Borghi cruza el límite con su tirria a Sampaoli y se llena de críticas

Borghi trató a Sampaoli de "mongólico" y los cuestionamientos no se hicieron esperar. "Desafortunda", "desubicada" e "irrespetuosa". Los medios condenan las palabras del Bichi.


La animadversión que siente Claudio Borghi por Jorge Sampaoli es explícita. El exentrenador de Colo Colo nunca ha intentado disimular lo que siente y, cada vez que ha podido, ha criticado con esmero al todavía seleccionador argentino. Sus ataques son constantes y se arrastran desde que el casildense lo sucedió al frente de la selección chilena.

Calificativos le sobran al Bichi para referirse al ex DT del Sevilla. “En un país donde se venden muchas cosas, él vino a vender humo. Eso me llama la atención, cautivó a mucha gente con tres drones y cuatro cámaras. Es un buen entrenador, pero no me gusta como persona”, dijo, por ejemplo, en junio del año pasado, justo después de la presentación oficial de Sampaoli como seleccionador transandino. “No es buena gente, no llega a los lugares de forma adecuada y usa mañas para trepar”, aseguró también en esa oportunidad. Una idea que ha expresado de distintas maneras en reiteradas ocasiones.

“No tiene autoridad. Si fuera jugador no me gustaría tenerlo saltando en la orilla. Transmite inseguridad. No me gusta como se viste. O que insulte a un rival. Yo prefiero otra cosa”, aseguró en junio, cuando aún se jugaba la fase de grupos de la Copa del Mundo.

Y tras el fracaso argentino en Rusia, volvió a la carga. Expresó, primero, que a Sampaoli “en el barrio le diría el chancho arriba del árbol… Porque nadie sabe cómo llegó ahí”. Sus palabras no pasaron inadvertidas e hicieron eco en todo el medio futbolístico transandino. De la misma manera que lo hicieron sus “disculpas”, en una entrevista con la TV Pública al otro lado de la cordillera.

“Me disculpo porque hice una declaración de la que me arrepentí bastante. No es mi estilo faltar el respeto”, expresó. Su arrepentimiento parecía genuino. Pero luego se encargó de desmentirse a sí mismo. “Es que con todo esto de los chanchos… Se me fue un poco de las manos. Me llamaron los chanchos para decirme que no molestara más a Sampaoli”, destacó, insistiendo soterradamente en su crítica al adiestrador.

Pero esta vez no se quedó ahí. Y cruzó finalmente el límite. “Cuando un técnico te dice ‘yo veo 150 videos por día’, yo digo ‘hay que echarlo, es mongólico’”, lanzó. “Vino como un técnico estudioso, un técnico preparado; y después escribe un libro y dice ‘yo no estudio, yo no leo, yo no escribo. Me nace’. Insólito”, cerró.

El epíteto, sin embargo, le costó una fuerte crítica. Los propios medios argentinos cuestionaron su actitud, así como también su desacertada declaración.

El diario digital Infobae escribió que “el Bichi empleó una frase profundamente desafortunada”. El diario Olé recalcó que Borghi “fue irrespetuoso hacia sus colegas y fundamentalmente para las personas que viven con la discapacidad del Síndrome de Down”. “La desubicada e irrespetuosa frase del Bichi durante una entrevista”, anunció, por su parte, Radio Mitre. Y Minuto Uno, en tanto, enfatizó en que “esta vez, lejos de usar una comparación simpática para desacreditarlo, cayó en un injustificado exabrupto”.

 

Seguir leyendo