Claudio Bravo: “Es una pena que no puedas disfrutar de los aficionados, para mí son gasolina”

El flamante arquero del Betis se prepara para una temporada que partirá con las peculiaridades forzadas por el coronavirus. Vuelve a elogiar a Pellegrini y destaca el potencial del club y del equipo al que llega.




Claudio Bravo ya está involucrado de lleno en los trabajos del Betis. El arquero de la Selección llega para convertirse en una pieza clave en el equipo de Manuel Pellegrini, al que no sólo debe aportarle su solvencia en el pórtico sino también la experiencia y el liderazgo que ha adquirido en toda su carrera. El guardameta vuelve a la liga española, también, con el afán de responder al buen recuerdo que dejó en sus pasos por la Real Sociedad y el Barcelona. "Era algo que tenía en mente, que habíamos pensado a nivel familiar y una de las intenciones era volver a España. Echaba de menos las amistades y el día a día fuera del trabajo, en Inglaterra es distinto porque sales de trabajar y te metes en casa”, explica a radio Marca en relación a la comodidad que representa para él y su núcleo retornar a España.

El portero profundiza en las razones que lo llevaron a preferir al Betis en desmedro de otras opciones concretas, como la del Milan. "La opción surge semanas atrás. Había otras opciones para el club y yo también tenía otras cosas. Pero cuando analizas quién está detrás del club, lo que significa, los compañeros, el técnico... Todo eso te lleva a tomar una decisión correcta”, sostiene, atribuyéndole importancia en la determinación a la presencia de Manuel Pellegrini en la banca del equipo andaluz. "Mi decisión de venir aquí no es por la posición en la tabla, sino porque veo algo potente: un afición que está siempre con el club, buenos jugadores de selección, un cuerpo técnico increíble... Encuentras cosas buenas. La posición en la que terminó el año pasado engaña un poco”, amplía.

Al Ingeniero lo llena de elogios, una dinámica mutua que se ha dado desde mucho antes de que se juntaran en España. "Tener un técnico de la envergadura de Manuel con su trayectoria, su palmarés, las cosas positivas que ha hecho en la Liga, es bueno. Pero lo que podemos hacer también depende de nosotros, tenemos que ayudarle a lo que nos pida. Es una combinación de ambas partes porque no depende solo de lo que nos diga él”, resalta.

El golero de la Selección se prepara para una temporada que seguirá siendo peculiar, por las consecuencias del coronavirus. Y que seguirá careciendo de un elemento clave para Bravo. “Me encantan los desafíos, compartir esas presión. Es una pena que no pueda disfrutar ahora de los aficionados, para mí son gasolina. Pero pasará y podremos disfrutar del ambiente en casa y fuera con la gente que nos va a seguir”, se resigna.

Finalmente, se refiere a su salida del Manchester City. "“Yo sabía cuánto tiempo iba a estar, sabía cuándo iba a salir. Tuve la oportunidad de jugar muchas finales allí. Yo no me siento con ninguna ventaja de poder iniciar la liga. Hago mi trabajo con el cuchillo entre los dientes para apretar”, sentencia.

Comenta