Audax Italiano y Unión La Calera juegan para la UC

Audax Italiano y Unión La Calera empataron en el Nicolás Chahuán, lo que le devuelve la cima a Universidad Católica. Foto. AgenciaUno.

Audax Italiano y Unión La Calera empataron en el Nicolás Chahuán, lo que le devuelve la cima a Universidad Católica. Foto. AgenciaUno.

Los Cruzados sonríen gracias al 1-1 entre audinos y caleranos puesto que vuelven a ser líderes exclusivos del Torneo Nacional.


Un tiempo para cada equipo sobre el césped sintético del Nicolás Chahúan. Unión La Calera y Audax Italiano chocaron en la Región de Valparaíso para disputar el liderato del Torneo Nacional. Quien ganase el partido se ubicaría en solitario en la cima de la tabla, mirando a todos para abajo.

Los cementeros dominaron desde el primer minuto, decididos a quedarse con la posición exclusiva. Y para ello aplicaron una presión alta que dio frutos rápidamente: a los 8′, una buena recuperación en mitad de cancha terminó con Valencia asistiendo a Rivero, para que el uruguayo conectara un potente cabezazo y abriera la cuenta.

Los audinos no supieron reaccionar y La Calera continuó con su asedio. Casi disfrutan del segundo gol, luego de que Andrés Vilches mandara un zapatazo al travesaño, desde fuera del área. Pablo Sánchez, técnico itálico, tomó nota y a los 22′ reemplazó a Cereceda por Fernández para jugar con línea de tres en el fondo y así darle mayor resguardo a la defensa.

El cambio funcionó. El cuadro de La Florida dejó de sufrir como en la primera hora. Poco a poco, comenzó a inclinar la cancha a su favor, sobre todo gracias a la buena actuación de Fuentes. El puntero izquierdo fue el más incisivo y claro en el ataque visitante. Pese a los esfuerzos, la primera mitad terminó con el marcador a favor de los caleranos.

El complemento fue totalmente distinto. Sánchez continuó con los cambios: ingresaron Holgado y Álvarez. Y todo fue para la visita. Convencidos de que podían dar vuelta el marcador, le robaron la pelota a La Calera y sitiaron el arco de Alexis Martín Arias.

Sin embargo, el gol no llegó rápido. Debieron ser cómplices los propios defensas cementeros para que Audax empatara el partido. Un remate desde larga distancia de Cornejo encontró las manos de Martín Arias, quien dejó la pelota botando en el área. Inexplicablemente, Wiemberg cubrió el balón en vez de despejarlo, con la esperanza de que el arquero lo tomara. La mala comunicación, no obstante, permitió que Holgado convirtiera y dejara a los rivales tomándose la cabeza sin entender qué había pasado.

Pese a que ambos lo buscaron, finalmente ninguno de los dos equipos terminó quedándose con el liderato. La cima regresa a Universidad Católica, que solo estuvo una fecha alejada de ella.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.