Arias, contra el tiempo

Echeverría-Jeraldino

El técnico dirigirá el séptimo partido al mando de la U y busca su primera victoria. El margen se le agota.


Próximo a cumplir dos meses al mando de la Universidad de Chile, Alfredo Arias necesita de una victoria con urgencia. Por eso hoy, ante Audax, ganar se torna vital. Por eso y porque sumando de a tres el Romántico Viajero podría dejar ese incómodo último lugar si es que en el Cobresal y Antofagasta empatan este mediodía en el campamento minero.

La lesión de Nicolás Guerra hará que otra vez el uruguayo presente un equipo distinto. Será su séptima formación diferente desde que llegó. Parra ocupará su lugar en el costado izquierdo del ataque. En tanto, Gonzalo Espinoza, quien ya cumplió el castigo por su roja en el clásico universitario, volvió a las citaciones y se espera que pueda ser alternativa en La Florida.

El rival, en tanto, parece un hospital: el arquero suplente Eryin Sanhueza sufrió una fractura en la cara en el partido disputado el último domingo frente a Unión Española y estará tres meses de baja. De hecho, ayer fue intervenido quirúrgicamente, razón por la cual deben apurar el retorno de Joaquín Muñoz, de quien hace dos semanas habían dicho en La Florida que tenía para tres de recuperación producto de un desgarro miofascial. El delantero Rodrigo Holgado aún se recupera también de un desgarro y Ariel Martínez está convaleciente de un esguince grado dos. Encima, Manuel Fernández está suspendido producto de la expulsión sufrida la semana pasada ante los hispanos.

Comenta