Francisco Gilabert retoma el silbato: el juez es designado para arbitrar el duelo entre Everton y Unión Española

Francisco Gilabert.

Francisco Gilabert, en una de sus actuaciones en el fútbol chileno (Foto: Agenciauno)

El réferi, que estuvo envuelto en la seria controversia que se desató después del duelo entre Huachipato y Copiapó, que derivó incluso en la salida de Javier Castrilli y en una suspensión en su contra que fue levantada, volverá al campo de juego en Viña del Mar.



Francisco Gilabert volverá a dirigir. El juez, quien fue apuntado como el principal protagonista de uno de los mayores escándalos en el arbitraje chileno, por el que fue exculpado de todos los cargos, pese a la oposición de la ANFP, fue designado para aplicar el reglamento en el encuentro entre Everton y Unión Española, que se realizará este sábado, a las 20.45 horas, en el estadio Santa Laura.

Gilabert fue el juez del controvertido partido entre Huachipato y Copiapó, disputado el 27 de enero en el estadio CAP, de Talcahuano, que determinó la permanencia de los acereros en Primera División. Luego de ese encuentro, se desató una fuerte controversia, que derivó en la salida de Javier Castrilli de la presidencia de la Comisión de Árbitros y, finalmente, en enérgicas sanciones a quienes realizaron un complot para desestabilizar al instructor argentino, quien, al término del proceso, demandó a la ANFP por despido injustificado y exige una millonaria indemnización.

08 DE MAYO DE 2021/VALPARAISO
El arbitro Francisco Gilabert, durante el partido valido por la fecha 7 del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2021, entre Santiago Wanderers y Deportes Melipilla, disputado en el Estadio Bicentenario Elias Figueroa Brander de Valparaiso.
FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO
Francisco Gilabert, en un partido de la temporada 2021. (Foto: Agenciauno)

Absuelto

En el marco de ese proceso, que incluyó una investigación y el posterior informe del Oficial de Cumplimiento de la ANFP, Miguel Ángel Valdés, hubo fuertes castigos. 40 fechas de suspensión para Felipe Jerez, 30 para Cristián Droguett y otros 30 para Mario Vargas, quien actuó como Quality Manager del VAR, fueron las sanciones que aplicó el Tribunal de Disciplina de la ANFP después de analizar los antecedentes emanados del informe de Valdés.

Gilabert fue liberado de los cargos. “Se absuelve al denunciado Francisco Gilabert y se ordena el archivo de los antecedentes a su respecto”, consignó el dictamen, que, naturalmente, fue celebrado por el aludido. “Estoy muy feliz, tranquilo. La verdad es una sola”, declaró a El Deportivo, en un medido reflejo de su felicidad.

En la decimosexta jornada del Campeonato Nacional, Gilabert había vuelto a ser considerado, aunque como parte del VAR, en el choque entre Deportes La Serena y O’Higgins. Ahora, en cambio, volverá a tener a su cargo la toma de decisiones en el campo de juego. Probablemente, el cierre definitivo del ciclo más duro que le ha costado afrontar.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.