El Barcelona pincha otra vez y le deja servida La Liga al Madrid

Vidal y Santiago Arias.

Arturo Vidal, quien cometió un penal, fue titular en el 2-2 con el Atlético, resultado que no le sirve a los catalanes. Messi llegó por fin al gol 700 en su carrera.




Era un partido con cierto morbo. El Barcelona recibió al Atlético de Madrid con la imperiosa necesidad de ganar para que no se le escape La Liga, justo después de días caldeados por la distancia del plantel con el cuerpo técnico de Quique Setién y el trueque Arthur-Pjanic concretado ayer. Fue un empate 2-2 que no sirve, que le deja en bandeja al Real Madrid la chance de alargar la diferencia. Arturo Vidal fue titular, reemplazado sobre el final por Antoine Griezmann.

Para enfrentar a un linajudo rival, el técnico apostó por otro diseño: un 4-4-2 en vez del 4-3-3 clásico. En ese sentido, Vidal fue el volante por la derecha, dejando a Busquets en el medio y a Rakitic al otro lado. El enlace fue el joven Riqui Puig, que dejó muy buenas sensaciones ante el Celta. El sacrificado, una vez más, fue Griezmann. El Rey hizo el trabajo en toda la banda, defendiendo y llegando arriba para ser complemento de los delanteros. El ímpetu que muestra generalmente le pasó la cuenta durante el desarrollo del juego, manifestado en infracciones. Vidal no estuvo tan claro como en otras ocasiones. Su misión no era totalmente nítida en la cancha, sin embargo su entrega y capacidad física resalta respecto a sus compañeros.

El Barça comenzó bien. En los 12' encontraron la apertura de la cuenta con fortuna. Tras un córner de Messi, Diego Costa desvía el balón y bate a Oblak. Eso sí, la ventaja duró poco para el local porque un ataque rápido de los colchoneros acabó en un penal de Vidal sobre Carrasco. El chileno se lleva por delante al belga. Falta clara. En los 16', Ter Stegen le ataja a Costa, quien estaba teniendo un partido para el olvido. No obstante, luego de la intervención del VAR, se ordena la repetición del tiro porque el golero no tenía un pie pegado a la línea de meta, como señala el reglamento. El Atlético cambia de lanzador y Saúl acierta. 1-1.

La igualdad era un pésimo negocio para los blaugranas. Lo bueno para ellos es que el complemento comenzó con un penal a su favor, por falta de Felipe sobre Semedo. Era la ocasión ideal para que Messi concretará finalmente su gol 700. Y así fue. El argentino definió con categoría frente a Oblak, picándole el balón a lo Panenka para el 2-1. Fue su tanto 630 con la camiseta culé. Pero el partido tenía más sorpresas. Era el día de los penales evitables. Semedo, quien recibió la pena máxima anterior, ahora se convirtió en el infractor, bajando a Carrasco. En los 62′, Saúl vuelve a anotar y pone el 2-2. Esta vez, Ter Stegen estuvo muy cerca de contener.

En los últimos 20 minutos se vio a la versión más suelta de Vidal, llegando mucho al área rival. Tuvo dos chances para convertir, un remate con la diestra y un cabezazo, pero no alcanzó a vulnerar el arco rojiblanco. En un partido donde no jugó bien, el Barcelona apelaba a alguna inspiración o arrebato personal para ganarlo en los minutos finales. No alcanzó.

De esta manera, el club culé llega a 70 puntos, uno menos que el Real Madrid, que juega este jueves ante el Getafe y puede estirar la diferencia de conseguir una victoria. El ambiente no es el mejor en Can Barça.

33ª fecha

Martes

Mallorca 5 - 1 Celta

Leganés 0 - 3 Sevilla

Barcelona 2 - 2 Atlético de Madrid

Miércoles

13.30 Alavés - Granada

13.30 Valencia - Athletic de Bilbao

16.00 Betis - Villarreal

16.00 Valladolid - Levante

Jueves

13.30 Eibar - Osasuna

13.30 Real Sociedad - Espanyol

16.00 Real Madrid - Getafe

Tabla de posiciones:

Comenta