No hay caso con Colo Colo: ahora cae con Curicó

Parra hizo el 0-1.

Los torteros se impusieron por 0-2, con goles de Parra y Cavalleri. El Cacique vuelve a jugar mal y se hunde en el fondo de la tabla.




El Monumental está desolado. No solo porque está sin público. Es fundamentalmente porque Colo Colo está enfermo y no hay cómo reanimarlo. Curicó Unido le propina una nueva derrota, para clavar a los albos en el fondo de la tabla de posiciones. El fantasma de la B es aún más real.

Todo se le hace difícil al Cacique. Hasta le cuesta armar un once convincente producto de las bajas. Sin Opazo y Campos (lesionados), Falcón tuvo que ir al sacrificio y ser lateral derecho. Cumplió en ese rol, pero no es lo suyo. Él es central. Que en el mediocampo no se inicie con un armador nato también influye en la poca generación de juego del equipo. Y arriba, Parraguez se calzó la titular ante el descarte de Paredes, el eterno (y único) hombre gol.

Curicó, que se quedó de golpe sin entrenador y aguarda por el arribo de Martín Palermo, con un planteo ordenado, sin regalar espacios, complicó a un Colo Colo escaso de creación. En los 18′, un remate de Pablo Parra desde fuera del área, que se desvía en Insaurralde, deja como estatua a Cortés y abre la cuenta en Macul. La visita, imponiéndose en el mediocampo, encontró recompensa justo cuando Fabián Cerda era exigido en su feudo. Aunque no utilice maneras tan ortodoxas, el ex meta de la UC respondió. Sin desborde, sin pase filtrado, tampoco remates con intención. Colo Colo mantenía la tónica, independiente al resultado: jugar mal.

Para el complemento, Walter Lemma (Quinteros está suspendido) mutó a línea de tres, para ganar pasada por las bandas (entró Véjar por Carmona) y ubicó a Costa en el medio, para generar algo más. Parraguez, la referencia en ataque, esperaba alguna pelota que le pudieran surtir. Bechtholdt no lo dejaba solo. En los 53′, casi Curicó amplía, pero el remate de García dio en un poste. El reloj pasaba y el marcador seguía con el 0-1.

Colo Colo tenía el control del balón porque Curicó le cedió terreno, sin embargo ese dominio era insulso. Tener la pelota no significa necesariamente pasarle por arriba al rival. Tampoco convertir al arquero en figura. No tiene sentido controlar el balón sin generar ocasiones claras de gol. La presencia de Matías Fernández, en el segundo tiempo, fue decorativa. Y apareció Blandi, para los 15′ finales. Nada.

A cinco del final, la lápida. Un cabezazo de Matías Cavalleri, tras centro de Parra, puso el 0-2 que selló una victoria importante para los torteros de cara a alcanzar un puesto en las copas.

En un momento tan complicado como el que atraviesa Colo Colo, ni siquiera puede cimentar una fortaleza jugando en casa. Ni la ruda ayuda: al Cacique le cuesta un montón hacerse respetar en Pedrero. Así es muy difícil.

Ficha del partido

Colo Colo 0: Cortés; Falcón (82′, Espinoza), Barroso, Insaurralde, De la Fuente (65′, Fernández); Alarcón, Carmona (46′, Véjar), Suazo; Costa, Parraguez (75′, Blandi) y Mouche. DT: W. Lemma.

Curicó Unido 2: Cerda; Buss, Bechtholdt, Rojas, Ibacache; Parra, Godoy, Cortés (90′+2′, Urzúa), García (67′, Corral); Harding (75′, Jaime) y Oyarzo (67′, Cavalleri). DT: D. Muñoz.

Goles: 0-1, 18′, Parra, tiro desde fuera del área que se desvía en Insaurralde; 0-2. 85′, Cavalleri, cabezazo tras centro de Parra.

Árbitro: H. Jona. Amonestó a Carmona, Alarcón, Barroso; Buss, Corral.

Estadio Monumental. Sin público. En cursiva, jugadores juveniles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.