Efecto Orión: desde que se fue el arquero argentino, Colo Colo ha ganado un punto de nueve

Agustín Orión

Foto: Photosport.

La salida del portero transandino produjo efectos negativos en el plantel albo. La UC se escapa y los hinchas del Cacique se lanzan contra Mario Salas y Brayan Cortés. Paralelamente, Jorge Valdivia arriesga una dura sanción por insultar al juez Ángelo Hermosilla.



El 24 de julio, el ya ex arquero de Colo Colo Agustín Orión y el director deportivo de los albos, Marcelo Espina, se sentaron en la sala de conferencias del estadio Monumental para oficializar una determinación que ya se conocía. El guardameta argentino había decidido dejar el club de Macul pese a que le quedaba contrato por el resto del año. Pese a que se negó insistentemente a revelar las razones y el contenido de los diálogos con el técnico Mario Salas, en Pedreros se ventiló que el Comandante no lo consideraba como su arquero prioritario. Que es rol iba a ser para Brayan Cortés y que incluso Darío Melo estaría sobre el ex golero de Boca Juniors y Racing en la lista de preferencias del estratega.

En el acto, Orión tuvo público a favor. Algunos de sus compañeros, como Jorge Valdivia, Matías Zaldivia, Esteban Paredes, Juan Manuel Insaurralde, Carlos Carmona y Pablo Mouche ocuparon la primera fila, en una abierta señal de respaldo hacia el excompañero y, según explicarían algunos después, amigo que partía. El bloque estaba conformado por gran parte de los jugadores más influyentes del plantel albo. El Tanque, incluso, le brindó un caluroso abrazo a modo de despedida. Al día siguiente, Mario Salas descartó divisiones internas y describió como "una práctica fantástica", el entrenamiento que habían cumplido sus pupilos tras el adiós al portero.

La salida de Orión no solo significó la partida de un jugador experimentado y querido por sus compañeros, que también se había ganado el aprecio de los hinchas. Coincidentemente, después de su partida, Colo Colo no volvió a ganar. Por el contrario, su cosecha se tornó paupérrima: un punto sobre nueve en disputa. El 28 de julio, en el reinicio del torneo después del receso por la Copa América, el equipo albo fue incapaz de doblegar a Everton, en el Monumental, aunque lo peor se produciría a la semana siguiente: derrota por 0-1 frente a Curicó Unido, en la primera oportunidad en la historia en que el equipo de la Séptima Región conseguía una victoria en Macul.  En ambos casos, con una evidente merma en el rendimiento de los jugadores del equipo popular, que hace tres partidos que no marcan goles, una tendencia que no se daba desde 2013.

Caída y bochorno

La derrota por 1-0 frente a O'Higgins, en Rancagua, tiene algunos elementos adicionales a la mera estadística y a la pésima presentación futbolística que realizó el Cacique, incapaz de resolver el dilema táctico que le propuso el equipo de Marco Antonio Figueroa, carente de ideas y, otra vez, prácticamente inexistente en el ataque. En el gol de los rancagüinos, que anotó Paulo Magalhaes, hubo una evidente complicidad de Cortés, quien salió de la peor forma a interceptar un envío de Roberto Cereceda. El iquiqueño quedó a mitad de camino y su yerro revivió el fantasma de Orión, que ya había merodeado después del revés frente al equipo curicano, en el que Cortés duda demasiado para salir a interceptar la llegada de Héber García. El apellido del transandino compartió con su nombre la lista de trending topics en Twitter durante largo tiempo. Obviamente, por las críticas a su desempeño y la añoranza al transandino. También se multiplicaron los reproches hacia Mario Salas, que crecerían más tarde, con la caída ya consumada.

Para colmo, Valdivia, uno de los que dio la cara para respaldar a Orión, y quien había ingresado al campo de juego par brindarles a los albos las ideas que habían escaseado durante 63 minutos, terminó protagonizando un escándalo. A poco del final, después del enésimo agarrón de los volantes rancagüinos que lo custodiaban, el Mago perdió la cabeza y se lanzó en contra del juez Ángelo Hermosilla, a quien insultó duramente. "Nunca vas a ser FIFA. Eres una mierda. Hijo de mil putas", fue una de las frases que pudieron descifrarse. El resto, seguramente, estará en el contundente informe del juez, que puede derivar en una igualmente enérgica sanción en contra del campeón de América con la Selección en 2015. Si el castigo va en esa línea, Colo Colo perderá a uno de los pocos jugadores capaces de marcar diferencias.

Números que poco ayudan

El revés en Rancagua aleja en un punto más a la UC. Ahora, la distancia entre ambos es de diez unidades, lo que transforma en un desafío titánico darles alcance a los dirigidos por Gustavo Quinteros, más allá de que queda gran parte de la segunda rueda para, al menos, intentarlo.

La campaña del Cacique es incluso inferior a la del año pasado. Los 29 puntos que acumula las escuadra de Salas son menores en uno a los que Colo Colo tenía a la misma altura del campeonato anterior, en un proceso que incluyó la presencia de dos entrenadores: Pablo Guede y Héctor Tapia. El proceso de Salas se inició en diciembre de 2018.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.