Insaurralde, el carnicero de Macul

INSAURRALDE 3 OK

Sufrido por los rivales, defendido por su técnico, consentido por los árbitros... Las durísimas entradas del central argentino de Colo Colo encienden la discusión.


Por la dureza y aparatosidad de sus entradas, el argot futbolístico los bautiza como carniceros. Una especie de futbolista de otra época, en desuso gracias a las cámaras de televisión, que sobrevive sin embargo en el fútbol chileno. Lo sufren los delanteros rivales, lo protege el entrenador propio y lo consienten en mayor o menor medida los árbitros. El de acá es argentino, juega en Colo Colo y se llama Juan Manuel Insaurralde. Y su agresividad, su violencia, ha disparado la discusión.

El último en padecerlo fue Mikel Arguinarena. El volante de Barnechea debió abandonar la cancha en el minuto 39 del duelo de ida de los octavos de final de la Copa Chile, tras una virulenta acción del zaguero albo. La acción incluyó una vehemente barrida en la mitad de la cancha, con levantamiento de pierna incluido. El defensor fue sancionado con amarilla.

"No he podido ni acostarme, me duele mucho. No puedo apoyar la espalda en la cama", dice ahora Arguinarena cuatro días después de cruzarse con Insaurralde sobre la cancha del Monumental. "Sentí su rodilla en el glúteo. Lo vi venir y salté. Si me pilla con los pies en el pasto me podría haber pasado algo peor... Quise seguir, pero no pude. Ahí me di cuenta de que me había cagado", agrega el volante ofensivo.

El propio Barnechea se quejó categóricamente respecto de las licencias de las que goza el zaguero colocolino. "Lamentable cómo se normaliza el juego sucio. Fue una jugada que nos perjudicó, que pudo haber sido roja y sacó del duelo a uno de nuestros jugadores más importantes por una lesión en la espalda que aún no tiene cuantía. ¿Sanción? Una amarilla. Fuimos perjudicados", escribió el club en sus redes sociales.

Mario Salas, en cambio, no lo ve para tanto. Preguntado sobre la suciedad de su futbolista, lo defendió: "El jugador que juega de forma imprudente o que juega sucio, como tú lo denominas, generalmente no tiene la complacencia de los árbitros y generalmente es castigado. Yo creo que Juan no lo ha hecho. Juan no tiene ningún antecedente, desde que yo estoy acá, de juego sucio. Así que yo no podría decir que Insaurralde es un jugador sucio, cuando lo que ha demostrado en el campo de juego ha sido todo lo contrario". Efectivamente, Insaurralde no tiene expulsiones bajo el mando de Salas, pero el año pasado vio la roja en el clásico ante la UC, aunque por doble amonestación.

[caption id="attachment_745050" align="alignnone" width="900"]

Insaurralde pisa a Droguett, en febrero de este año en el estadio Monumental.[/caption]

El año y medio que lleva en Chile ya le reporta un amplio historial al argentino. A lo del volante de Barnechea se agrega su cuádruple patada a Ángelo Henríquez en el último clásico (por la que fue expulsado este cuando reaccionó con el puño); un recordado pisotón, en una jugada intrascendente cerca del banderín del tiro de esquina, en contra de Droguett (Universidad de Concepción) e incontables acciones al límite del reglamento en cada partido. "Es un jugador que pega siempre sin balón", aseguró Ignacio Jeraldino, delantero de Audax Italiano, antes de medirse a los colocolinos.

Insaurralde ya llegó al fútbol chileno en enero de 2018 precedido de su fama de rudo. Al otro lado de la cordillera, de hecho, le apodaban El Noqueador, por sus constantes roces y encontrones con propios y extraños dentro del campo de juego.

El jugador, en tanto, asume su mala fama, pero se defiende de su aparatosidad. "Solo voy fuerte a todas las pelotas. Voy fuerte, sí, pero nunca con mala intención. Me tildan de mala leche, pero el fútbol es un deporte de contacto", dijo después de su disputa con Henríquez en el duelo ante la U.

Fernando Ricksen (Holanda),  Goyo Benito (España), Felipe Melo (Brasil) o Nigel de Jong (Holanda) son algunos de los célebres futbolistas o ex futbolistas bautizados en su día como carniceros. Macul ya tiene al suyo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.