FIFA Gate: Grondona era el "Papa" en el pago de sobornos

Para Grondona

En Nueva York continúa el desfile de testigos. Este miércoles fue el turno de un empleado de la empresa argentina Torneos. Además, la mayor parte del público de las audiencias son abogados de compañías que temen verse involucradas en el escándalo.




El juicio en Nueva York contra tres implicados en el FIFA Gate sigue entregando pormenores acerca del funcionamiento de la red de corrupción que se adueñó del fútbol sudamericano.

Esta tarde, el periodista estadounidense Ken Bensinger -quien ha estado presente en la mayor parte de las audiciones- dio cuenta del testimonio de Eladio Rodriguez, exempleado de la empresa argentina Torneos y encargado de arreglar todos los pagos de sobornos. Rodríguez mantuvo un libro mayor alternativo en que registraba esos movimientos contables y que era mantenido en un servidor de Uruguay para mantenerlo fuera de las cuentas oficiales de la empresa.

El testigo declaró sobre las grandes sumas recibidas por los dirigentes de diferentes países, pero con énfasis en el brasileño José María Marín (uno de los tres procesados en el juicio) y Julio Grondona, quien era identificado como "el Papa" en los registros, mientras que los restantes eran llamados "Iluminados". Rodríguez mostró un asiento contable  de un pago a Grondona: "21/01/13 Pago Estac. de Serv. Papa $626,250", pues las coimas eran pagadas en efectivos, en lugares públicos o bien eran retiradas por terceras personas. "A veces se entregaba al apartamento de Grondona, pero lo más tipico fue el chofer de Don Julio lo buscaba en las oficinas de Torneos", dijo Rodríguez, de acuerdo con la transcripción de Bensinger.

Grondoa, quien fue presidente de la Asociación de Fútbol Argentina y vicepresidente de la FIFA, cobraba sobornos por los partidos de la selección de su país en los eliminatorios mundialistas y por los partidos de las copas Libertadores y Sudamericana. En 2013, por ejemplo, llegó a obtener US$ 4.575.000 por estos conceptos.

Otro detalle interesante descrito por Bensinger es el ambiente en la Corte del Distrito Este de Nueva York, pues explica que a las audiencias asisten habitualmente unas 50 personas, de las cuales el 75% son abogados representantes de compañías sudamericanas que se muestran preocupadas de que algún testimonio pueda inculparlas en el proceso.

Comenta