La carta con que la ANFP le solicita al Gobierno un permiso especial para entrenar en cuarentena

A través de un oficio de cuatro páginas dirigido a la ministra del Deporte, la asociación, en conjunto con el Sifup, el Colegio de Técnicos, los preparadores físicos del fútbol y los médicos deportivos, abogaron por el retorno a las prácticas, independientemente del confinamiento por Covid-19.




Mediante un oficio de cuatro páginas, dirigido a Cecilia Pérez, ministra del Deporte, la ANFP le solicitó formalmente al Gobierno un permiso especial para volver a las prácticas en zonas de cuarentena. La misiva está firmada por Sebastián Moreno, presidente de la entidad de Quilín; Fernando Yáñez, jefe de la Comisión Médica; César Kalazich, de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte; Gamadiel García, presidente del Sifup; Carlos Ramos, del Colegio de Técnicos y Marcelo Oyarzún, de la Asociación de Preparadores Físicos de Fútbol de Chile.

“Es en razón de lo precedentemente expuesto, que concurrimos a Ud. con la finalidad de solicitar, por su intermedio, a la autoridad competente, un permiso especial y específico de circulación, para los jugadores y staff de cada club profesional, con el propósito exclusivo de poder comenzar los entrenamientos siguiendo estrictamente los protocolos, durante la pandemia, independiente de las cuarentenas impuestas en las distintas ciudades según riesgo epidemiológico, para poder volver a la competencia con un periodo razonable de entrenamiento, sólo cuando las condiciones sanitarias y las medidas de control para eventos deportivos sin presencia de público así lo permitan”, señala el documento.

Según establece la carta, el eventual regreso a los entrenamientos que se busca con este permiso no implica necesariamente que el fútbol retorne el 31 de julio, tal como establecieron los clubes y la ANFP en el Consejo de Presidentes, hace dos semanas: “El volver a entrenar no implica fijar una fecha para el retorno a la competencia, que se definirá cuando la autoridad sanitaria así lo determine. Sin embargo, si los jugadores no tienen 4 a 6 semanas de entrenamiento, aunque se autorice desde el punto de vista sanitario, no vamos a estar en condiciones de iniciar la competencia, con todos los problemas que esto determina para la actividad y que se ha intentado explicar precedentemente desde un punto de vista estrictamente científico”.

Lo que busca la asociación es volver a entrenar dentro de los próximos días, con el fin de que los futbolistas tengan un período de preparación suficiente para que, al volver a competir de forma oficial, estén al ciento por ciento de sus capacidades y no aumenten el riesgo de sufrir lesiones, como ha ocurrido en Estados Unidos y Alemania, según argumentan.

“A modo de ejemplo, el antecedente, relativamente más similar reportado fue el cierre temporal que tuvo la Liga de Fútbol Americano (‘NFL’) el 2011, en el cual los deportistas no tuvieron acceso a las instalaciones deportivas o profesionales de las diferentes áreas durante 19 semanas. Una vez que volvieron a la actividad, tuvieron una rápida transición desde que retomaron los entrenamientos al inicio de la competencia solo en 17 días, resultando en que 10 deportistas sufrieron la ruptura de sus tendones aquilianos, lo cual fue sorprendente ya que en estadísticas de años anteriores habían reportadas 5 rupturas durante todo el año”, grafica el escrito.

“En el caso del fútbol, la Liga Alemana conocida como ‘Bundesliga', que comenzó su torneo hace poco más de un mes (luego de 66 dias detenida), el promedio de lesiones subió de 0,27 por encuentro antes del confinamiento, hasta 0,88 una vez que se reanudó la competencia, evidenciándose también una disminución del rendimiento deportivo, en particular en los componentes físicos de mayor intensidad”, agrega.

“En razón de lo anterior es que al presente se hace imprescindible reanudar el proceso de entrenamiento tanto físico – atlético como técnico – táctico, para que luego de un periodo adecuado de trabajo y cuando la condición epidemiológica y la autoridad sanitaria nacional lo autoricen, respetando las recomendaciones de la OMS y las organizaciones deportivas internacionales, se pueda reanudar la competencia con un calendario más exigente con riesgos razonables para los deportistas”, sostiene la misiva.

Varios clubes nacionales de regiones llevan varias semanas de entrenamientos. No así los de Santiago. Este es uno de los argumentos esgrimidos por la ANFP, ya que aquellos elencos que han retornado a las prácticas, siguiendo el protocolo elaborado por la asociación, no han presentado contagios: “El retorno a los entrenamientos basados en los protocolos presentados al Ministerio de Salud; Ministerio del Deporte e Intendencias y/o Gobernaciones según corresponda, han demostrado cumplir un alto estándar de seguridad sanitaria. Su fiscalización y control ha sido una buena forma de evaluar su cumplimiento y eficiencia. Un buen ejemplo son clubes como Huachipato, Fernández Vial, La Serena, San Luis, Universidad de Concepción, Curicó, Santa Cruz, Rangers, Coquimbo Unido, Ñublense que ya completan aproximadamente entre 2 y 4 semanas de actividades bajo el protocolo y no han tenido ningún problema, contagio o incumplimiento hasta ahora”.

Comenta