Plantel de Lautaro de Buin: “La suspensión de nuestros partidos es una medida injusta, gravosa y desproporcionada”

El plantel de Lautaro de Buin manifestó su inquietud por no poder debutar en la B, tras las denuncias que enfrenta el Toqui en el Tribunal de Disciplina de la ANFP.

El plantel de Lautaro de Buin manifestó su inquietud por no poder debutar en la B. FOTO:DANIEL PINO/AGENCIAUNO

Los jugadores del Toqui manifestaron su molestia y preocupación, ya que no han podido debutar en la Primera B, debido a las denuncias en contra de la institución. Si bien reconocen que existen dobles contratos, aseguran que ese tipo de vínculos han estado y están presentes en todos los clubes del fútbol chileno.


El plantel de Lautaro de Buin salió al paso de los problemas que enfrenta su club en la ANFP, donde fueron denunciados por irregularidades en el contrato de Hans Martínez, entre otras acusaciones. Debido a eso, el Tribunal de Disciplina ha impedido su debut en la Primera B. Una situación que tiene a los jugadores del equipo muy preocupados, razón por la cual emitieron un comunicado.

“Como es sabido nos encontramos desde el comienzo del campeonato de este 2021 sin poder competir, habiéndonos suspendido todos los partidos hasta el momento por el Tribunal de Disciplina, sabiendo el impacto negativo que estos cambios e incertidumbre constante genera en nosotros y todo el grupo de trabajadores (utileros, cuerpo médico y técnico, etc.). Esto para nosotros significa, entre otras cosas, una desventaja deportiva, pero principalmente nos están prohibiendo la oportunidad de ejercer nuestra profesión de manera equitativa y competir en igualdad de condiciones con respecto al resto de las demás instituciones”, señala el escrito.

“Hemos sido pacientes aguardando la resolución que nos habilite o no a jugar, pero ha pasado ya casi un mes sin ningún tipo de solución, de una situación que le afecta a todo el fútbol chileno. De acuerdo a lo informado por nuestro abogado Mauricio Acuña y el abogado del Club, Alejandro Preuss, y lo que nosotros mismos hemos constatado, la causa por la cual nos están prohibiendo nuestro derecho a competir, es única y exclusivamente una presunción de que supuestamente el Club ha presentado en la ANFP documentos falsos o adulterados, siendo ello totalmente descartado, puesto que a ningún jugador del plantel se le ha falsificado o adulterado ningún contrato o documento”, agrega, en referencia al vínculo del defensa formado en Universidad Católica.

“Por lo mismo, no entendemos el motivo de la suspensión de nuestros partidos, una medida injusta y totalmente gravosa y desproporcionada, que nos provoca un perjuicio enorme y constante, puesto que la opinión pública se ha formado una falsa imagen de nosotros como deportistas y de nuestro Club”, complementa.

Los jugadores reconocen al existencia de los dobles contratos, señalan que aquello no constituye una irregularidad y que los han tenido en todos los clubes donde se han desempeñado: “Cabe señalar que, en lo relativo a lo que se conoce como anexos o dobles contratos, lo cual no significa en ningún caso falsificación de los mismos, es de público conocimiento que, en todos los clubes de nuestro país, incluso en el extranjero, constituye una práctica usual y arraigada en nuestro medio, que muchos jugadores, inclusive muchos de nosotros mismos, hemos incurrido en dicha práctica en nuestros clubes anteriores, lo cual consideramos normal, ya que en los mismos tenemos la posibilidad de agregar bonos, premios, incentivos, derechos de imagen, que en los contratos enviados a la ANFP nunca pactamos”.

“Por último, queremos en dejar en claro que, antes de ser deportistas somos personas que estamos yendo a entrenar todos los días preparándonos para competir, pero lamentablemente no vemos en la cercanía una solución. Como se imaginarán todo esto genera: ansiedad, malestar, incertidumbre en nosotros y en nuestras familias que como todos ustedes saben sufren tanto o más que nosotros las consecuencias de todo esto”, señala.

“Nos encontramos en un club en el cual al día de hoy nos han cumplido en la totalidad de sus obligaciones y lamentablemente no se está respetando lo que los jugadores del año pasado se ganaron en buena ley que es el derecho a competir durante el 2021 en la PRIMERA B dejando de lado evidentemente los derechos ganados en cancha, como así debería de ser siempre en el futbol y dejar intereses de lado que escapan a lo deportivo. Sin más que agregar, agradecemos vuestra comprensión y esperando una pronta y rápida solución para poder volver a encontrarnos en cancha y competencia como lo merecemos”, finaliza el escrito.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.