Garin sucumbe ante Medvedev y se despide entre los 16 mejores de Roland Garros

Garin sirviendo ante Medvedev por los octavos de final de Roland Garros. (AP Photo/Christophe Ena)

El chileno no pudo ante el nivel pletórico del ruso, cayendo por 2-6, 1-6 y 5-7 en dos horas de partido. Es el mejor rendimiento de Christian en un Grand Slam, quien ahora piensa en la gira de césped.


El sueño parisino de Garin (23°) terminó en octavos de final. Ahogado, sobrepasado y perdido ante Daniil Medvedev (2°), cayó por 2-6, 1-6 y 7-5 en la Suzanne Lenglen. El ruso jugó como nunca y el chileno no tuvo las herramientas para poder plantarse en la cancha, cerrando así la que es su mejor semana en un Grand Slam. Gago deja la tierra francesa en la ronda de los 16 mejores.

En el primer punto dejaron claro a lo que iban a jugar, entregando el libreto a todos los espectadores. Paleteos largos, desde el fondo, con Daniil atacando y Garin defendiéndose. Una tónica que nunca pudo cambiar. Pocas veces el chileno intentó ser el protagonista, sin siquiera poder concretarlo de manera real. Medvedev estaba en su día. Pegó todo lo que quiso y jugó como si fuese un un erudito de la superficie. Del jugador que decía públicamente que no le gustaba el polvo de ladrillo y que no había ganado nunca un partido en el cuadro principal del Grand Slam francés, ni la sombra.

Del 2-4 del primer parcial al 0-5 en el segundo sin escalas. Unas cifras que demuestran el momento de mayor abismo de Gago, quien en pocos minutos perdió el norte producto del juego del dos del mundo. Luchó, pero sin resultado. El juego que logró llevarse permitió cerrar una racha complicada, pero nada más. Daniil atacó con su servicio y abrochó el segundo parcial por 1-6.

Medvedev se defiende de un tiro de Garin. (AP Photo/Christophe Ena)

Ese final del segundo set hacía pensar lo peor. El europeo estaba un nivel pletórico, haciendo una demostración de tenis. Pero todo cambió en un abrir y cerrar de ojos. Christian quebró de entrada en el tercero y Medvedev llamó al fisio. El codo lo asechaba y no le dejaba jugar. Garin aprovechó ese momento y logró sellar el 3-0. Fueron los mejores juegos de Gago, un pasaje de amor propio y valentía. Aceleró y atacó, pero Daniil volvió a la carga y le quebró en un juego clave para quedar 2-3.

De todas formas el juego ya era parejo. Las fuerzas estaban niveladas, la mejor noticia que podía recibir “El Tanque”, quien estaba más suelto y motivado. Así llegaron al cinco iguales, donde el ganador del Torneo de Maestros volvió a mostrar su categoría. Dos puntos increíbles para quebrar y poner la victoria a tiro. El servicio fue un dolor de cabeza durante todo el partido para el chileno.

Medvedev cerró las formalidades con el 7-5, abriéndose paso a los cuartos de final, donde enfrentará a Stefanos Tsitsipas (5°) uno de los grandes favoritos. Pero ojo, que hoy a quedado claro que puede haber un nuevo candidato.

Con esta derrota el camino de Garin en París llega a su fin. ¿Duele por la forma en que pierde? sí. Pero el análisis debe ir mucho más allá de las dos horas que jugó hoy. Primeros octavos de final en un Grand Slam, remontada épica en segunda ronda y una gran muestra de afinidad con el cuerpo técnico son algunas de las lecciones que dejan Roland Garros 2021 para el chileno. Un torneo donde la bandera nacional volvió a aparecer en las instancias finales. Ahora toca limpiar las calcetas y pensar en el césped, porque se viene Wimbledon y todo lo que ello conlleva. En la catedral del tenis, quiere volver a brillar. Gago tiene otra oportunidad para hacer cosas grandes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.