10 películas deportivas imprescindibles para ver en esta cuarentena

Hillary Swank y Clint Eastwood en Million Dollar Baby

Historias de obsesiones, sueños y fracasos. Historias que no podrían existir sin las pasiones que despierta el deporte. Historias que escapan de la actividad y se transforman en relatos sobre la vida misma.




El deporte como catalizador de las emociones más potentes y los sentimientos más salvajes. El deporte como un lugar donde los sueños y la obsesión convergen con las decepciones y los fracasos. Y por sobre todo, una actividad que trasciende los límites de la disciplina y que da vida a las historias más maravillosas —o trágicas— que pueden conocerse, y que solo gracias al deporte pueden existir. A continuación, una lista con las mejores diez películas sobre deportes para ver en casa mientras se realiza la cuarentena. Diez películas que abandonan la pantalla y se cuelan en los corazones de aquellos que las ven.

1. Carros de Fuego (Chariots of Fire, 1981)

Año 1920. Gran Bretaña cuenta con dos atletas ilustres: Harold Abrahams y Eric Lidell. Uno judío, el otro cristiano. La cercanía de los Juegos Olímpicos y, por consiguiente, la carrera por ser el mejor deportista británico en la cita mundial da inicio a una rivalidad única, no solo por la calidad de Abrahams y Lidell, sino por la diferencia en sus personalidades, sus creencias, y lo que el triunfo significaba para cada uno. Carros de Fuego ganó el Óscar a Mejor Película en 1981, así como Mejor Guión Original, Vestuario y Banda Sonora, esta última a cargo de Vangelis, tan mítica como la propia película en sí.

El trailer, a continuación.

2. Million Dollar Baby (2004)

Una oda al boxeo y a la superación. El maestro Clint Eastwood filma una pieza íntima y emotiva, cuyo guión comienza abarcando los convencionalismos de la películas deportivas, pero que luego bifurca y se convierte en algo absolutamente distinto: en un golpe directo al corazón. Maggie Fitzgerald es una camarera treinteañera cuyo máximo sueño es convertirse en boxeadora profesional. Para ello recurre a Frankie Dunn, un entrenador solitario y veterano que busca enseñarle algo de su exitoso pasado a los jóvenes que van a su gimnasio, excepto a Maggie. A punta de esfuerzo y constancia, Maggie le demostrará a Frankie que merece una oportunidad en el ring, así como en la vida. Ganadora de cuatro Premios Óscar: Mejor Película, Mejor Director (Clint Eastwood), Mejor Actriz (Hilary Swank) y Mejor Actor de Reparto (Morgan Freeman).

El trailer, a continuación:

3. Invictus (2009)

Clint Eastwood vuelve al deporte con este relato sobre la unión de un país a través del rugby. Corría el año 1990 y Nelson Mandela asumía la presidencia de Sudáfrica tras pasar décadas encarcelado. Una de sus primeras medidas —y más importantes— fue la abolición del Apartheid, con la que buscaba dejar atrás las diferencias entre la población blanca y negra. Sin embargo, no solo utilizó a la ley como instrumento de reconciliación: también la Copa del Mundo de Rugby de 1995, que se celebraría en el país africano. Una victoria de la selección nacional, los Springboks, podría ser más fuerte que cualquier medida que Mandela tomase.

A continuación, el tráiler:

4. El Luchador (2010)

La historia sobre los comienzos del aguerrido aunque limitado boxeador Micky Ward. En los años 80, Ward entrena bajo las órdenes de su hermano mayor, Dicky Eklund —interpretado magistralmente por Christian Bale— quien busca redimirse tras una vida de drogas y abusos llevando a Micky al estrellato. Sin embargo, la pareja no tiene éxito y el joven púgil, pese a su mentón de hierro, siempre pierde. Un relato sobre la delincuencia, las adicciones y el esfuerzo en medio de un ambiente tóxico e impropio para la práctica del deporte. Bale ganó el Óscar a Mejor Actor de Reparto por esta cinta basada en hechos reales.

Micky Ward ganó fama mundial gracias a su trilogía pugilística con Arturo Gatti, que comenzó en 2002. La primera pelea, y específicamente su round 9, es catalogada por los expertos como una de las mejores de la historia.

El tráiler, a continuación:

5. Yo, Tonya (2017)

Margot Robbie interpreta a Tonya Harding, una prometedora patinadora sobre hielo estadounidense capaz de realizar el peligroso triple axel en competición. En 1994, ad portas de los Juegos Olímpicos de Invierno, Nancy Kerrigan, su principal rival, es golpeada en la rodilla por un matón a sueldo. Las sospechas sobre quién planeó el ataque recaen en Tonya y su entorno. Una inmensa historia sobre la obsesión y la presión que algunos padres imponen a sus hijos deportistas. Allison Janney, quien interpreta a la madre de Tonya, ganó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto.

El tráiler, a continuación.

El triple axel de Tonya Harding:

6. The Damned United (2009)

Catalogada como la mejor película sobre fútbol de todos los tiempos. The Damned United, dirigida por Tom Hooper y protagonizada por Michael Sheen, relata los 44 días en los que el mítico entrenador Brian Clough estuvo a cargo del Leeds United. Clough, junto a su inseparable ayudante Peter Taylor, venían de exitosas campañas en Segunda División con el Hartlepool y el Derby County. Con este último fueron campeones de la Championship y luego de la Primera División. Luego de un fallido paso por el Brighton, Clough asume el banco del Leeds, que venía de ser coronarse como monarca del fútbol inglés bajo las órdenes de Don Revie, rival indiscutido de Clough. El fútbol del Leeds con Revie era pura agresividad y juego sucio, contrario a los principios de Clough quien apostaba por un juego limpio y de brillantez. Luego de que Revie dejara el cuadro de Yorkshire para asumir la selección inglesa, Clough toma las riendas de un equipo con la misión de borrar todo el legado de Revie. Sin embargo, los integrantes del plantel se mantienen leales a su antiguo entrenador, por lo que la adaptación de Clough en Elland Road no será nada fácil.

El tráiler, a continuación:

7. Toro Salvaje (Raging Bull, 1980)

Hipnótica obra maestra de Martin Scorsese, que relata los triunfos y las derrotas del boxeador Jake la Motta, encarnado por un esplendoroso Robert de Niro (ganó el Óscar a Mejor Actor). El sueño de La Motta es convertirse en campeón de los pesos medianos, pero su violencia fuera del ring —que incluso deja caer sobre su propio hermano—, sus amoríos a espaldas de su esposa, y sus relaciones con la mafia; lo condenarán al peor de los infiernos. Un retrato de cómo los demonios personales pueden acarrear la destrucción de una carrera y el padecimiento de los peores males. Una cinta absoluta, que va más allá del boxeo y se alza como una fábula sobre la vida misma. Imprescindible.

8. Un Sueño Posible (The Blind Side, 2009)

El deporte y su eterna capacidad para rescatar vidas. Michael Oher es un joven afroamericano que vive en medio de la pobreza, la delincuencia y las drogas, lo que parece determinar su vida para siempre. Si embargo, Oher es acogido por una familia millonaria blanca, que a través del amor y el fútbol americano le brindarán una segunda oportunidad en la vida, mientras el cambia las suyas. Un éxito de taquilla que además le valió a Sandra Bullock el Óscar a Mejor Actriz.

El tráiler, a continuación:

9. Un Domingo Cualquiera (Any Given Sunday, 1999)

Oliver Stone escribe y dirige una caótica película sobre el fútbol americano, los privilegios de las estrellas, el ocaso de las leyendas, y las disputas entre los cuerpos técnicos y las juntas directivas. La historia se centra en el período de mayor fracaso de los Tiburones de Miami: si bien hace un par de años lo ganaban todo bajo las órdenes de D’Amato, en el presente solo acumulan derrotas y casi no registran público local en los estadios. Los problemas familiares de D’Amato, las lesiones de sus jugadores, y el amor exacerbado a las cámaras en desmedro de la camiseta son el centro de esta película, cuya edición cuenta con más de 3.700 planos en dos horas y cuarenta minutos de duración. Protagonizada por Al Pacino y Jamie Foxx.

10. Saga Rocky Balboa (1976 - 2006)

La película deportiva por antonomasia. La saga de Rocky Balboa ha acompañado a los espectadores por casi cincuenta años, con historias llenas de superación, honor y valores. Rocky Balboa representa el sueño americano hecho realidad, la oportunidad que llega de la manera más inesperada para poder cumplir nuestras metas. Si bien la saga mutó en algo bastante diferente a la idea original de Sylvester Stallone, claramente empujada por razones comerciales, siempre se las ingenió para mantenerse fiel a la esencia de la película: que la verdadera batalla no se da en el ring, sino en la vida. Y que no importan cuántas veces uno se caiga; importan las veces que te levantas. Rocky I ganó el Óscar a Mejor Película.

Comenta