El Liverpool se corona campeón del Mundial de Clubes con un gol en el alargue

AFP_1N91E7 (4803003)

Foto: AFP.

Los Reds se impusieron al Flamengo con un único tanto de Roberto Firmino.




En un disputado encuentro, el Liverpool se impuso por la cuenta mínima ante el Flamengo y se coronó campeón del Mundial de Clubes disputado en Qatar. Los Reds se vieron sobrepasados en varios lapsos del partido, pero a Jürgen Klopp no le falló la fórmula del contragolpe para marcar el único gol del partido en el alargue.

Desde el pitazo inicial los Reds llegaron al área rival. Incluso, en el primer minuto Roberto Firmino pudo marcar cuando quedó frente al portero rival, pero su tiro se fue sobre el travesaño. En el 6', Alexander-Arnold casi sorprende con un fuerte disparo rasante desde fuera del área que se fue desviado cerca del palo izquierdo.

Las llegadas de los dirigidos por Klopp no durarían mucho. Luego de los primeros 15 minutos sería el Mengão quien tomó el control del partido generándose constantes ocasiones por la banda izquierda, donde Bruno Henrique fue el encargado de encarar y centrar, pero el cuadro brasileño no logró concretar las chances que hicieron ver mal al campeón de la Champions League.

Tras el descanso, los Reds retomaron su ritmo ofensivo y se generaron de inmediato una chance clara. En los 47', Firmino controló el balón en la entrada del área y remató al palo izquierdo, pero el balón se estrelló en el palo. Minutos después Mohamed Salah también erraría una de la llegadas.

Como calcado del primer tiempo, el Flamengo tomaría las riendas en la mitad de la segunda fracción, sin hacer mayor daño. Una chilena de Gabriel Barbosa, la figura en la final de la Copa Libertadores, fue una de las jugadas destacadas para el equipo que dirige Jorge Jesus, pero Alisson estuvo atento para contener el tiro.

En los descuentos (91'), un contragolpe del Liverpool terminó con una falta de Rafinha sobre Sadio Mané en el borde del área, por lo que el árbitro cobró penal, provocando los alegatos de los jugadores del Fla. Finalmente, tras la revisión en el VAR, el cobro fue anulando y la final se iba al alargue.

La apertura llegaría finalmente en los 8' de la prórroga. En un contragolpe, la fórmula por la que apostó Klopp para enfrentar el alargue, Mané ingresó hasta el área rival para habilitar a Firmino, que amagó a un defensa y al portero del Flamengo para anotar el 1-0.

En desventaja, el Flamengo no logró volver a incomodar a los Reds, que finalmente ganaron por la cuenta mínima para coronarse campeones del Mundial de Clubes por primera vez en su historia.

Comenta