La cláusula roja de Mario Salas

Mario Salas

El técnico de Colo Colo firmó por dos años, pero con la opción de salir en junio. Su apuesta es la Selección.




Mario Salas tiene un sueño pendiente: dirigir a la selección chilena adulta. Un desafío que se propuso alcanzar hace varios años, cuando inició su carrera como técnico en Barnechea.

Luego de su exitoso paso por Sporting Cristal, en Perú, volvió a Chile este 2019 para asumir la banca de Colo Colo, su ex club, convencido de que el Cacique sería la plataforma perfecta para estar en la órbita de la Roja, permanentemente.

Por eso, cuando Blanco y Negro lo buscó para reemplazar a Héctor Tapia -de decepcionante torneo local, aunque cuartofinalista de la Copa Libertadores 2018-, una de sus mayores preocupaciones fue la flexibilidad del eventual contrato.

El Comandante, que firmó por dos temporadas en el Monumental, es decir, hasta diciembre de 2020, lo hizo con una cláusula de salida pensada en la Selección. Este ítem le permite dejar el club a mediados y a final de año.

Según señalan cercanos al Comandante, su apuesta es transformarse en una opción para la banca de la Selección, si es que el puesto queda vacante después de la Copa América de Brasil, que se disputará en junio.

Se trata de una cláusula espejo, lo que implica que opera igual para ambas partes. De esta forma, tanto el club como el DT pueden ejercerla, y quien lo haga tendrá que pagarle al otro el resto del contrato. Salas gana aproximadamente US$ 750 mil anuales junto a su cuerpo técnico, según informan en Pedreros.

En vista del complejo escenario que enfrenta Reinaldo Rueda, actual seleccionador, a raíz de los irregulares resultados, no es descabellado que abandone su proyecto antes de lo presupuestado, si es que Chile queda eliminado en la fase de grupos del certamen. Si eso llega a pasar, el ex adiestrador de Universidad Católica y Huachipato quiere ser opción.

En su paso por la precordillera, que duró tres años, también tuvo cláusulas de salida. Estas podían ser aplicadas solo al final de cada torneo y no en medio de la competición.

En el cuadro peruano operó de la misma manera. Es más, en Lima estaban plenamente conscientes de sus deseos de llegar a la Roja algún día. Tanto, que el presidente del club en ese entonces, Federico Cúneo, declaró que solo lo dejarían partir a la selección chilena, en medio de los rumores que lo vinculaban a Colo Colo. Al final, fueron los albos los que pagaron el monto de la rescisión, el que no superaba los 200 mil dólares.

Salas ya dirigió a la Sub 20 de Chile, con la que llegó a cuartos de final del Mundial de Turquía 2013. El estratego albo considera que este conocimiento y su propuesta futbolística pueden ser un plus si la Roja busca DT.

https://www.latercera.com/el-deportivo/noticia/salas-valora-valdivia/630440/

https://www.latercera.com/el-deportivo/noticia/rueda-le-deja-la-pelota-moreno/618387/

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.