El Inter pasa a semifinales y Alexis pone las alarmas

FOTO: INTER

El cuadro lombardo superó 2-1 al Bayer Leverkusen y sigue en carrera en la Europa League. Sánchez entró en el segundo tiempo pero se lesionó. Acabó a duras penas en la cancha. El próximo rival de los italianos será Shakhtar o Basilea.




Perfectamente se trataba de un partido digno de Champions, entre clubes de larga historia. Y así se vivió. El Inter de Milán clasificó para las semifinales de la Europa League tras vencer por 2-1 al Bayer Leverkusen. El único chileno en cancha fue Alexis Sánchez, quien ingresó en el segundo tiempo. En la otra vereda, Charles Aránguiz no estuvo al cumplir con una suspensión por amarillas.

Antonio Conte repitió el equipo que eliminó al Getafe, con lo cual Alexis debía aguardar por su oportunidad. En el lado de las Aspirinas, el argentino Palacios reemplazó al Príncipe Aránguiz. Además, en el calentamiento, perdieron a Sven Bender, quien le dejó su lugar a Tah.

El inicio del juego fue parejo, sin un dominador claro. No obstante, al cuarto de hora el cuadro italiano pisó el acelerador y se puso en ventaja. En los 15′, Barella abrió la cuenta para los nerazzurri. Cada vez que el Inter cruzó la línea de la defensa e instaló a muchos jugadores en área rival complicó al Leverkusen. Así llegó también el 2-0. Puro mérito de Lukaku, quien gracias a su potencia aguanta la marca y se gira para rematar con la zurda. Una ráfaga que ponía a los italianos muy cerca de la goleada.

No obstante, el Inter tiene ciertas lagunas dentro del juego y el Leverkusen aprovechó. Kai Havertz descontó en los 25′. Con esto, se acabó la racha de Handanovic, cuyo arco lo mantuvo en cero por cinco partidos. Sin hacer mucho en ofensiva, los de Peter Bosz estrechaban las diferencias. En la jugada siguiente se sanciona un penal para el Inter por supuesta mano de Sinkgraven. Pese al cobro instantáneo del juez español Del Cerro Grande, se chequea en el VAR. El árbitro va a ver la acción en la pantalla y desiste del penal. No hubo mano.

Durante el primer lapso el subcampeón del Calcio pasó de tener una goleada a la vista a dejar con vida al Leverkusen. Para el complemento, los elencos ya dejaron más espacios y Conte movió el tablero para tratar de cerrarlo. En ese sentido, la inclusión de Eriksen le dio mejor circulación de balón.

En los 64′ llegó el turno de Sánchez, en reemplazo de Martínez, quien no salió del campo con muy buena cara. El tocopillano entró con muchas ganas, movedizo. El Inter tuvo varias opciones de gol para ampliar la ventaja y acabar con la eliminatoria. Pero la definición no fue la mejor. También tuvo mérito el golero Lucas Hradecky, quien fue el sostén de los alemanes en el segundo tiempo. De hecho le tapó un mano a mano a Alexis en los 66′.

La inquietud con el chileno sucedió cerca del final, porque quedó resentido en el muslo posterior derecho. Fue atendido y vendado, pero tuvo que volver a la cancha porque al Inter no le quedaban más cambios (había hecho cuatro en tres tandas). Aguantó como pudo el ex Arsenal, con evidente dificultad para desplazarse. Se las ingenió para resistir en el medio de la cancha. Tras el partido, el Inter informó que el chileno sufrió un resentimiento muscular en los flexores de la pierna derecha.

Mientras, el árbitro de nuevo anulaba el cobro de un penal favorable a los lombardos a instancias del VAR.

El Inter jugará en semifinales ante el ganador de la llave entre Shakhtar Donetsk y el Basilea, que juegan mañana.

Ficha del partido

Inter: Handanovic; Godín, De Vrij, Bastoni (84′, Skriniar); D’Ambrosio (59′, Moses), Barella, Brozovic, Gagliardini (59′, Eriksen), Young; Lukaku, Martínez (64′, Alexis). DT: A. Conte.

B. Leverkusen: Hradecky; L. Bender (85′, Bellarabi), Tah, Tapsoba, Sinkgraven (68′, Wendell); Palacios (58′, Bailey), Baumgartlinger (68′, Amiri); Havertz, Demirbay, Diaby; Volland (85′, Alario). DT: P. Bosz.

Goles: 1-0, 15′, Barella, de borde externo a una esquina desde la media luna; 2-0, 21′, Lukaku, media vuelta y tira de zurda; 2-1, 25′, Havertz, tiro entre las piernas de Handanovic.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (ESP). Amonestó a D’Ambrosio, Barella y el DT Conte (INT); Sinkgraven, Bender, Tapsoba (BL).

Düsseldorf Arena. Sin público.

Comenta