La noche de Cristiano

CRISTIANO

Acusado de violación en Estados Unidos por una exmodelo, la realidad del jugador más mediático del mundo se tambalea. Corre riesgo de prisión, además del daño a su imagen publicitaria que angustia a sus auspiciadores.




El 13 de junio de 2009, en uno más de los incontables videos de su cotidianeidad, se ve a Cristiano Ronaldo muy relajado, junto a una de las piscinas del hotel-casino Palms Place, en Las Vegas. Se dedica a asolearse, a beber algunos refrescos (es abstemio) y a recibir masajes del personal del recinto.

Más de nueve años después, el portugués, ídolo de centenares de millones de fanáticos alrededor del mundo, ha perdido toda esa calma: una exmodelo estadounidense y hoy profesora de Educación Básica, Kathryn Mayorga, ha denunciado que el futbolista la violó precisamente la noche de aquel día.

En ese instante, la presunta víctima tenía 25 años (uno más que el jugador) y estaba contratada como modelo por el hotel para asistir a diversas actividades sociales y comerciales, como lanzamientos de vinos o productos gourmet, entre otros.

En esas circunstancias, Cristiano y Mayorga -quien estaba acompañada por otras modelos- se conocieron en el sector Vip de la discoteca Rain, perteneciente al Palms Place. De allí, a la suite del luso (disponible a razón de US$ 7.300 diarios), donde el futbolista -entonces a punto de pasar del Manchester United al Real Madrid por US$ 100 millones- habría cometido al asalto sexual.

De acuerdo con la versión de la estadounidense, los cercanos al jugador la obligaron a firmar en 2010 un acuerdo para retirar los cargos y silenciar a eventuales testigos a cambio de US$ 375 mil dólares. El documento fue publicado por el diario alemán Der Spiegel.

Ahora, los abogados de Mayorga apuntan a CR7 por 11 delitos: violación, intento de asedio sexual, coacción para el fraude, agresión a una persona vulnerable, conspiración, difamación, abuso de proceso, tentativa de silenciar el caso, tentativa de concretar un acuerdo de no divulgación, negligencia y violación de contrato. Y la Policía de Las Vegas ya ha confirmado que, tarde o temprano, el portugués será llamado a declarar, bien en suelo nortemericano o bien por videoconferencia.

De acuerdo con el diario lisboeta Correio da Manha, la defensa de Cristiano se basaría en el supuesto de que el Real Madrid forzó al delantero a llegar a un arreglo con la agredida. Según el medio, Cristiano estaba en contra del acuerdo y siempre mantuvo que era inocente.

Ahora, la dirigencia merengue, en una de las tantas aristas del caso, decidió presentar una demanda en contra del periódico portugués, aduciendo que la información publicada es falsa y tuvo como objetivo perjudicar seriamente la imagen del club español.

En una declaración pública, el Madrid explica que "no tenía conocimiento alguno del hecho al que se refiere dicho diario relativo al jugador Cristiano Ronaldo y, por tanto, no pudo ejercer ninguna acción sobre algo que desconocía absolutamente".

Pese a estos hechos, el periódico dijo el jueves que mantiene la veracidad de lo que publicó y que todo lo que contiene el artículo fue apropiadamente verificado.

Mientras, CR7 ha cesado toda actividad con la selección de su país y la Juventus, refugiándose en Lisboa junto a sus cuatro hijos y su novia, la española Georgina Rodríguez, quien ha difundido fotos con el grupo familiar a través de las redes sociales.

Inicialmente Cristiano negó las acusaciones de Mayorga y la acusó de querer "hacerse rica a mi costa", pero ahora ha guardado silencio por sugerencia de sus abogados.

Mientras, la madre del madeirense, Dolores Aveiro, pidió a sus seguidores en Facebook que creen una corriente de apoyo a su hijo. "Quiero ver quién tiene el valor de poner esta foto en su perfil durante una semana y hacer una corriente por él", escribió Aveiro, junto a una imagen de Ronaldo vestido con el traje de Superman en la que se puede leer el mensaje "#ronaldoestamoscontigoatéaofim" ("Ronaldo estamos contigo hasta el final").

El impacto social de la denuncia es fortísimo. Lo sabe la señora Aveiro y todo el entorno del exastro del Madrid, quien puede llegar a perder hasta US$ 2.400 millones, incluso más allá de que sea declarado culpable o inocente por un tribunal de Nevada. El daño a su imagen ya está hecho y hay 18 marcas que están atentas al proceso, en un ambiente de reivindicación de los derechos de la mujer y la lucha por el adecuado castigo de quienes cometen o han cometido abusos.

Cristiano tiene un contrato de por vida con Nike por US$ 1.005 millones. A esa cifra se le añaden los US$ 905 millones que generan sus publicaciones patrocinadas en las redes sociales, de acuerdo con la revista Forbes.

Y no puede olvidarse que produce US$ 462 millones anuales a todos sus patrocinadores. De hecho, uno solo de sus mensajes en las redes sociales desemboca en US$ 1,5 millones para la firma en cuestión.

Su contrato más sustancioso es el que lo vincula con Nike, que lo tiene como su tercer deportista fichado de manera vitalicia, tal cual sucedió con Michael Jordan y LeBron James. Un portavoz de la firma declaró hace unos días: "Estamos profundamente preocupados por las inquietantes acusaciones contra Cristiano Ronaldo y seguiremos de cerca el desarrollo de la situación".

Comenta