cualquiera de los 100 hoteles de tránsito habilitados, que se traducen en más de mil habitaciones disponibles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La Tercera Noche


Durante la tarde de este martes, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, y su par del Interior, Rodrigo Delgado, contactaron a dirigentes de Chile Vamos y a los abanderados presidenciales Mario Desbordes y Joaquín Lavín para transmitirles que están dispuestos a impulsar la propuesta del alcalde de Las Condes, en una fórmula más acotada que la original. Ello, siempre y cuando los parlamentarios oficialistas se abstengan o voten en contra del tercer retiro.