Recordando a un gigante: el legado de Carlo de Gavardo a cinco años de su partida

El Cóndor de Huelquén hizo escuela en el motocilcismo nacional. Sus destacadas participaciones en el Dakar y su consagración en la Copa del Mundo de Rally Cross Country son solo parte de sus logros más destacados.




Mientras el país se alistaba para ver la final de la Copa América entre Chile y Argentina, el mundo del deporte nacional recibía un duro golpe: la muerte de Carlo de Gavardo. Fue ese histórico 4 de julio de 2015, y tal vez partió sin el reconocimiento que un deportista de su talla merecía. A cinco años de esa fecha, repasamos parte del legado de un piloto que no solo destacó gracias a sus éxitos deportivos, sino que también con su calidad humana.

Maestro del Enduro

El Cóndor de Huelquén fue un líder desde sus inicios. Entre los años 1986 y 1994 no tuvo rivales en el motociclismo local. Se coronó nueves veces seguidas como campeón de Enduro. Así, comenzaron sus apariciones a nivel internacional, en las que destacan, en esta modalidad, una importante medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Enduro en Tulsa, Oklahoma, en 1994.

Premio Fair Play

Carlo de Gavardo destacó por su humanidad dentro del motocilcismo mundial. En 1996 obtuvo el Premio Fair Play, otorgado por el Comité Olímpico Mundial. Recordada es la situación que vivió junto al mongol Shagdarsuren Erdenebileg. “Estoy vivo gracias a Carlo”, reconoce el piloto asiático; esto porque el chileno lo asistió tras sufrir una grave caída que le produjo una seria lesión cervical, en el Master Rallye de ese año.

Pionero en el Dakar

Fue el primer motociclista nacional en participar en el Rally más extremo del mundo. Ahí, sus actuaciones ya tomaron otra dimensión. El de Huelquén ya llenaba portadas y sus hazañas en tierras lejanas eran conocidas por todos. En 1996 fue su primera participación, mientras que en 2001 fue su mejor registro. En esa oportunidad se subió al podio con un histórico tercer lugar. Carlo de Gavardo ponía a Chile como protagonista mundial de la actividad. En 2006 también destacó con un quinto puesto y una polémica penalización.

Foto: AFP

Un campeón del mundo

Ese 2001 fue mágico para el piloto chileno. A su ya mencionada hazaña en el Dakar, se suma su título en la Copa del Mundo de rally cross country, de la Federación Internacional de Motociclismo. En esa oportunidad sostuvo una inolvidable lucha con el piloto italiano Fabrizio Meoni. Finalmente el Condor se quedó con la gloria. Como si fuera poco, también repitió la corona en 2004 y 2005.

Su arribo a los autos

Luego de un séptimo lugar en 2007 en el Rally Los Faraones de Egipto y tras la llegada del Rally Dakar a este lado del mundo, de Gavardo decide dar un giro y subirse a las cuatro ruedas. Su primera actuación en esa especialidad del Dakar fue en 2008, la que se suma a las de 2009 y 2010.

Comenta