¿Una ley corta?: La resistida opción que miran los partidos con candidaturas objetadas por el Servel

En algunos sectores de los conglomerados más afectados por las resoluciones del Servel que objetaron más de 200 candidaturas al Congreso y otras mil de consejeros regionales, no descartan la alternativa de un proyecto de ley para resolver la compleja situación electoral. La idea no convence a todos.


Una historia de hace casi 20 años se volvió a evocar en los círculos políticos durante las últimas semanas. Con el rechazo del Servicio Electoral a 226 candidaturas al Congreso y otras 1.293 de consejeros regionales, en las colectividades se ha aparecido el fantasma de la “ley exprés” que en 2001 ingresó el gobierno de Ricardo Lagos para retrasar las elecciones parlamentarias de ese año y darle tiempo a la Democracia Cristiana para arreglar la situación que dejó fuera de la carrera a casi la totalidad de sus candidaturas al Congreso.

El problema había radicado en un error en la inscripción de las listas parlamentarias de esa colectividad, lo que gatilló una fuerte crisis en ese partido y que terminó incluso con la renuncia del timonel de ese entonces, Ricardo Hormazábal.

Pese a tener ese “recuerdo” sobre la mesa, en algunos sectores de Apruebo Dignidad afectados por la resolución del Servel admiten que no es “descartable” impulsar una iniciativa que pueda “rescatar” a sus cartas a la Cámara Baja y al Senado, así como también a los Consejos Regionales. “Es una última opción”, repiten algunos dirigentes del Frente Amplio.

Ese último conglomerado junto al Partido Republicano concentraron la mayor parte de candidatos objetados por el Servel. La coalición que impulsa la candidatura presidencial de Gabriel Boric sufrió la caída de 96 de sus cartas, mientras que la colectividad de José Antonio Kast vio lo mismo en 90 casos. A esto se sumó la resolución del organismo respecto a los consejeros regionales, en las que el Frente Amplio -quienes tienen una lista para ese cargo con sus exsocios del Partido Liberal- tuvieron casi 300 de sus cartas rechazadas.

Aunque está sobre la mesa, en RD, Comunes y Convergencia Social miran con distancia la opción de una ley corta y aseguran que antes de llegar a eso tendrían que agotar todas las instancias legales con las que cuentan. Por eso, en relación a los cores, desde el bloque confirmaron que llevarán los casos a los Tribunales Electorales de cada región y, de no lograr un resultado favorable, llegarán a la figura nacional de esa instancia.

Lo mismo en el caso de los diputados. Desde Apruebo Dignidad transmiten que están a la espera de lo que resuelva el Servel luego de que el bloque interpusiera un recurso de reposición el viernes pasado. Según fuentes del pacto, el plazo para recibir una respuesta vencería este martes.

“Estamos preparando todas las herramientas administrativas y judiciales que tenemos disponibles para poder competir en noviembre. En el caso de los cores, estamos preparando las apelaciones ante los Tribunales Electorales Regionales (TER). Ahora, para la lista parlamentaria, esperamos el pronunciamiento definitivo del Servel sobre la reposición presentada para acudir en caso de ser necesario al Tricel”, aseguró la presidenta de RD, Margarita Portuguez.

Sin embargo, no todos en la coalición están de acuerdo con impulsar una ley de ese tipo. “Sería como un arreglo político”, sostienen algunos parlamentarios del bloque. A pesar de eso, las mismas fuentes reconocen que sería “complejo” dejar caer a las candidaturas parlamentarias mirando a un eventual gobierno liderado por Boric y que, en ese caso, estarían dispuestos a aprobar una eventual iniciativa legal.

Incluso, desde el PL -quienes hoy forman parte del Nuevo Pacto Social, la coalición que agrupa a las colectividades de la ex Concertación- aseguran que estarían “disponibles” para impulsar una ley corta en el caso de los diputados y “salvar” a los candidatos de Apruebo Dignidad.

“Más que apresurarnos a hablar de una ley corta, lo que hay que hacer es agotar las instancias que hoy día existen. Acá hemos visto un conjunto de errores informáticos que han afectado a distintas candidaturas y sabemos que con los antecedentes se puede demostrar ante el Tricel la correcta inscripción de candidaturas”, sostuvo el diputado de Nuevo Trato y cuya candidatura a su reelección también fue rechazada, Pablo Vidal.

Las alternativas en la derecha

Al igual que en Apruebo Dignidad y en otros sectores de la oposición, en Chile Podemos + (ex Chile Vamos) también ven una ley corta como una última opción y en algunas colectividades, como Evópoli, sostienen que esperarán que finalicen “todos los procesos” antes de evaluar esa alternativa.

Integrantes de ese conglomerado creen que el pacto tendría que “tomar palco” ante una iniciativa de esa naturaleza. Más allá del caso de las listas en la región del Ñuble, ese sector no sufrió mayores pérdidas con las resoluciones del Servel. En ese sentido, en partidos como la UDI, aseguran que una ley corta tendría que ser impulsada por el Frente Amplio o el Partido Republicano.

Esa última colectividad tiene tres representantes en la Cámara de Diputados, uno de los cuales, Ignacio Urrutia, dice que no se ha conversado una ley exprés.

“Si el Servel no corrige el error, que lo corrija el Tricel. Pero aquí hay un error garrafal y que está reconocido por ellos”, dice él, añadiendo que “yo no soy partidario de la ley corta, prefiero ir a tribunales. Nosotros no hemos hablado ni una sola palabra de ley corta. Inclusive hemos hablado con la gente de Apruebo Dignidad, y hasta donde sé, ellos tampoco son partidarios de un tema como éste. No me parece, porque una ley corta suena como arreglín”.

Los movimientos de senadores

En Apruebo Dignidad, por su parte, también vieron afectadas algunas de sus candidaturas al Senado. La situación afectó primordialmente a las listas de RD y el Partido Comunista, quienes no cumplieron con los requisitos de género.

En ese sentido, desde esas colectividades aseguran que por estos días harían algunos ajustes en sus plantillas. “Para eso hay un remedio. El mismo Servel lo ha indicado y es que dentro de cuatro días hábiles podemos bajar dos candidatos varones y subir dos candidatas”, aseguró el timonel del PC, Guillermo Teillier.

Según fuentes de ese partido, se moverían las candidaturas a senador de O’Higgins (Sebastián Lira) y Ñuble (Iván Rodríguez), punto que terminarían de resolver en una reunión del comité central este martes. Desde RD, en tanto, también transmitían que se harían ajustes en el sur de Chile, en las regiones de Los Ríos (Roberto Giubergia) o Los Lagos (Rossana Mora).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.