Paulo Garcés celebra la victoria legal sobre la U: "Siempre supe que la cláusula era ilegal"

Paulo Garcés

Foto: Photosport.

El arquero analiza el dictamen de la segunda instancia del Tribunal de Asuntos Patrimoniales de la ANFP, que desechó la pretensión azul de cobrarle US$ 250 mil adicionales por su fichaje en Colo Colo.




Paulo Garcés experimenta sentimientos contradictorios. Por un lado, está preocupado por el futuro deportivo de Antofagasta, el club que integra y con el que brega por evitar el descenso. Los nortinos marchan penúltimos. Sin embargo, en el plano personal, celebra una significativa victoria. Ayer, la instancia de apelación del Tribunal de Asuntos Patrimoniales de la ANFP desechó la demanda de Universidad de Chile, que le reclamaba US$ 250 mil dólares adicionales por su paso a Colo Colo en 2014. Ello porque una cláusula en su contrato establecía que debía abonar el doble del costo que había pagado la U si fichaba por los albos o por la UC, sus principales rivales.

"Lo tomo con alegría. Con la tranquilidad de que mi abogado me decía lo correcto. Pasaron cinco años en esto. Fueron años de defensa por mi parte. Siempre pensamos que estábamos en lo correcto y que íbamos a luchar hasta el final para ganar este juicio. Independientemente del club que me haya demandado, se hace justicia. Es valorable que el tribunal haya respaldado la libertad de trabajo. Es un precedente para que no se vuelva a limitar. Siento que eso es lo importante. Había miedo, porque es un club muy grande. Jorge (Carrasco, su abogado) fue fundamental. El precedente es muy importante. Yo ya tengo 35 años. Esto es para los jóvenes", valora a La Tercera.

¿Por qué firmó esa cláusula en su contrato?

Hay cosas legales que uno no tiene en cuenta y no sabe. Nosotros somos futbolistas y hay cosas que escapan de lo que manejamos. Hay muchas cuestiones jurídicas de las que no sabemos nada. Yo siempre tuve la certeza. Por eso lo firmé. Siempre supe que la cláusula era ilegal. Fue lo que me dijo mi abogado, porque no te pueden privar la libertad de trabajo.

¿Nunca pensó en que ese acápite atentaba contra su libertad de trabajo?

Eso es lo que más defendimos. La libertad de decidir donde trabajar. Era lo que encontramos que estaba errado. Soy un agradecido de Jorge Carrasco, que me guió, que tuvo que ir un montón de audiencias para que esto saliera finalmente bien.

¿Qué le parece que los clubes aún incluyan esa cláusula en los contratos de los futbolistas?

Está mal.. Hay miles de otras que uno también queda para adentro. Los dueños de los clubes están en el derecho de decidir de lo que estimen, pero siempre que no vaya más allá de lo legal. Les aconsejo a quienes trabajan en el fútbol que se informen y pregunten a los abogados antes de firmar. Un niño que viene recién iniciándose y le ofrecen 150 mil por tres años va a firmar, pero al final no es lo ideal. Ahí tienen que estar estas personas.

Este fallo le sirve como aliciente para la lucha por la permanencia que está dando con Antofagasta.

Es un impulso, aunque siempre separé bien las cosas.. Estamos luchando en un puesto muy difícil, pero también sabemos que tenemos muchos partidos por disputar. En cada uno de nosotros está sacar esto adelante. Tenemos plantel, equipo. Esperamos llegar lo más arriba posible. Zafar lo antes posible para que no nos comencemos a complicar.

Curiosamente, la U está en la misma condición. 

Independientemente de los que están con nosotros peleando eso, uno pierde dos partidos y se mete abajo. Y si los gana, arriba. Cada partido tiene una importancia tremenda. La U es un equipo muy grande, que tiene la obligación de pelear por objetivos importantes. Pero siento que están con la fuerza para salir adelante.

¿Por qué cree que llegaron a esta situación?

De verdad no podría decir el motivo. Se hizo un torneo malo para ellos, lamentablemente, y para salir de ahí es distinto, duro. Nosotros jugamos hace poquito con ellos y llevan 35 mil personas. Es un equipo grande. No podría decir cuál es el motivo.

Comenta