El Inter iguala en su visita a la Sampdoria con Vidal el segundo tiempo y Alexis en la banca

Tommaso Augello festeja el 2-2 ante el Inter. FOTO: AFP.

El cuadro lombardo empató 2-2 ante el conjunto de Génova, con el Rey en cancha desde los 54' y el Niño Maravilla en la suplencia. Ahora, los dirigidos por Simone Inzaghi ya piensan en el duelo del miércoles ante el Real Madrid, por la Champions League.


El Inter de Milán igualó en su visita a la Sampdoria con Arturo Vidal el segundo tiempo y Alexis Sánchez en la banca. El cuadro lombardo empató 2-2 ante los dirigidos por Roberto D’Aversa, en un duelo que fue válido por la tercera jornada de la Serie A.

El Rey ingresó en los 54′ y tuvo un correcto desempeño, alcanzando su partido número 150 en la liga italiana, mientras que el tocopillano, quien volvió a las nóminas tras superar la lesión muscular en el sóleo de la pierna derecha, miró todo el encuentro desde la banca.

El conjunto forastero, sin hacer un brillante primer tiempo, se las ingenió para complicar a un interesante equipo local, que fue de menos a más en el compromiso. Los pupilos de Simone Inzaghi se encontraron con la apertura de la cuenta gracias a una obra de arte que nació en los pies de Federico Dimarco. En los 18′, el defensor ejecutó un precioso tiro libre en la entrada del área, para dejar sin opciones al meta Emil Audero, quien nada pudo hacer para evitar el golazo del italiano.

Eso sí, poco le duró la alegría al conjunto de los nacionales. Porque los dueños de casa comenzaron a adelantar sus líneas, instalándose en suelo contrario. Sus esfuerzos tuvieron premio en los 33′, cuando Maya Yoshida aprovechó un mal despeje de los nerazzurri para impactar el balón de zurda. Y aunque no le dio la potencia ideal, el esférico se desvió en un futbolista del Inter, lo que impidió que el arquero Samir Handanovič pudiese tener una mejor reacción y evitar así el 1-1.

La Sampdoria se vio mejor después del empate. Sin embargo, los lombardos volvieron a golpear. Esta vez, con Lautaro Martínez. El argentino finalizó un contragolpe que Nicolò Barella comandó por el sector derecho. El volante levantó un centro desde esa zona para la aparición del ariete, quien solo tuvo que empujar la pelota para batir a Audero y anotar el 1-2.

Pero los de Génova merecieron algo más en el tramo inicial. Y lograron la igualdad en los albores del complemento. En los 47′, Tommaso Augello conectó con una volea de zurda un centro desde el carril diestro para batir a Handanovič y decretar la paridad. Un golazo, que dificultó las aspiraciones del Inter, que careció de volumen ofensivo ante una escuadra que lo complicó con salidas veloces.

Inzaghi, el DT del Inter, lamentó la igualdad tras el encuentro: “Hay arrepentimientos, porque es un partido que deberíamos y podríamos haber ganado. Un equipo como el nuestro tomó la delantera dos veces. Nos enfrentamos a un buen equipo que estaba muy bien organizado, pero también sufrimos con la baja Sensi, que se lesionó y terminamos el partido con 10 hombres”, dijo.

El Inter se ubica momentáneamente en el segundo puesto de la Serie A, con siete unidades, aunque con un partido más que varios de sus seguidores. Su próximo desafío será en calidad de local frente al Real Madrid, por la primera fecha de la fase de grupos de la Champions League.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.