Colo Colo tiene cara de campeón: vence a la UC con el último suspiro

Javier Parraguez celebra el 2-1 de Colo Colo ante Universidad Católica. Este triunfo acerca a los albos al título. Pablo Solari anotó el 1-1 parcial, mientras que Diego Valencia marcó el tanto cruzado.

Javier Parraguez celebra el 2-1 de Colo Colo ante Universidad Católica. Este triunfo acerca a los albos al título. Pablo Solari anotó el 1-1 parcial, mientras que Diego Valencia marcó el tanto cruzado.

Javier Parraguez marcó en la agonía el 2-1 con que el Cacique dio vuelta el resultado y se escapó a cinco puntos de los cruzados, con seis fechas por jugar en el Campeonato Nacional.


Si la gana Colo Colo, Javier Parraguez debe llevarse a la casa una parte de la Copa. Y guardarla como héroe inesperado de un clásico caliente. Porque el Cacique es más puntero que nunca y tiene cara de campeón, después de darle vuelta el marcador a Universidad Católica y sacarle cinco puntos a sus escoltas en la tabla.

Los cruzados hicieron las tareas. Se nota que leyeron los apuntes y revisaron los videos. Para adormecer al Cacique hay que esperarlo, cerrarle los espacios y, principalmente, no dejarlo correr. En un partido de fuerzas parejas, siempre se marca la diferencia con la pizarra. Y ahí, los pupilos de Cristian Paulucci se vieron mejor en el primer tiempo.

Los locales rondaron con frecuencia el área estudiantil. Amenazas. Solo amenazas. Nunca una jugada clara de gol, salvo un remate de Iván Morales a los 24 minutos. Lo demás, centros a lo que salga, dejando a los delanteros a la caza de alguna pelota suelta. Mucho enredo, mucha trancada, y pobreza de ideas. Lo que fue peor para los blancos, muy poca agresividad, especialmente por las bandas, donde Pablo Solari (comilón) y Marcos Bolados (timorato) no gravitaban.

En encuentros tan ajustados, son esos “iluminados” quienes deben poner la nota distinta. Y si de inspirados se trata, en Católica es Marcelino Núñez quien cumple con esa condición. Ya había mostrado su clase, pidiendo el balón, encarando a los rivales, generando faltas y desnivelando con su técnica en velocidad (tan escasa en el fútbol criollo). En un descuido de los colocolinos, recibió con tiempo para darse vuelta y mirar al frente. Así lanzó un pase exacto para la entrada de Diego Valencia, quien definió de picotón ante la dubitativa salida de Brayan Cortés. Minuto 37, 1-0 para los universitarios. A eso altura, el torneo ya tenía nuevo puntero.

Una ventaja justa, que le dejó tarea a Gustavo Quinteros para el mediotiempo. Los nervios de 30 mil hinchas albos crecieron. También en el equipo. Los mismos nervios que sintió Morales en un penal para el Cacique que pudo cambiar antes la suerte del partido. Casi cinco minutos pasaron desde la falta de Valencia a Solari. Con canchereo del Zanahoria Pérez incluido y una doble atajada extraordinaria del portero de la UC, primero al disparo de Morales y después ante la arremetida de Gabriel Suazo.

Hay que reconocerle a Colo Colo que se fue encima en busca del empate. Con todo lo que tenía, que no era mucho, por la mala tarde de Leo Gil y Gabriel Costa. En la tribuna rogaban por cambios a Quinteros y el DT, pillo, entendió que lo mejor era mandar a Javier Parraguez a la lucha en el área y cambiar de banda a Solari. Como si lo hubiesen sincronizado. El Pibe, el bendecido con los goles importantes en el cuadro popular, agarró una dentro del área, en posición de volante derecho, y sacó un derechazo inatajable. En el minuto 73, el 1-1, y la algarabía total del Monumental. La punta volvía a manos del Cacique, lo que ya era un premio grande por cómo se dio el compromiso.

Pablo Solari marcó el gol del empate parcial. Finalmente, lo ganó Colo Colo.
Pablo Solari marcó el gol del empate parcial. Finalmente, lo ganó Colo Colo.

Mal momento de la UC para romper la racha de siete triunfos con Paulucci. El empate no servía de nada. El tema es que los cruzados, pese a los numerosos cambios, no daban con la tecla para ir por la victoria. El temor a la derrota, quizás. Lo cierto es que los albos, con sus imprecisiones, se veían un poco más cerca de los tres puntos. Igual Zampedri metió miedo con una entrada que Gil salvo con providencia.

Parecía lo último de un partido bravo. Una final anticipada, que se jugó como tal. Con dientes apretados, corazón y pierna fuerte. Emotiva, pese a que no se jugó bien. Y ahí, en ese cóctel de estrés, Colo Colo sacó la mejor parte. Porque en el último suspiro, Parraguez se vistió de héroe. Anotó el 2-1 y desató la fiesta. Colo Colo sigue líder, a cinco puntos del segundo, y con seis fechas por jugar. Nada está definido en el torneo, pero el Cacique salió más que ileso de este ataque. Salió del Monumental con cara de campeón.


FICHA DEL PARTIDO

Colo Colo 2: Cortés; Opazo, Falcón, Amor, Suazo; Gil, Fuentes (73′, Pizarro); Bolados, Costa (88′, Cruz), Solari; Morales (73′, Parraguez). DT: Quinteros.

U. Católica 1: Pérez; Fuenzalida, Asta-Buruaga, Huerta, Parot; Saavedra; Núñez (83′, Leiva), Gutiérrez (62′, Aued); Valencia (84′, Buonanotte), Zampedri, Puch (84′, Orellana). DT: Paulucci.

Goles: 0-1, 37′, Valencia encara solo tras gran pase de Núñez y define de picotón; 1-1, 74′, Solari saca un derechazo inatajable para Pérez; 2-1, 90+4′, Parraguez define con sutileza tras recibir la asistencia de Cruz.

Árbitro: Julio Báscuñán. Amonestó a Costa, Morales y Opazo (CC); Núñez, Fuenzalida y Puch (UC).

Estadio Monumental: 30 mil personas, aprox.

En cursiva, jugador juvenil


Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.