Quién es Marcell Lamont Jacobs, el italiano sucesor de Usain Bolt al que no conocían ni en su propio país

Lamont Marcell Jacobs, de Italia, celebra haber ganado la medalla de oro en los 100 metros planos. Foto: REUTERS/Lucy Nicholson

Sorprendió al mundo, incluso a sus compatriotas, al ganar la medalla de oro en los 100 metros planos y convertirse en el nuevo hombre más rápido del mundo. Sin embargo, poco y nada se sabe de él. Nacido en Estados Unidos, fanático de la Fórmula 1 y padre de tres hijos: esta es la historia del nuevo rey del esprint.


Al fin el mundo pudo conocer al sucesor de Usain Bolt. Marcell Lamont Jacobs, un italiano de 26 años, sorprendió a todos tras quedarse con la medalla de oro en los 100 metros planos de Tokio 2020, con un tiempo de 9′'80. No estaba en los planes de nadie que Jacobs se subiera a lo más alto del podio. De hecho, muchos de sus compatriotas ni siquiera sabían quién era.

El diario español La Vanguardia describe la escena. Lamont Jacobs cruza la meta por delante de F. Kerley (9′'84) y A. de Grasse (9′'89) y la algarabía se apodera de los periodistas italianos al igual que la confusión. Minutos antes, Gianmarco Tamberi había salido victorioso en el salto alto, lo que le daba a Italia dos medallas de oro en menos de diez minutos. Se entendía lo de Tamberi, quien para muchos debió ganar el oro en Rio 2016, pero ¿Jacobs? “Si apenas sabemos quién es... Nuestro hombre fuerte era Filippo Tortu”, comenta un corresponsal en Tokio al matutino ibérico.

“Sinceramente, creo que voy a necesitar una semana o algo así para entender lo que acaba de ocurrir. Ser campeón olímpico después de Bolt...”, declaró un emocionado Lamont Jacobs tras hacerse conocido mundialmente como el nuevo hombre más rápido del planeta. Quisieran o no, todos se grabarían su nombre a fuego tal como las venas se marcan en su protuberante musculatura.

Y es que poco se conocer de Marcell Lamont Jacobs, el nuevo portador del relámpago de Bolt, el nuevo hombre más rápido del mundo, el que le devolvió la velocidad a Europa tras Linford Christie en Barcelona 1992. Lamont es italiano pero nació en El Paso, Texas. Su padre, norteamericano; su madre, itálica. Apenas pasó unos cuantos meses en Estados Unidos cuando debió ir a Italia junto a su madre, específicamente a Brescia, cerca del lago Garda.

Por herencia de su padre, los deportes siempre estuvieron dentro de él. Como buen hijo de norteamericano, durante su infancia practicó baloncesto e incluso se dejó tentar por el fútbol, pero fue a los 10 años cuando la velocidad hizo su llamado y embaucó a Marcell Lamont por el resto de su vida. En 2011, para hacer buen uso de sus habilidades, probó el salto largo con bastantes buenos resultados: en 2016 ganó el Campeonato Italiano de Salto Largo y al final de 2017 alcanzó el décimo lugar del mundo del con un récord personal de 8.07 metros. Incluso rompió el récord nacional, pero no fue validado debido a las condiciones del viento que superaron los 2,8 metros por segundo.

Una lesión en la rodilla lo obligó a abandonar el salto largo y regresar a las carreras de esprint a partir de 2018, disciplina que terminaría catapultándolo al éxito mundial. En el Mundial de Atletismo de Doha, en 2019, rompió el récord italiano en el relevo de 4x100 metros con un cronómetro de 38′'11. Y este mismo, en Savona, se convirtió en el hombre más rápido de la historia de Italia con un registro de 9′'95.

Fanático acérrimo de la Fórmula 1 y del británico Lewis Hamilton, Lamont Jacobs ya es padre de tres hijos a sus 26 años de edad. Desde hoy en adelante siempre podrá contarles, con orgullo y satisfacción, que una vez fue el hombre más rápido del mundo entero.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.