La U se enreda con Unión y sigue complicada con el descenso

Union Española

Los azules igualaron 1-1 con los rojos, en Santa Laura y no logran despegarse de los puestos del fondo. Se pusieron en ventaja, pero luego fueron superados con claridad.




U. ESPAÑOLA 1 - U. DE CHILE 1

U. Española: D. Sánchez; J. P. Gómez, J. Aja, N. Mancilla, L. Pavez; M. Sandoval (69', C. Palacios), V. Méndez, M. Dávila; R. González, D. Llanos (46', M. Caballero), P. Aránguiz (77', Y. Mejía). DT: R. Fuentes.

U. de Chile: F. De Paul; M. Rodríguez, R. Echeverría, L. Aveldaño, J. Beausejour; G. Espinoza, C. Moya, N. Oroz (71', S. Ubilla); Á. Henríquez, M. Riquelme (63' L. Fernández), L. Benegas (82', N. Guerra). DT: H. Caputto.

Goles: 0-1, 48', Benegas, contragolpe (U); 1-1, 70', Pavez, zurdazo al ángulo (UE).

Árbitro: Felipe González. Amonestó a Sandoval, Aránguiz (UE); Echeverría, Aveldaño (U).

Estadio Santa Laura. Asistieron 9.100 espectadores.

En cursiva, jugador juvenil

Universidad de Chile salió envalentonada a la cancha del estadio Santa Laura. El equipo de Hernán Caputto, urgido de puntos para alejarse de la zona de descenso, sorprendió a Unión Española con presión alta y fútbol directo en los primeros minutos. La U se veía bien, precisa y decidida.

El rostro del técnico del local, Ronald Fuentes, ex gerente deportivo de los azules, demostraba su preocupación. Con una interesante proyección de sus laterales Matías Rodriguez y Jean Beausejour, la visita se acercó con pasmosa facilidad al arco de Diego Sánchez. De hecho, estuvo a punto de marcar a los 6', pero el Mono contuvo el cabezazo de Rodríguez, prácticamente, a quemarropa. Un par de remates más, aunque al cuerpo del meta rojo, llenaban de ilusión a los hinchas estudiantiles.

La polémica llegó a los 26'. El banco de Caputto reclamó airadamente una supuesta infracción de Juan Pablo Gómez sobre Ángelo Henríquez. El delantero le había ganado en velocidad al lateral rojo, pero perdió el control y cayó justo cuando se aprestaba a eludir a Sánchez. Si bien hay un leve agarrón del defensa a la altura del cuello, el árbitro Felipe González no sancionó nada.

La presión de los universitarios fue disminuyendo con el correr de los minutos. Los hispanos aprovecharon el momento para adelantar sus líneas y lograron acercarse al pórtico de Fernando de Paul, principalmente, a través del peligroso Pablo Aránguiz, por el sector izquierdo. El volante fue el mejor del partido.

Con las acciones ya emparejadas, a la U cada vez le costó más aproximarse con claridad y superioridad numérica. Al mismo tiempo, sufría atrás cuando Unión pasaba la mitad de la cancha. La ansiedad por recuperar la pelota llevó a la zaga universitaria a recurrir al juego brusco. A los 37', ya tenían a sus dos centrales, Rodrigo Echeverría y Lucas Aveldaño, con tarjeta amarilla, por faltas innecesarias.

La más clara del dueño de casa fue un angulado tiro libre de Mario Sandoval, que el arquero forastero envió al tiro de esquina. Mientras que en los descuentos, Marcos Riquelme elevó un buen centro de Henríquez.

En el segundo tiempo llegó la felicidad para la U. Un contragolpe bien urdido por Riquelme y Camilo Moya fue transformado en gol por el resistido Leandro Benegas, quien termina contrato a fin de año, pero hace méritos para continuar. El argentino aprovechó la lenta salida de Sánchez y definió cruzado, de zurda (48'). Lo celebró como Marcelo Salas, agachado y con el índice derecho apuntando hacia arriba.

El equipo de Fuentes intentó reaccionar de inmediato. Con Mauro Caballero, quien había ingresado por David Llanos en el entretiempo, tuvieron algo más de presencia en el área rival.

El problema es que todo el juego de Unión pasaba por Aránguiz. Todo dependía exclusivamente de él. El ataque rojo se cargó casi siempre por la izquierda, de manera muy previsible. Esto hacía fácil la tarea defensiva de la U, que peligrosamente se retrasó tras la apertura de la cuenta y decidió esperar en su campo, cediendo todo el control.

Esto inquietó a Caputto, quien mandó a la cancha primero al uruguayo Leonardo Fernández y luego a Sebastián Ubilla para disputarle otra vez el control de la pelota a los hispanos. Para mala suerte suya, justo en ese instante Luis Pavez igualó el marcador con un zurdazo hermoso que se coló en el ángulo (70'). El lateral izquierdo rojo tuvo todo el tiempo del mundo para entrar al área, mirar el arco y disparar. Nadie salió a su encuentro. Muy floja la marca de Echeverría, el central que estaba más cerca.

Los mejores momentos de Unión y los peores de la U vinieron a continuación. Incluso, con Aránguiz fuera por lesión, los locales estuvieron cerca de ponerse en ventaja, con Pavez y Misael Dávila muy activos. Eso sí, la más clara fue de Rodrigo González, quien definió pésimo dentro del área en inmejorable posición, a los 86'.

Luego, en los descuentos, otra vez Pavez, y también Caballero, decidieron mal a último momento, dejando la sensación de que perdonaron a la U.

Empate amargo para los de Caputto, que no logran ganar ni despegarse de la zona de descenso. También para los hispanos, que siguen fuera de los puestos de clasificación a torneos internacionales.

Comenta