El nueve elegante: el perfil de Nicolás Blandi, el nuevo goleador de Colo Colo

Nicolás Blandi

Foto: Agencia Uno.

El delantero argentino, quien ya está en Santiago para firmar su contrato, llega desde San Lorenzo para encabezar el ataque albo. Creció en Boca Juniors como uno de los candidatos a relevar a Martín Palermo. Ahí formó dupla y amistad con Pablo Mouche, con quien se reunirá en el Cacique.


Nicolás Blandi es el nuevo goleador de Colo Colo. El delantero argentino, de 29 años y quien ya arribó a Santiago para estampar su firma, era la gran aspiración de Mario Salas para reforzar el ataque del equipo popular y relevar a Esteban Paredes. A los 39 años que tiene el Tanque, ya se hacía indispensable encontrarle reemplazante. O complemento. La decisión, al menos por este año, la tiene el Comandante. Lo que sí tenían claro en Macul era que la nueva pieza tenía que ser de alto nivel. Por eso Salas insistió tanto. Y por eso Blanco y Negro, en especial el director deportivo Marcelo Espina, tuvieron que extremar esfuerzos para convencer a San Lorenzo. De tentar a Blandi se encargó Pablo Mouche, a quien lo une un amistad forjada hace años en Boca Juniors. San Lorenzo lo reunió años más tarde. En Macul podrán volver a abrazarse.

Blandi es el goleador elegante. La denominación surge de su capacidad para marcar anotaciones de buena factura técnica. Una característica que la nueva figura alba se encarga de alejar de la causalidad. "Hay algo que es innato y mucho que es aprendido y perfeccionado. Ramón Maddoni me enseñó un montón; me recalcaba que el 9 tiene que ir siempre para el arco, terminar las jugadas, encarar, jugársela y creer en él. Mi papá también me apuntaló. Antes de ir a Boca, me escribió en un papel las cosas que un 9 importante debe hacer: aguantar la pelota y meter goles, porque al 9 se lo juzga por los goles. Sergio Saturno también resultó importante, porque me inculcó estar del lado opuesto a la jugada, que es el lugar en el que generalmente se termina. Entonces, al estar en ese lugar, quedás de frente al arco y con mayor panorama para elegir cómo y dónde definir. Después, cada entrenador que tuve me dejó conceptos. Además, crecí y aprendí al ver a compañeros", declaró hace dos años a la versión argentina de El Gráfico.

Modelos no le faltaron. En Boca creció al alero de Martín Palermo y tuvo que pelear por el ser el recambio del Titán, entre otros, con Lucas Viatri, quien también sonó en Macul. Y en San Lorenzo pudo sacarle molde a los movimientos de Mauro Matos y Martín Cauteruccio.

Coleccionista y cocinero

El nuevo centrodelantero del Cacique no solo junta celebraciones. También es coleccionista. Junta latas, aunque lo más significativo es el verdadero museo de camisetas que tiene en su casa. Algunas tienen valor sentimental, como la del mismo Mouche. También hay de figuras como Francesco Totti, Ezequiel Lavezzi, Javier Pastore, Palermo, Rolando Schiavi, Néstor Ortigoza, Fernando Belluschi y Nicolás Gaitán.

Blandi no solo se maneja bien en el área. También se desenvuelve de buena forma en la cocina. Ahí aprovecha los recursos que obtiene de su otra gran pasión: Ir a pescar. "Llevo una vida tranquila, no hago cosas raras y trato de estar pegado a la gente que me hace bien", confesó hace un tiempo a La Nación, de su país.

En esa misma entrevista se declaraba como un hombre paciente. "Siempre quiero estar adentro de la cancha, demostrar y cuando eso no sucede, por momentos es desesperante. Pero la paciencia y la confianza son fundamentales. Hay que saber esperar el momento y cuando te toca, aprovecharlo", explicaba. En el Cacique necesitará, precisamente, de esa condición.

La productividad

Blandi llega a Colo Colo con el aval de haber marcado 91 goles, en 257 partidos. Es decir, promedia 0,35 visitas a la red por encuentro. Su mejor momento futbolístico lo vivió en San Lorenzo, al que, con una interrupción en 2015 para irse el Evian Thonon Gaillard, de Francia, defendió entre 2013 y el momento en que decidió vincularse al Cacique. En los Gauchos de Boedo anotó 64 goles en 162 partidos. Además, aportó 13 asistencias. Su mejor campaña fue en la temporada 2016-17, en la que marcó en 22 oportunidades en 41 juegos. Entre la actual temporada suma tres goles en ocho partidos.

Por sus características, aportará presencia en el centro del ataque. Mide 1,81 metros y pesa 78 kilos. El goleador elegante prepara su mejor imagen.

Comenta