El cónclave que fulminó a Johnny Herrera

Johnny Herrera,

Foto: Photosport.

Tras una reunión del martes pasado en la que participaron varios directores y el entrenador, quedó sellada la decisión de quitarle la titularidad al arquero.



Casi exactamente a las 20 horas del pasado domingo se comenzó a gestar la salida de Johnny Herrera del equipo titular de la U. Apenas consumada la derrota ante Audax Italiano, el técnico Alfredo Arias comenzó a comentarle a sus cercanos que debía tomar decisiones en torno al capitán azul. En el propio camarín del estadio Bicentenario, esbozó sutilmente que había llegado el momento de hacer cambios profundos. Hasta ese momento, no mencionó al portero entre los damnificados, pero en su cabeza la idea tomaba forma.

No obstante, bastó que el plantel volviera a entrenar al CDA el martes para sellar la medida de sacar al capitán del arco azul. En esa jornada, el entrenador se reunió con parte de la directiva de la concesionaria. El cónclave que fulminó a Johnny Herrera fue tranquilo. En medio del diálogo que se estableció entre los interlocutores, entre los que estaban Rodrigo Goldberg, Sergio Vargas, José Luis Navarrete y Mario Conca, entre otros, surgió de inmediato el nombre de Johnny Herrera. Aquí es donde se cruzan las informaciones. Porque hay quienes aseguran que el uruguayo se presentó con la noticia. Otros afirman que fueron los propios directivos los que le recomendaron el técnico a sacar al portero. Situación que este jueves fue negada por el club, afirmando que quienes estuvieron presentes en la reunión jamás le plantearon dicha situación al entrenador uruguayo.

Lo cierto es que después del cónclave, Arias salió convencido de que Herrera no podía seguir siendo el arquero de la U. Y que la medida tenía pleno respaldo de la directiva de la concesionaria, sabiendo de antemano que no sería fácil de digerir por el involucrado y que tendría muchos detractores entre la hinchada estudiantil. De hecho, nadie le sugirió replantearse la idea de sacar al guardameta, señal que el propio técnico interpretó como un fuerte espaldarazo.

Tanto así que según diversas fuentes del club consultadas, el portero ni siquiera irá al banco de suplentes el fin de semana frente a Coquimbo. Argumentan que meterlo en la citación lo haría todo más ruidoso aún. Hoy no estuvo en el equipo titular que trabajó.

"Es parte de… gajes del oficio. Me toca no estar esta vez y apoyaré desde donde me toque. Si es justo o no da lo mismo, no voy a ahondar en la situación de las responsabilidades, no estoy para eso", señaló este jueves el propio arquero respecto de su suplencia para el domingo.

Y no es una condena solo momentánea. Porque, más negro aún para el portero, el nuevo orden institucional  del Romántico Viajero pretende no contar más con él a partir de diciembre, fecha en que termina su actual contrato con la institución. Es más: en la cúpula del club exponen que el ciclo de Johnny en la U vive sus últimos meses. Que estas señales no hacen más que indicarle el camino de salida.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.