Un Mercedes, restaurantes y plata para gastar: las revelaciones de María Inés Facuse sobre los lujos de Sergio Jadue

SERGIO JADUE

La exesposa del otrora presidente de la ANFP contó detalles de la vida del calerano. Cuándo cambió, cómo ha sido su vida en Estados Unidos y un largo historial de violencia y malos tratos.


El 27 de mayo del 2015 es un día que Sergio Jadue no podrá olvidar. Ese miércoles, el entonces presidente de la ANFP estaba en Zúrich cuando el FBI irrumpió en el mismo hotel donde se alojaba y detuvo a varios altos dirigentes del fútbol mundial, en lo que era el inicio del destape del escándalo de corrupción más grande de la historia del fútbol.

"Ese día, cuando explotó todo, Sergio me llamó llorando para decirme que no quería vivir más, que ahí se acababa su vida", contó la exesposa del calerano, María Ines Facuse.

La otrora cónyuge del timonel del fútbol chileno concedió una entrevista al programa Contigo en la Mañana, de Chilevisión, en la que contó por primera vez detalles de la vida del exdirigente, su transformación después de ingresar a la cúpula del fútbol mundial, sus obsesiones, su vida actual y, también, un largo historial de violencia y malos tratos a nivel familiar.

"Me vine a Estados Unidos con él porque no podía dejarlo solo. No podía dejar que atentara contra su vida o algo así. Pero ha sido difícil", aseguró. "Al principio, cuando llegamos acá, el primer año o año y medio... Él sufrió mucho, pero siempre se ha visto como una víctima. En ese período inicial no salía de la pieza. Estaba a oscuras, todo el día viendo tele. Intentando hablar con la gente del fútbol... Gente que no le contestó, lo bloqueó... Lo dejaron solo. Y él no entendía. Se preguntaba que cómo podían haberle hecho eso, si había hecho ganar tanta plata a toda esa gente", añadió también.

"Yo no me puedo ir de acá. Al menos no hasta que haya una sentencia por sus temas judiciales", acotó igualmente Facuse. "Él, en la corte, declaró que es prácticamente un indigente, pero tiene un departamento y plata mensual. Presenta documentos falsos y sigue haciendo lo que quiere", reveló. Y acotó: "Dice que no tiene nada, pero anda en un Mercedes Benz que se compró hace un mes... Pasa comiendo en restaurantes con sus amigos. Tiene y gasta plata... Esa es la vida que tiene", destacó, respecto de la actual vida de Jadue.

"Sus propiedades están a nombre de familiares. Están a nombre de sus tíos, de sus primos y otros terceros. Antes de que pasara lo del divorcio, había construido un hotel boutique en Concón, con un amigo. Pero a estas alturas no sé qué es verdad y qué es mentira", enfatizó.

"Su obsesión era ser presidente de la FIFA"

La exesposa de quien fuera vicepresidente de la Conmebol aseguró que este empezó a cambiar cuando empezó a trabajar en el fútbol. "Se transformó, cambió cuando se empezó a juntar con la gente de la ANFP y la Conmebol... Con los señores de apellido compuesto", dijo Facuse en la citada entrevista. "Su obsesión era ser presidente de la FIFA. Era algo que tenía en la cabeza y no iba a parar hasta lograrlo", añadió.

Al mismo tiempo, la entrevistada dijo desconocer los manejos del exdirectivo y la forma que tenía de ganar dinero. "No hablábamos de plata. Sabía que tenía un súper sueldo porque él se lo decía a todos. La Conmebol le pagaba 30 mil dólares mensuales y aparte tenía bonos. Él se jactaba de eso", expresó. "Nunca supe nada, pero sí me parecían raras algunas reuniones que había en mi casa, en las que yo no podía estar. Como una reunión con la gente de Nike. O una reunión en la que le regalaron un auto para su mamá. De lo demás no tengo idea", enfatizó.

Finalmente, Facuse contó detalles de los hechos de violencia psicológica y malos tratos que debió soportar como esposa del nacido en La Calera. "Siempre me trató mal. Me decía que yo no valía nada, que no era nadie. Que sin mí no podía hacer nada", afirmó. "Muchas cosas que él hacía conmigo y que no estaban bien se me hicieron costumbre. Aprendí a tomar como normal ciertas cosas para no sufrir. Siempre me amenazó con que me iba a quitar a los niños, que me iba a tirar a la calle. Siempre me hizo sentir menos, poca cosa. Diciéndome que estaba sola... Y es verdad, pero yo tengo valores y jamás hubiese tomado algo que no fuera mío", sentenció.

Comenta