La carta con que ByN le impuso el recorte salarial a sus trabajadores

Foto: Agencia Uno.

El 7 de abril, el directorio en pleno le informó a sus empleados de que sus sueldos serían rebajados hasta diciembre de este año, y que solo la mitad sería reembolsable. "El plantel tiene razón, nunca se negoció con nosotros", expone un funcionario de la concesionaria.




El incendio en Colo Colo continúa. Blanco y Negro no pudo llegar a un acuerdo de reducción salarial con sus jugadores y decidió aplicarles la ley de protección del empleo, lo que provocó un quiebre histórico entre la directiva y el plantel albo. Aníbal Mosa, muy dolido, graficó su molestia al comparar la “comprensión” del resto de los trabajadores del club con la que no tuvieron los futbolistas.

“Hemos tenido muy buena comprensión de parte de todos los funcionarios y administrativos, pero lamentablemente después de muchas conversaciones no pudimos llegar a acuerdo con los jugadores", sostuvo ayer, en una conferencia de prensa que será recordada por mucho tiempo en el Monumental.

Sin embargo, el plantel de Colo Colo salió a rebatir esta afirmación a través de un comunicado: “Se dijo que los trabajadores y funcionarios del club aceptaron la rebaja de sus remuneraciones. Falso: fue una imposición y casi una amenaza: nadie tuvo derecho a réplica. Nosotros siempre peleamos por los derechos de los trabajadores de Colo Colo y eso ha sido en todo ámbito”.

¿Quién tiene la razón? La Tercera le consultó al respecto a funcionarios de Blanco y Negro, quienes prefirieron no dar sus nombres. Sin embargo, ratificaron la versión del plantel de jugadores. “El plantel tiene razón. Es cierto que siempre ha sido una imposición. Nunca se negoció con los trabajadores", expone un empleado de la sociedad anónima.

Este medio tuvo acceso a una carta firmada por el directorio en pleno de la concesionaria, en la que queda de manifiesto que la decisión de rebaja salarial simplemente fue informada por el club a sus trabajadores, y no negociada con ellos.

En la misiva, enviada el 7 de abril, ByN expone que a raíz de la suspensión indefinida del Torneo Nacional y los graves perjuicios económicos que eso conlleva, se ven en la obligación de tomar medidas de esa índole. “Ante lo anteriormente descrito este Directorio espera no despedir a ningún funcionario, empleado o cualquier persona que preste labores en el Club. Dado lo anterior y con el fin de evitar cualquier situación económica o financiera que complique a nuestra institución, nos vemos en la obligación de tomar medidas -que sabemos no son agradables- y que implican una rebaja sustancial en los salarios de todos los funcionarios y empleados del club a partir del 01 de abril 2020”, dice el escrito.

El documento iba acompañado con una planilla que contenía la “nueva" remuneración del empleado, con el descuento ya realizado. Se señala, además, que la rebaja se mantendrá hasta diciembre y que solo la mitad será reembolsable. ”Adjunto a esta carta, encontrará usted un ejemplo de lo que serán sus remuneraciones a partir del 30 de abril hasta el 31 de diciembre 2020. En este monto una mitad de lo que se le está descontando, no será retornable; la otra mitad se le reintegrará –en cuotas iguales- a partir del 01 de enero hasta el 30 de septiembre 2021. Agradecemos la comprensión a esta resolución que sin duda no la teníamos contemplada, pero que el futuro de la institución nos obliga a tomarla", finaliza la comunicación del directorio.

Hay molestia en los trabajadores del club, que sienten que ByN no ha informado de la situación como realmente ocurrió. “Los directivos salieron a decir que se llegó a un acuerdo con nosotros. Se vendió el tema hacia afuera como si hubiese habido una negociación de buena fe. No fue así. Se nos citó a una reunión y se nos informó de la decisión. Nadie se pudo oponer, porque era aceptar la rebaja o quedarse sin sueldo por la nueva ley, o el despido en el peor caso”, dice un funcionario.

Otro va más allá. “La rebaja salarial que nos afecta como trabajadores oculta la pésima planificación del club, los malos contratos, etc", añade otra empleado de ByN. La empresa sufrió pérdidas por 1.330 millones de pesos en 2019 y que ha perdido diversos contratos de auspicios por no poder amarrarlos antes de la crisis.

ByN está en problemas. Al quiebre histórico con sus jugadores, ahora se suma la molestia de sus funcionarios. Otra fractura que no estaba en los planes de la sociedad anónima.



Comenta