El caudillo sin jineta

AGENCIAUNO

En su quinta Eliminatoria, Claudio Bravo fue clave para Chile no solo tapando dos mano a mano, sino ordenando a sus compañeros.




Desde 2017 que Claudio Bravo no jugaba un partido oficial por la Selección (ese inolvidable duelo con Brasil que aniquiló llegar a Rusia 2018). Su retorno fue en un Estadio Nacional a puertas cerradas y con la obligación de ganar de cara a la Copa del Mundo de Qatar. El meta del Betis respondió a cabalidad, siendo uno de los puntos altos de la Roja en la victoria sobre Perú.

Aunque ya no porta la jineta de capitán, durante el partido se comportó como tal. Ordenando, gritando y arengando a sus compañeros desde el inicio, pidiendo no hacer faltas en una marca o felicitando una buena acción. Siempre activo, aunque la pelota estuviese lejos de su territorio. Y si había que rechazar un balón lejos, Bravo gritaba: “A la mierda”.

Precisamente ese es un plus que otorga la presencia de Bravo en la portería: orden en el fondo y ganancia de metros hacia adelante con su salida con los pies. Desde lo estadístico también se trataba de un encuentro especial para el oriundo de Viluco, porque se hizo presente en su quinta Eliminatoria diferente, desde el proceso rumbo a Alemania 2006 hasta ahora (debutó ante Colombia, hace 15 años).

Perú no fue de ataque constante hacia su arco, no obstante respondió cada vez que fue requerido. En ese sentido, tuvo un par de apariciones claves para no abrirle la puerta a los incaicos. Cuando finalizaba el primer tiempo, le tapó de gran manera un mano a mano a Ruidíaz, enmendando el forado que tenía la Roja. En el segundo lapso, contuvo otro mano a mano, pero esta vez al debutante Gianluca Lapadula, en pasajes cuando Perú ya tenía más control de balón.

No solo sus tapadas quedaron como principales imágenes del partido, sino también cuando se saludó con Arturo Vidal antes del descanso. “Esa es la nobleza de Arturo, el profesionalismo de Bravo… Antes está su pasión por la bandera de Chile”, manifestó Reinaldo Rueda post partido.

Uno que se acordó del arquero, a distancia, fue Gary Medel. Luego de su gran atajada a Ruidíaz, el jugador del Bologna se hizo presente en su Twitter, publicando: “si bravoooooo tapadon (sic)”.

Bravo, el futbolista chileno con más presencias en partidos por Eliminatorias (50), respondó en un partido tan especial como relevante. Para la Selección y sobre todo para él.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.